1

Se enfrentan los navegadores

Internet Explorer por fin recibe una renovación que lo pone a la altura de sus rivales, pero Firefox y Opera no se han quedado paralizados.

Por Erik Larkin

Desde mediados de la década de los 90 la competición entre los navegadores de la Web no había sido tan feroz, pero ahora se está intensificando aun más mientras Microsoft, Mozilla y Opera preparan nuevas versiones de sus programas.

Con la versión 7 del Internet Explorer, los programadores de Microsoft han hecho cambios serios en el navegador, al que han dotado de características populares como la navegación por medio de indicadores o pestañas, además de mejor seguridad, lo que ha acortado la ventaja que le llevaban sus rivales. Sin embargo, aunque las nuevas versiones de Firefox y Opera incluyen cambios que son en su mayoría incrementales, éstos bastan para mantenerlos delante del IE.

Pusimos a prueba IE 7 Beta 1, Firefox 1.5 Release Candidate 1 y Opera 9 Preview 1. Las versiones beta de Firefox (www.pcwla.com/buscar/06010101) y Opera (www.pcwla.com/buscar/06010102) se pueden bajar desde la Internet, aunque Opera no está dando publicidad a esta versión temprana de prueba; sus versiones finales deben estar disponibles para cuando este número llegue a sus manos. Por otra parte, IE 7 beta no estará disponible para bajarlo hasta principios del próximo año.

RENOVACIÓN DEL IE

Los cambios en el IE deberían haberse hecho desde hace tiempo, y el navegador sigue siendo una obra en curso ya que el código final no saldrá al mercado hasta el 2006. Pero tal como están las cosas, muchas de sus características nuevas todavía no igualan la funcionalidad ya presente en los otros navegadores.

La nueva versión del IE finalmente permitirá abrir varias páginas de la Web en pestañas dentro de la misma ventana, una posibilidad que Firefox y Opera ya han venido ofreciendo desde hace tiempo. Por ahora, sin embargo, esto funciona solamente en una forma básica. Microsoft dice que tiene más en el tintero, incluso una opción para ver todas las pestañas en un esquema de miniaturas en una sola página (ausente en Firefox y Opera). Sin embargo, la capacidad para reestructurar las pestañas usando el método de arrastrar y soltar, algo que Firefox ya in-cluye y disponible desde hace tiempo en Opera 8.5, probablemente no se ofrecerá en el IE, dice Gary Schare, quien dirige el equipo de administración de proyectos del IE 7.

IE 7 permite encontrar y marcar un fuente de noticias RSS en cualquier página determinada de la Web, pero una vez que usted se haya suscrito no tendrá manera de ver un avance rápido de los titulares de la fuente (como se puede hacer con los marcadores de página Live Bookmarks de Firefox), así que perderá una parte importante de la utilidad del RSS.

El diseño del IE también ha cambiado y ahora se parece más al de sus rivales. Se incluye un cuadro de búsqueda integrado como el de Firefox y Opera, y la barra de herramientas del IE 7, así como la distribución de los botones son más compactos.

Además, IE 7 y la nueva versión de Firefox ofrecen una manera fácil de borrar los datos personales acumulados durante la navegación –incluidos el caché, el historial y los datos guardados en formularios en línea que usted ha llenado- mediante una opción de menú. La función ya existe en Opera 8.5.

Microsoft también ha reforzado la seguridad de otras maneras. Por ejemplo, un filtro adicional contra el phishing advierte a los usuarios cuando visitan un sitio del que se sabe que usa trucos de phishing o que tiene el potencial de hacerlo, una función que anteriormente estaba disponible solamente por medio de barras de herramientas hechas por terceros. También se ofrece un administrador de complementos que deja algunos controles de ActiveX activos, pero que puede inutilizar el acceso del IE a otros, como los que se encuentran dentro del sistema operativo de Windows, que los criminales pudieran manipular para hacerse del control de su PC. Microsoft dice que también ha modificado el código del IE para hacer más difícil a los hackers aprovecharse de sus debilidades.

Los cambios suenan prometedores, pero ya veremos qué pasa cuando los consumidores comiencen a usar IE 7 y el nuevo navegador se convierta en el blanco de los autores de programas maliciosos.

FIREFOX RECIBE ACTUALIZACIONES AUTOMÁTICAS

Firefox causó sensación con su versión 1.0 inicial en noviembre de 2004. Con más de 100 millones de descargas desde entonces, Mozilla Foundation ahora está tratando de repetir ese éxito con la versión 1.5, que no incluye cambios radicales en el navegador de código abierto, pero que tiene algunas mejoras incrementales, como la posibilidad de reorganizar las pestañas usando el método de arrastrar y soltar.

Los cambios más apreciados por los usuarios probablemen-te serán las actualizaciones automáticas del navegador. El antiguo procedimiento de actualización de Firefox era más parecido a una reinstalación total; el nuevo proceso es simple y fluido.

Aparte de la conveniencia, hacer las actualizaciones más rápidas y más fáciles puede contribuir a la seguridad, que últimamente se ha convertido en un problema para Firefox. Con el nuevo enfoque, más usuarios recibirán e instalarán actualizaciones, ayudando así a minimizar el número de sistemas vulnerables. Los defectos críticos descubiertos en 2005 han demostrado las vulnerabilidades de Firefox, aunque el navegador todavía es mejor que el IE en ese aspecto. En un estudio reciente, la compañía de software y análisis de seguridad Secunia encontró que Firefox tenía 3 riesgos de seguridad sin reparar de 25 problemas descubiertos, comparado con 20 riesgos abiertos entre 86 encontrados para el IE. Opera les ganó a los dos, ya que de los 8 agujeros detectados, no queda ninguno por reparar. Por supuesto, cuando los navegadores ganan popularidad también se convierten en blancos más atractivos.

Muchas extensiones del na-vegador (complementos que agregan nueva funcionalidad) ya tienen actualizaciones para la nueva versión, que comprueba automáticamente si existen nuevas versiones cuando el navegador se pone en marcha. Pero hay muchas que todavía no trabajan con la versión 1.5. Los guiones actuales para el popular complemento Greasemonkey no trabajan en la versión 1.5, por ejemplo, y los usuarios tendrán que esperar hasta ver cuáles autores actualizarán sus complementos y cuándo.

OPERA AVANZA

El cambio más importante en Opera ocurrió en septiembre, cuando la compañía eliminó los anuncios de la interfaz de su navegador gratuito. Según la compañía, más de 3 millones de usuarios nuevos bajaron el navegador en las próximas tres semanas, lo que cuadruplicó el número usual. Pero Opera todavía tiene una fracción de los usuarios que tiene Firefox.

La próxima versión 9 ofrecerá varios elementos interesantes para los aficionados de Opera. Los usuarios ahora podrán escoger los sitios de la Web que pueden ejecutar JavaScript o mostrar imágenes, y su impresionante administrador de RSS incorporado ahora es compatible con Atom 1.0 (un protocolo más nuevo que desempeña funciones similares a las de RSS).

Aunque nos fue imposible probar esta característica, la compañía dice que la versión final también podrá utilizar widgets, pequeños programas externos que usan el motor de Opera y que pueden ejecutar en el escritorio. Los widgets existentes para otros programas pueden mostrar la información del tiempo, webcams y mucho más.

La mayoría de los cambios restantes tienen que ver con el diseño y la distribución de la página. Esto puede ser porque Opera, un conjunto que incluye un cliente de correo electrónico, ya tiene muchos de los beneficios que se están agregando a IE y a Firefox. Pero como muchas páginas de la Web son probadas exclusivamente con Internet Explorer (o están escritas para este navegador), que tiende a hacer caso omiso de las directivas del consorcio de la Web, los programadores de Opera, que tanto se rigen por las normas, deben trabajar arduamente para asegurar que las páginas luzcan bien en su navegador. La compañía continuará la práctica de “remendar sitios”, mediante la cual distribuye automáticamente JavaScript especial a su navegador para corregir el diseño de los sitios que no se muestran correctamente.

NAVEGACIÓN POR VENIR

Las nuevas guerras de navegadores todavía están en sus primeras etapas y aunque IE ha ido perdiendo su porción del mercado durante el año pasado, se mantiene en una posición dominante. A partir de octubre, casi el 81 por ciento de los estadounidenses usaban IE y el 14 por ciento Firefox, según OneStat.com, una compañía de análisis de la Web. Solamente un pequeño porcentaje de personas usaba Opera, Netscape y todos los demás navegadores combinados.

El número de usuarios que se cambian a Firefox se ha reducido recientemente después del inesperado éxito de su debut, lo cual lleva a algunos expertos a sugerir que solamente un número finito de personas está dispuesto o es capaz de probar un navegador alterno. “Para muchos, Internet Explorer simplemente no está roto”, dijo Geoff Johnston, un analista de la firma WebSideStory, en un comunicado de prensa.

Esos usuarios pudieran tener muchas menos razones para cambiarse cuando aparezca el IE 7. En ese momento, IE, Firefox y Opera tendrán características similares e interfaces bastante parecidas.

LA OPCIÓN DEL CONSUMIDOR

A fin de cuentas, está es la guerra perfecta porque nadie pierde. Si usted usa IE y no quiere molestarse con una de las opciones más ricas, por fin tendrá algunas de las funciones que los fanáticos de otros navegadores tanto elogian, y encima con más seguridad.

Si quiere algo más de su navegador, y usted es un tipo arriesgado, pudiera optar por Firefox o por Opera.

La enorme lista de complementos de Firefox le permitirá cambiarlo y ajustarlo a su gusto. Esa es una idea atractiva, pero en la práctica requiere bastante tiempo y esfuerzo.

Opera es diferente. Viene con varias características avanzadas que usted solamente puede conseguir en Firefox con la ayuda de complementos y que IE no tiene. Sin embargo, Opera no planea ofrecer extensiones como lo hace Firefox, así que si no hace algo que us-ted quiere, mala suerte.

Pero tener opciones es magnífico para los consumidores. ¡Viva la diferencia!

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *