1

ATI no da en el blanco con su primer CrossFire

Como la SLI de nVidia, CrossFire requiere una tarjeta madre con dos ranuras.

Casi un año después de que nVidia se ganara la admiración de los entusiastas de los gráficos con su tecnología SLI con doble tarjeta de gráficos, ATI ha presentado su propia plataforma de alto nivel para dos tarjetas. Las pruebas que realizamos con las tarjetas de preproducción muestran que la nueva tecnología, llamada CrossFire, es prometedora, pero que actualmente tiene limitaciones de diseño y –por el momento– un desempeño inferior.

Como la SLI de nVidia, CrossFire requiere una tarjeta madre con dos ranuras. ATI aconseja que se usen tarjetas madres que todavía no están disponibles y que se basan en su propio conjunto de chips Xpress 200 (las pruebas que realizamos fueron llevadas a cabo con una tarjeta madre de referencia provista por ATI). Sin embargo, ATI dice que las tarjetas madres basadas en el conjunto de chips Intel 955X con dos ranuras PCIE de x16 también deben producir resultados satisfactorios.

Para hacer que el esquema de dos tarjetas de ATI funcione usted necesitará una de sus tarjetas de gráficos existentes de la serie Radeon 850 u 800 (que actuará como esclava) y una nueva tarjeta de CrossFire Edition (que funciona como principal). Pusimos a prueba un modelo de alto nivel ATI Radeon X850 XT CrossFire Edition, en combinación con una Radeon X850 XT. La tarjeta principal dispone de un chip de combinación y una entrada DVI especial para conectar las dos tarjetas por medio de un cable externo. Este enfoque es inferior al de nVidia, que utiliza un puente SLI interno para conectar las dos tarjetas.

Aunque las dos tarjetas de gráficos Radeon X850 XT son capaces de funcionar a la resolución de 2.048 por 1.536 cuando trabajan solas, su resolución máxima en la instalación de doble tarjeta fue de sólo 1.600 por 1.200. Y el índice de regeneración descendió al nivel de 60Hz, que es aceptable para un LCD pero causa un parpadeo considerable en un monitor CRT. ATI dice que estas limitaciones no deben afectar a la gran mayoría de los usuarios y prevé que desaparecerán en la próxima generación de tarjetas de CrossFire Edition.

También notamos limitaciones en el desempeño de CrossFire, especialmente cuando se compara con los resultados de una versión individual de la mejor tarjeta de nVidia. Las evaluaciones realizadas por el Centro de Pruebas de PC World encontraron que la instalación de doble tarjeta Radeon X850 XT generalmente superó a la de una sola tarjeta X850 XT, pero casi siempre quedó detrás de nuestra veloz tarjeta de referencia GeForce 7800 GTX.

Por ejemplo, en nuestra prueba con Far Cry a 1.600 por 1.200 de resolución con el alisamiento de bordes desactivado, las dos tarjetas de ATI produjeron 81 cuadros por segundo. Esta cifra fue muy superior al máximo de 75 cps de la X850 XT individual, pero no alcanza a la GeForce 7800 GTX, con sus 84 cps.

Con el alisamiento de bordes activado, la delantera de la tarjeta de nVidia en Far Cry se incrementó significativamente, ya que alcanzó 51 cps comparado con los 22 cps de la Radeon X850 XT individual y los 27 cps alcanzados por las tarjetas dobles.

La GeForce 7800 GTX también derrotó a ambos modelos de ATI en nuestra prueba con Doom 3 a la resolución de 1.600 por 1.200 sin alisamiento de bordes. Pero con el alisamiento activado, la instalación X850 XT doble produjo 64 cps mientras que la GeForce 7800 GTX generó 49 cps y la Radeon X850 XT individual alcanzó 35 cps.

Aplace las mejoras

Es posible que usted esté ansioso por salvar la inversión que hizo en una tarjeta de alto nivel de la serie ATI Radeon 800, pero por el momento no le podemos recomendar que se cambie a la CrossFire. Para la mejor resolución y desempeño gráfico, su mejor opción es una tarjeta basada en el chip nVidia GeForce 7800 GTX. No obstante, no estamos dispuestos a descartar a CrossFire enteramente: esta tecnología pudiera ser más interesante cuando se combine con la próxima generación de tarjetas de ATI, que deben estar disponibles cuando este número salga a la calle.

Danny Allen

Desafortunadamente, conectar las dos tarjetas en la ATI Radeon X850 XT CrossFire Edition requiere el uso de un cable externo.

Gráficos mezclados

Cuando usted arma una PC que usa dos tarjetas de gráficos, su primera decisión de compra es elegir entre CrossFire de ATI y SLI de nVidia, ya que las tarjeta madres existentes son incompatibles con estas dos tecnologías. Intel está a punto de cambiar la situación.

El conjunto de chips 975X, que Intel todavía no había anunciado y que se espera para principios de 2006, será el primero en aceptar las tecnologías CrossFire y SLI, así que usted no tendrá que usar una sola marca de tarjetas de gráficos mientras tenga esa PC. ATI y nVidia obtendrán beneficios con esta decisión, pero como la tecnología CrossFire está menos establecida tiene mucho más que ganar, dice Jim McGregor, editor de Microprocessor Report.

"Intel es el mayor productor de conjuntos de chips y realmente son los únicos que pueden nivelar el terreno de juego", dice McGregor. Sin embargo, él espera que las tarjetas de gráficos dobles sigan siendo una característica utilizada mayormente por los entusiastas. "Realmente no me parece que llegarán al gran público".

Tom Mainelli

ATI Radeon X850 XT CrossFire Edition

ATI Tecnologies

Producto de preproducción, no ha sido calificado

La tecnología de gráficos con doble tarjeta de ATI es prometedora, pero el modelo de la primera generación tiene limitaciones de diseño y un desempeño inferior.

Precio comercial: US$449

find.pcworld.com/49866

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *