1

Diez mitos de la HDTV

El mundo de la televisión de alta definición puede ser tan confuso como atractivo. Si usted está listo para dar el salto, aquí tenemos la información que necesita.

Por Yardena Arar

Los televisores de plasma se destacan por su belleza y brillantez, pero sufren de muerte prematura. Todos los programas de televisión emitidos en alta definición se ven igualmente nítidos y esplendorosos. La mayor resolución de un modelo de alta definición con 1080p significa que los programas y los DVD siempre se verán mejor que en un aparato más ordinario de 720p.

¿Son verdades como templos las anteriores afirmaciones? Nada de eso. Son sólo ejemplos de los muchos factoides, medias verdades y mitos populares que pueden complicar la selección y el deleite de un televisor de alta definición, y en algunos casos hacerlos innecesariamente costosos.

Con la intención de disipar estos mitos, consultamos a un equipo estelar de expertos de HDTV. Su desafío era identificar y desacreditar los conceptos erróneos, problemáticos, costosos y generalizados sobre la televisión de alta definición, desde los fundamentos de su transmisión hasta los misteriosos secretos del hardware. Aquí exponemos las realidades que usted necesita saber para tomar las decisiones correctas. Armado con esta información, usted sabrá a qué atenerse cuando decida explorar el mundo de la HDTV.

“LO ÚNICO QUE NECESITA PARA RECIBIR PROGRAMAS DE ALTA DEFINICIÓN ES UN TELEVISOR DE HD”

Ni lo sueñe: Para disfrutar de las imágenes vibrantes y del sonido Dolby 5.1 de un verdadero televisor de alta definición se necesitan varias cosas, y una de ellas es un aparato listo para HD (una pantalla capaz de aceptar el formato HD como entrada y mostrarlo a una resolución mínima de 720 líneas de barrido progresivo o vídeo no entrelazado).

Primero, el programa debe estar grabado en alta definición y éste no siempre es el caso, incluso cuando se asegura que lo es. Bjorn Dybahl, propietario de Bjorn’s, una tienda de audio y vídeo de alto nivel en San Antonio, Texas, dice que ha visto muchas transmisiones deportivas de alta definición que se muestran parcialmente en la definición estándar porque el productor emplea algunas cámaras que no son de HD. Y aunque el canal digital TNT actualmente presenta el programa Ley y orden en alta definición, los primeros episodios no fueron grabados en HD; como resultado, en esos episodios se puede ver un programa normal de 4:3 que ha sido estirado para presentarlo en un tamaño de alta definición. En verdad, no lucen nada bien.

Segundo, el programa debe ser transmitido en su formato de alta definición por una estación que usted pueda recibir, ya sea por el aire o a través de su proveedor de cable o de satélite (cuando se anuncie “Mostrado en alta definición donde esté disponible” no quiere decir que esté disponible para usted).

Tercero, usted necesita un receptor de HD para procesar la señal. Un aparato que tenga el sintonizador ATSC integrado puede mostrar las transmisiones de HD recibidas por el aire con sólo agregarle una buena antena. ATSC, cuyas siglas en inglés significan Advanced Television Standards Committee (Comité de normas de televisión avanzadas), es el grupo que define los 18 formatos del futuro sistema de televisión digital, de los cuales sólo 8 son considerados de alta definición (y, a propósito, no existe nada que se pueda llamar una antena para alta definición; solamente hay antenas normales). Si su televisor HD tiene la función de imagen en imagen (“picture-in-picture”), usted no podrá ver las dos imágenes simultáneamente en alta definición a menos que su aparato tenga dos sintonizadores ATSC.

Un televisor listo para HD no viene con el sintonizador, así que usted tendrá que comprar una caja de conexión, o una caja de HD de su servicio de cable o de satélite que lo tenga. Independientemente del tipo de caja, hay que asegurar que la salida digital de la misma esté conectada al televisor listo para HD. “Mucha gente compra un televisor HD y una caja de conexión HD, pero luego terminan conectando la salida analógica de la caja de conexión”, explica Jeff Cove, vicepresidente de tecnología y alianzas de Panasonic.

Por último, usted debe sintonizar su televisor HDTV en un canal de alta definición que realmente transmita contenido en HD. Recibir transmisiones analógicas de su estación afiliada local en su caja de conexión HD de cable no significa que los programas que verá sean en alta definición.

“MIENTRAS MÁS GRANDE SEA EL TELEVISOR HD, MEJOR SE VERÁ”

El tamaño grande no le servirá de nada si usted se sienta tan cerca del aparato que puede ver todos los píxeles o las líneas de resolución. Por lo general, cuando se mira un aparato HDTV de 720p uno no debe sentarse a menos del doble de la dimensión diagonal de la pantalla.

Por otra parte, si se sienta demasiado lejos de un televisor de alta resolución, los beneficios especiales podrían desaparecer. “En muchos de los casos, lo que limita la resolución es el ojo humano”, dice Larry Weber, presidente electo de la Society for Information Display (Sociedad para la presentación de la información), un grupo de profesionales de la industria de las pantallas. A una distancia de 3 metros de la pantalla, el ojo no puede detectar píxeles de menos de un milímetro; así que si usted mira una pantalla de 37 pulgadas (aproximadamente 1 metro) desde esa distancia, no notará una diferencia muy grande entre una imagen de alta definición y otra de definición estándar.

El contenido también afecta la calidad de la imagen que el ojo puede percibir. Los televisores digitales tienen pantallas de píxeles fijos, es decir, la resolución de la pantalla está implementada en circuitos electrónicos permanentes, de manera que el contenido debe ser adaptado a la resolución del aparato. No es de sorprender, por lo tanto, que la mayor parte del contenido que se presenta en la televisión sea más atractivo cuando se muestra en su resolución nativa. Es por eso que las actuales películas en DVD, que reproducen el filme original a 480 líneas de vídeo en barrido progresivo, se ven mejor en un televisor de definición mejorada (EDTV) que en un HDTV, pues la EDTV tiene la misma resolución de pantalla (480p) de los DVD, mientras que la HDTV tiene que cambiar el tamaño de la imagen a 720p o 1080p (según el aparato), lo que generalmente se hace por medio de la interpolación con software.

Por el contrario, para mostrar la programación de HD, un EDTV tiene que eliminar líneas de contenido (también empleando la interpolación con software), y en las pantallas más grandes la pérdida de calidad pudiera ser bastante evidente.

“MIENTRAS MAYOR SEA LA RESOLUCIÓN DE LA PANTALLA, MEJOR SERÁ LA CALIDAD DE LA IMAGEN DE UN TELEVISOR HD”

Casi todos los televisores HD de hoy tienen pantallas de 720p, pero algunos fabricantes están comenzando a ofrecer modelos de 1080p, ya sean LCD o modelos de proyección trasera a través de una micropantalla (LCD, LcoS, DLP). Por el momento, no existen modelos de plasma con resoluciones de 1080p (aunque se han anunciado algunos con pantallas aun mayores). Estos aparatos definitivamente serán mejores para manejar el contenido de 1080p, cuando éste llegue. Pero los programas de hoy en HDTV son transmitidos en formatos 720p o 1080i; nadie transmite en 1080p por problemas en el ancho de banda. Algún día las películas podrían estar disponibles en medios ópticos de 1080p, pero Hollywood no se ha decidido por una norma para el hardware de la próxima generación (Blu-ray o HD-DVD), y mucho menos por un formato para el contenido.

La falta de contenido para 1080p es una de las razones por la que algunos fabricantes no acaban de presentar modelos para esa resolución. Pero aquellos que ya venden televisores 1080p observan que algunos programas en HDTV ya son transmitidos en 1080i y que ese contenido posiblemente se verá mejor a 1080p porque debe adaptarse menos la imagen (por otra parte, el contenido en 720p tiene que ser ampliado para llenar una pantalla de 1080p). Una vez más, la clave está en la capacidad del ojo humano: usted probablemente notará la resolución superior de 1080p únicamente si se sienta muy cerca del aparato o si tiene una pantalla extremadamente grande.

“CON EL CAMBIO A LA HDTV HAY QUE RENUNCIAR A LA FLUIDEZ DE LOS MOVIMIENTOS QUE DISTINGUE A UN CRT”

Claro que no. Usted puede comprar un televisor CRT de alta definición y se ahorrará mucho dinero si lo hace, porque son más económicos que los televisores LCD y de plasma de tamaño similar. Pero también se quedará sin la elegancia de una pantalla plana LCD o de plasma. Si usted quiere, no obstante, tener ese delgado diseño, sepa que los LCD tienen dificultad para interpretar el movimiento fluido como resultado de los lentos tiempos de respuesta de esta tecnología. Las pantallas de plasma y DLP no son susceptibles a esta limitación tecnológica.

“LA PANTALLA ‘QUEMADA’ ECHARÁ A PERDER SU TELEVISOR DE PLASMA EN MENOS DE UN AÑO”

Las pantallas de plasma han avanzado mucho desde los tiempos en que sólo las veíamos en los aeropuertos, donde estaban encendidas constantemente para mostrar la información formateada de los vuelos y sufrían de “burn-in”, es decir, imágenes fantasmas que permanecen en la pantalla aun cuando ya no están siendo transmitidas.

Hoy, los fabricantes calculan en 60.000 horas la expectativa de vida de sus televisores de plasma de alta calidad. Esto equivale a más de 20 años de uso si usted ve la televisión 8 horas al día, los 365 días del año; es casi la misma duración que se espera de los LCD y los CRT (estos últimos son igualmente susceptibles al efecto “burn-in” (o quemado) porque, como los aparatos de plasma, utilizan sustancias fosfóricas).

Entonces ¿qué ha cambiado? Las mezclas de sustancias fosfóricas y gases en los nuevos paneles de plasma reducen mucho el riesgo de “quemarse”, y algunas pantallas utilizan software para evitarlo. “Si no le preocupa que se ‘queme’ su CRT, tampoco se debería preocupar por su televisor de plasma”, dice Larry Weber, de la Society for Information Display.

“LOS BRILLANTES LCD SE VEN BIEN EN CUALQUIER PARTE, Y USAN MUCHO MENOS ENERGÍA QUE LOS MODELOS DE PLASMA Y CRT”.

Es cierto que los LCD son luminosos, por lo cual son una buena opción si usted ve la televisión en una habitación bien iluminada. Pero si usted prefiere bajar las luces para ver sus programas favoritos, probablemente no querrá tener la pantalla más brillante del barrio y los modelos de plasma y CRT ofrecen una capacidad superior para manejar el color sin los problemas con el tiempo de respuesta (y los consiguientes artefactos que introduce en el movimiento) que han afectado desde hace tiempo a los LCD.

En cuanto al consumo de energía, un estudio realizado por la Green Purchasing Network de Japón –una organización que se dedica a inculcar en los consumidores, empresas y gobierno la idea de comprar artículos que sean más beneficiosos para el medio ambiente– concluyó que el consumo energético de las pantallas de plasma, los CRT y los LCD convencionales en las situaciones reales es prácticamente igual. Sin embargo, se espera que la próxima generación de LCD que utiliza la iluminación de fondo a base de LED, tendrá no sólo un color mucho mejor sino que también consumirá casi el doble de los LCD tradicionales del mismo tamaño.

“ESTOS COSTOSOS TELEVISORES LUCEN TAN BIEN, TAL COMO VIENEN DE FÁBRICA, QUE SERÍA UN DESPERDICIO PAGARLE A UN PROFESIONAL UNA PEQUEÑA FORTUNA POR LA CALIBRACIÓN DEL APARATO”

Esto es incierto por partida doble. Es más que sabido en el mundo de la televisión que los fabricantes suelen vender sus aparatos ajustados al nivel de brillantez más alto posible, ya que esta cualidad atrae a los compradores en las tiendas. Sin embargo, en la casa muchas personas ven la televisión en condiciones de poca iluminación y un aparato muy brillante pudiera parecer inapropiado. Además, el televisor pudiera llegar con los colores no muy exactos de fábrica. Por consiguiente, casi cualquier televisor se beneficiará de la calibración. Un calibrador profesional tiene herramientas que le dan acceso a ajustes que la mayoría de nosotros no podemos alcanzar (y tampoco debemos, ya que no sabríamos qué hacer con ellos) . También es cierto que los profesionales cobran unos cuantos cientos de dólares por sus servicios, y usted pudiera obtener resultados razonablemente buenos con programas como el DVD Essentials, que tiene un precio de US$40).

“TODA LA PROGRAMACIÓN QUE REALMENTE ES EN ALTA DEFINICIÓN SE VE MAGNÍFICA”

Esto nos lleva a un pequeño secreto de las transmisiones en alta definición: todos los programas en HDTV son comprimidos, algunos a un grado mayor que otros.

La FCC asigna a cada estación de televisión suficiente espectro radial para transmitir un poco más de 19 megabits por segundo de información, pero las estaciones no están obligadas a dedicar todo su espacio a un solo programa de alta definición. Pueden, por tanto, comprimir un programa de HD lo suficiente como para dejar espacio para dos transmisiones simultáneas de definición estándar, una práctica conocida como transmisión múltiple (en inglés, “multicasting”).

La norma ATSC incluye la posibilidad de codificar el vídeo usando MPEG2, pero no dice nada de los niveles de compresión. La transmisión de un vídeo MPEG2 sin comprimir requeriría 885 mbps (para el contenido en 720p) o 995 mbps (para el de 1080i). Una estación que transmita un solo programa de HD solamente le puede dedicar 18 mbps, dice el consultor de HDTV Peter Putman; y para llegar a esa cifra, las emisoras tienen que usar una tasa de compresión de 49:1 para 720p y de 55:1 para 1080i.

Si una estación utiliza su ancho de banda para transmitir tanto un programa de HD como uno estándar, el programa de HD debe caber en 13 a 14 mbps. Y una estación que transmita dos canales de definición estándar junto con el canal de HD debe usar tasas de compresión de casi 66:1. Una compresión tan alta produce artefactos que quizá no se noten en un aparato CRT pequeño, pero pueden ser bastante obvios en una pantalla grande de píxeles fijos. Entre ellos están el efecto de ruido de mosquito, esos puntos pequeños que parecen rodear la cabeza de una persona; y los errores de macrobloque, similares a los que se ven en los juegos de vídeo de movimiento rápido en una PC que no tiene suficiente capacidad para gráficos.

Usted puede hacerse una idea del nivel de compresión que utiliza una estación nada más viendo si ésta realiza transmisiones múltiples. Por lo general, los proveedores de cable y satélite comprimen más sus programas de HD que las emisoras que transmiten por el aire. Aunque tienen más ancho de banda a su disposición que las estaciones terrestres, estos servicios de televisión por pago lo necesitan para enviar las docenas de canales que sus suscriptores esperan (para no hablar de otros extras, como el acceso a la Internet). Dish Network ha dicho que debido a las limitaciones de ancho de banda cambiará gradualmente a todos sus clientes a equipos compatibles con la codificación MPEG4, que es mucho más eficiente que MPEG2. Pero, a veces, la solución no está en manos del servicio. Los proveedores de contenido de TV por pago, como Discovery, ESPN y HBO, también comprimen sus programas antes de enviarlos a los servicios de cable y de satélite.

“LA TELEVISIÓN DE DEFINICIÓN ESTÁNDAR NO SE PUEDE VER EN HDTV”

Bueno, esto es un caso de exageración, no un simple invento. Es cierto que la programación estándar nunca lucirá tan bien como la de alta definición en un televisor HDTV por los problemas de conversión explicados arriba. Pero los fabricantes se esmeran por mejorar la experiencia de ver la programación estándar en los aparatos de HD, y el éxito de estos intentos varía entre productores y productos. Así que si piensa ver la televisión de definición estándar en un aparato de HD, haga sus propias pruebas antes de comprar.

“CUANDO COMIENCE LA CONVERSIÓN DIGITAL, TENDRÉ QUE DESHACERME DE TODOS MIS TELEVISORES ANALÓGICOS”

Aunque esto no es estrictamente un problema de la HDTV, es un concepto erróneo muy común que se tiene de la transición al sistema digital, que el Congreso de EE. UU. parece estar empeñado en terminar para el 2008. En ese momento, los televisores más antiguos no podrán recibir señales del aire sin ayuda, pero todavía se podrán usar conectándolos a convertidores digital-analógico baratos. Y las cajas de conexión de cable y satélite todavía funcionarán porque el proveedor del servicio se ocupará de la conversión. Por supuesto, con un televisor analógico usted no podrá ver el contenido en alta definición.

Tal vez no sean éstos los únicos mitos que usted encuentre mientras busca el televisor de alta definición perfecto, y no puede confiarse de todo lo que oye (o ve) en una tienda. Por eso es esencial analizar con cuidado sus opciones antes de comprar un televisor que probablemente será el más caro que ha comprado. Y esa sí es una verdad como un templo.

Yardena Arar

“Los brillantes LCD se ven bien en cualquier parte”

“Cuando comience la conversión digital, tendré que deshacerme de todos mis televisores analógicos”

Sitios Web de HDTV

Recursos en línea para alta definición

La alta definición sigue evolucionando, por lo cual es importante mantenerse al día. La Asociación de Electrónica para el Consumidor ofrece una guía muy útil sobre HDTV (find.pcworld.49884). Para leer otras opiniones del consultor Peter Putman, visite su sitio HDTVExpert.com (www.hdtvexpert.com). Usted podrá intercambiar ideas sobre la alta definición, desde las tecnologías hasta la recepción local, con los integrantes del foro High Def Forum (www.highdefforum.com).

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *