1

¡Limpiadores de mugre!

Haga que su PC funcione como cuando era nueva con estas sugerencias para limpiar fácilmente la porquería que se acumula en Windows, las aplicaciones y el hardware.

No, usted no está imaginando cosas: es cierto que cargar Windows, navegar por la Web y ejecutar sus aplicaciones se está poniendo cada vez más lento. Es como si su automóvil, a medida que envejece, se demorara más para llevarle al trabajo. Usted no toleraría la merma de rendimiento en su automóvil; entonces ¿por qué soportar que su PC funcione lentamente?

A menos que la hubiera construido usted mismo, su PC comenzó a llenarse de basura indeseable mucho antes de que la conectara a la Internet. Los que fabricaron esa flamante PC la llenaron de programas inútiles desde el principio. Y las cosas empeoran cuando usted instala más programas, ya sea bajándolos desde la Internet o tomándolos de un disco.

Los siguientes consejos le ayudarán a erradicar de Windows y sus aplicaciones toda esa basura, de manera que su PC funcione mejor que cuando era nueva. Y en "Optimice su portátil" podrá ver cómo eliminar ciertas configuraciones que roban energía a su portátil. Por supuesto, no son solamente esos programas descarriados los que congestionan su computadora; el polvo, la suciedad y los desperdicios también pueden crear problemas. Lincoln Spector, nuestro gurú de la columna Consulta Técnica, ofrece consejos para limpiar literalmente la mugre que cubre los componentes más sucios de su PC.

LA LIMPIEZA DE WINDOWS

Windows recoge tantas hilachas como el suéter de lana de mi tía. Pero antes de comenzar la limpieza, usted debe revisar su sistema para ver si tiene virus, programas espías y otros intrusos. Hecho esto, extraiga los componentes de Windows y las aplicaciones que no necesite. Y, por último, asegúrese de que tiene instaladas las herramientas y configuraciones necesarias para evitar que su PC se vuelva a llenar de mugre.

ELIMINE LAS PLAGAS

Comience por visitar el sitio Windows Update para comprobar si tiene los parches más recientes para su versión del SO. Acto seguido, verifique si sus herramientas antivirus y de contraespionaje tienen actualizaciones disponibles, para entonces realizar un análisis completo de su sistema con cada herramienta (navegue hasta find.pcworld.com/49962 para más información sobre nuestros utensilios gratuitos predilectos en cada categoría). Cuando los análisis demuestren que el sistema está limpio, desconéctese de la Internet y de cualquier otra red local y apague la función de protección automática de cada herramienta. Así le será más fácil reconocer los programas que consumen más ciclos de su CPU.

DESTRUYA LOS PROGRAMAS INDESEABLES

Muchos de los programas que venían preinstalados en su computadora abren automáticamente programas "ayudantes" cuando se inicia Windows, lo que muchas veces no hace más que agregar un montón de miniaplicaciones a la atmósfera de Windows.

Primero, deshágase de los componentes innecesarios de Windows. En XP, pulse Inicio•Panel de control•Agregar o quitar programas y escoja Agregar o quitar componentes de Windows en el panel izquierdo (los pasos son similares en las versiones más antiguas del sistema operativo). Dos de los principales candidatos para la eliminación son los Juegos (pulse Accesorios y herramientas•Detalles•Juegos•Detalles y desactive los que no quiere) y el MSN Explorer (simplemente desactívelo y siga los pasos indicados en el asistente). Cuando termine, pulse Siguiente y Finalizar.

También puede quitar las aplicaciones que se comporten bien utilizando la opción Agregar o quitar programas del Panel de control, pero si el programa tiene su propia opción para desinstalarse (probablemente está en su submenú dentro de Todos los programas), utilícela. Si después de hacerlo el programa todavía aparece en Agregar o quitar programas, o si no tiene una función de desinstalación, selecciónelo de la lista de ‘Programas actualmente instalados’, pulse Quitar o Cambiar o quitar y siga las instrucciones (como se ilustra abajo). Algunos programas de seguridad solamente ofrecen una opción para ‘Cambiar’, que requiere el uso de su propio componente de desinstalación.

Pulse Mostrar actualizaciones, en la parte superior de esta ventana, para ver los diversos parches para Windows y de Office que han sido agregados a su sistema. Sin embargo, si usted borra aquí un parche de Windows u Office, Windows creerá que usted quiere deshacer el parche en vez de quitar simplemente los archivos. Deshacer las parches es riesgoso.

A veces los programas permanecen en la lista de Agregar o quitar programas después de haber sido desinstalados. Otros insisten en poner en marcha sus componentes aun después de haber sido quitados, y los iconos de algunos programas "quitados" pueden continuar apareciendo en la bandeja del sistema (junto al reloj), como espíritus de aplicaciones pasadas.

Cuando usted encuentre uno de estos programas fantasmas, pulse nuevamente su botón de Quitar o de Cambiar o quitar. Windows XP con el Service Pack 2 puede reconocer su segundo intento como un intento de quitar el elemento de la lista de Agregar o quitar programas y soluciona el problema automáticamente. Si esto no da resultado, ponga a Windows en el Modo seguro: reinicie su computadora, oprima la tecla <F8> y escoja Modo seguro. Use una vez más la opción de Quitar o cambiar en Agregar o quitar programas. Si esto tampoco da resultado, eche mano a la artillería pesada. Aunque los restos de programas se pueden quitar editando el Registro manualmente (vea find.pcworld.com/50344), Microsoft tiene una opción más completa –y menos peligrosa– llamada Herramienta de limpieza de instalación de Windows. Navegue hasta find.pcworld.com/49964 si desea bajar una copia gratis.

AGILICE EL INICIO AUTOMÁTICO

Una vez que haya borrado todos los programas que no necesita, busque las aplicaciones que consumen ciclos cuando funcionan innecesariamente en segundo plano. La mayoría de los procesos de arranque automático de Windows, por inescrutables que sean, juegan papeles vitales. Por ejemplo, si usted oprime <Ctrl>-<Alt>-<Del> para invocar el Administrador de tareas de Windows, puede ver diez copias del archivo svchost.exe entre sus procesos. No se preocupe. Svchost.exe es una envoltura –un programa que ejecuta otros programas– y es común que haya media docena funcionando todo el tiempo. Si usted lee en alguna parte que Windows funcionará a velocidad vertiginosa con sólo desactivar uno de estos servicios de Windows, tenga cuidado y piénselo dos veces antes de inutilizar cualquier servicio de Windows sin estar completamente seguro de que no lo necesita.

El utensilio gratuito Startup Control Panel de Mike Lin (find.pcworld.com/49984) enumera todos los programas que se inician automáticamente en su PC (excepto los que lo hacen realmente de una forma sigilosa). Después de bajar e instalar la herramienta, pulse Inicio•Panel de control•Inicio y escoja una de las fichas de Inicio. Desmarque la casilla que se encuentra junto al programa indeseable para impedir que se abra cuando Windows se inicia (vea la imagen a la izquierda). Los programas inhabilitados aparecen en la ficha titulada Borrados, por lo cual podrá recuperarlos fácilmente si determina que los necesita.

Después de usar el Startup Control Panel para hacer cualquier cambio en la configuración de Windows, siempre vuelva a arrancar el sistema.

PONGA ESOS DISCOS EN FORMA

Tener mucho espacio vacío en su unidad de disco duro es importante para el buen desempeño de Windows, ya que permite más espacio para la memoria virtual (para leer más sobre los ajustes de la configuración de memoria de Windows, vea find.pcworld.com/50388). Por suerte, es bastante fácil abrir espacio en una unidad de disco. Por ejemplo, poca gente necesita todo el espacio que Windows dedica a la Papelera, que normalmente corresponde a un 10 por ciento de la capacidad total de la unidad de disco. Esto quiere decir que una unidad de disco duro de 30GB reservaría 3GB para la Papelera. Para abrir un poco de espacio, pulse el botón derecho en la Papelera, escoja Propiedades, mueva el control deslizante a 3 por ciento o menos y pulse Aceptar. Esto todavía le dará casi un gigabyte para almacenar temporalmente los archivos borrados en la unidad de 30GB que usamos en nuestro ejemplo, lo que debe ser más que suficiente en la mayoría de las circunstancias.

Otro servicio que hace un uso excesivo del almacenamiento es la Restauración del sistema de Windows, que emplea una enorme cantidad de espacio en el disco duro para guardar puntos de restauración que usted nunca necesitará. Para reducirlos, pulse el botón derecho en Mi PC, escoja Propiedades•Restaurar sistema, arrastre el control deslizante a un 3 por ciento o menos y pulse Aceptar (vea la imagen de la derecha). Esto debe bastar para por lo menos dos puntos de restauración en la unidad de 30GB que usamos como ejemplo.

Usted debe utilizar ahora el Liberador de espacio en disco de Windows: pulse Inicio•Ejecutar, escriba cleanmgr /sageset:99 y oprima <Intro>. Seleccione todos los tipos de archivo que desea buscar (yo los marco todos) y pulse Aceptar. Haga clic con el botón derecho en la unidad C: en Mi PC y escoja Propiedades•Liberar espacio en disco. Entonces verá una lista de una docena de tipos de archivo que puede borrar. Seleccione las categorías que no necesita, pulse Aceptar y luego el botón Sí.

Pero algunas clases de archivos pudieran quedarse sin seleccionar. El contenido de su carpeta de archivos temporales de Internet realmente puede ayudar a que Internet Explorer se mueva con más agilidad reduciendo la cantidad de datos que tiene que bajar de las páginas de la Web que visita frecuentemente (Vea "Sacuda al Internet Explorer" para más detalles). Además, si borra los archivos de instalación de Office, algunas actualizaciones de Office 2003 pudieran no funcionar correctamente (en find.pcworld.com/50280 explicamos la solución de Microsoft para el instalador de Office 2003 SP2).

Una vez vaciada la basura, reinicie su computadora, pulse el botón derecho en la unidad C: dentro de Mi PC y escoja Propiedades•Herramientas•Desfragmentar ahora. En el cuadro de diálogo del Desfragmentador de disco, pulse Analizar. Si el Analizador le dice que necesita desfragmentar la unidad de disco, espere por un momento donde pueda dejar su computadora sola durante unas horas antes de continuar. De hecho, todavía hay desacuerdo sobre si la desfragmentación realmente mejora el desempeño de su sistema. El consenso en la actualidad es que desfragmentar su unidad de disco duro sí produce un acceso más rápido a los datos.

AUTOMATICE LA LIMPIEZA DEL REGISTRO

Usted podría pasarse los próximos diez años lidiando con las claves del Registro, los parámetros de la memoria intermedia, los ajustes en las demoras de menús y otros mil pequeños detalles de Windows. O, por el contrario, podría aprovecharse de los años de trabajo que otros han dedicado a la causa de poner a Windows en forma. Dos de mis favoritos son jv16 PowerTools de Macecraft (US$30, se puede probar gratuitamente durante 30 días; find.pcworld.com/49980) y el analizador del Registro que viene incluido en el conjunto de herramientas System Mechanic de Iolo Technologies (US$50, con un período de ensayo de 30 días; find.pcworld.com/49982). Ambos programas le permiten limpiar fácilmente toda la basura del Registro. Nota: jugar con el Registro es cosa seria, así que evite por todos los medios tocarlo con un limpiador desconocido.

RESTRINJA LAS DESCARGAS FUTURAS

Ahora que Windows está que brilla, manténgalo así creando una cuenta limitada para otras personas que usen la máquina pero que no tengan su confianza para bajar programas con discreción. Abra la sesión como administrador y pulse Inicio•Panel de control•Cuentas de usuario•Crear una nueva cuenta (si no ve esta opción, es posible que el administrador de su red haya restringido su sistema). Escriba un nombre para la cuenta, pulse Siguiente, escoja Limitada bajo 'Elija un tipo de cuenta' y seleccione Crear cuenta. Para dar a la cuenta una contraseña, púlsela en la lista de cuentas, escoja Crear una contraseña, escríbala dos veces y luego una pista para la contraseña (si lo desea), entonces pulse Crear contraseña. Cuando termine, cierre el cuadro de diálogo Cuentas de usuario.

DESENREDE LAS APLICACIONES

Tarde o temprano, todas las aplicaciones se llenan de inmundicias, ya sean archivos inútiles, complementos obsoletos o configuraciones intrusas que entorpecen el trabajo. Pero despojar de los programas estas sanguijuelas no tiene que convertirse en una faena.

ELIMINE LOS ARCHIVOS RECUPERADOS DE WORD

A Microsoft Word le gusta acaparar archivos. Una buena limpieza no solamente liberará espacio en el disco sino que también le ayudará a evitar problemas.

Cuando Word se congela, deja archivos interinos con nombres como '~DFC15F8.TMP' en su unidad de disco duro. La herramienta de Liberar espacio en disco de Windows barrerá casi todos estos archivos (vea "Ponga su disco en forma"), pero también los puede borrar a granel. Comience cerrando todos los programas que estén abiertos. Entonces pulse Inicio•Buscar, escoja Todos los archivos y carpetas (si es necesario), escriba ~ * .tmp en el cuadro que dice 'Todo o parte de un nombre de archivo', seleccione Unidades de disco duro locales (C:) bajo 'Buscar en' y haga clic en el botón Buscar. Cuando la búsqueda termine, oprima <Ctrl>-E para seleccionar todos los archivos y luego <Suprimir>.

En su modo predeterminado, cada 10 minutos Word guarda copias de Recuperación automática de los archivos abiertos. Cuando Word se recupera de un colapso, se ofrece a recuperar los archivos que tenía abiertos en el momento fatídico. A veces los archivos de Recuperación automática permanecen en su unidad de disco duro mucho después de lo necesario, lo cual representa un riesgo potencial de seguridad. Para asegurar que todos sus archivos viejos de Recuperación automática sean eliminados, abra Word y pulse Herramientas•Opciones•Ubicación de archivos. Haga doble clic en Recuperación automática de archivos, pulse el botón derecho en la carpeta resultante (que probablemente será nombrada 'WordSTARTUP') y escoja Explorar. Pulse el botón de flecha arriba para moverse al directorio matriz y borrar todos los archivos con nombres que terminan en '.asd'.

Los complementos obsoletos hacen que Word se demore muchísimo. Para librarse de ellos, pulse Herramientas•Plantillas y complementos y busque los intrusos bajo 'Plantillas globales y complementos '. Seleccione lo que ya no necesita y pulse Quitar. Si el botón Quitar aparece en gris, cierre Word y abra su carpeta Word Startup (probablemente en C:Documentos y configuracionesnombredeusuarioDatos de aplicaciónMicrosoftWordStartup, donde nombredeusuario es la identificación con que usted se conecta). Cambie el nombre de cada archivo indeseable para que no termine en '.dot' (por ejemplo, cambie el nombre de ‘oldmacros.dot’ a ‘oldmacros.dot.save’); cuando vuelva a abrir Word, los complementos innecesarios habrán desaparecido.

Limpie las telarañas de Outlook

Una cosa que el programa de administración de contactos y correo electrónico Outlook de Microsoft tiene de bueno es que almacena todo en un solo archivo .pst gigantesco. Lo malo de Outlook es que este archivo es casi impenetrable y tremendamente difícil de limpiar.

Los archivos .pst de Outlook 2003 son más confiables que sus homólogos de Outlook 97, 2000 y 2002 (visite find.pcworld.com/50284 para más información sobre el tema). Si usted se ha actualizado al Outlook 2003 desde una versión anterior, todavía pudiera usar los archivos .pst viejos. Actualizar al formato de Outlook 2003 puede ahorrarle muchos dolores de cabeza. Desafortunadamente, el proceso toma tiempo.

Para determinar el tipo de archivo .pst que su copia de Outlook 2003 usa, pulse el botón derecho sobre Carpetas personales en el panel izquierdo bajo Todas las carpetas de correo, escoja Propiedades para "Carpetas personales" y pulse Opciones avanzadas. Si el cuadro titulado Formato dice 'Archivo de carpetas personal (97-2002)', usted tiene la versión antigua. Para convertirlo, cierre Outlook y navegue a su archivo outlook.pst o mailbox.pst. Probablemente lo encontrará en la carpeta C:Documentos y configuracionesnombredeusuarioConfiguraciones localesDatos de aplicaciónMicrosoftOutlook (o una variación de esta ruta), donde nombredeusuario es el nombre con que usted se conecta a Windows.

Si no está allí, abra Outlook y pulse Archivo•Administración de archivos de datos. Un cuadro enumera sus Carpetas de archivo y datos personales. Pulse Configuración para ver el lugar donde se guarda o escoja Abrir carpeta para mostrar el contenido en una ventana del Explorador (antes de continuar debe cerrar el Outlook). Una vez que haya encontrado el archivo, pulse el botón derecho sobre él y escoja Cambiar nombre. Póngale un nombre como outlook.old.pst.

Cuando vuelva a abrir Outlook, el programa se quejará de que no puede encontrar su archivo .pst. Pulse Aceptar. Outlook se ofrecerá a crear un nuevo archivo de Carpetas personales. Seleccione Abrir y Aceptar. Cuando Outlook se abra, pulse Archivo•Abrir•Archivo de datos de Outlook, seleccione su archivo outlook.old.pst (o mailbox.old.pst) y pulse Aceptar una vez más. Ahora haga clic en el signo de más junto a la entrada de Carpetas personales al pie del panel izquierdo; allí encontrará todos sus datos viejos. Pulse y arrastre los archivos que quiere guardar desde estas carpetas a sus homólogas en su nueva Bandeja de entrada, Contactos, Calendario, Elementos enviados e incluso Elementos eliminados. Usted puede dejar abiertas las Carpetas personales antiguas, o pulsar el botón derecho sobre ellas y hacer clic en la opción Cerrar (si Outlook no reconoce su lista de Contactos, siga las instrucciones que ofrecemos en find.pcworld.com/49988 para restablecer su perfil).

Usted puede mejorar el desempeño de cualquier versión de Outlook archivando los mensajes viejos: Pulse Archivo•Archivar, escoja una carpeta, escoja una fecha en el calendario 'Archivar elementos anteriores al' y pulse Aceptar (vea la imagen a la izquierda). Visite find.pcworld.com/49989 para otras reseñas sobre las copias de seguridad automáticas de Outlook.

Entonces, ejecute la Herramienta de reparación de la bandeja de entrada de Outlook para asegurar que su archivo .pst está funcionando bien. Con Outlook cerrado, pulse Inicio•Buscar, escoja Todos los archivos y carpetas (si fuera necesario), escriba scanpst.exe y oprima <Intro>. Haga doble clic sobre el archivo en la ventana de resultados de búsqueda, pulse Examinar, navegue a su archivo .pst como indicamos arriba, selecciónelo y pulse Abrir•Comenzar. Si la Herramienta de reparación de la bandeja de entrada encuentra errores (que probablemente encontrará), seleccione Hacer copia de seguridad del archivo explorado antes de reparar y pulse Reparar. Cuando las reparaciones terminen, pulse Aceptar.

Ahora haga clic con el botón derecho sobre Carpetas personales, escoja Propiedades para "Carpetas personales", pulse el botón Avanzado que aparecen en la ficha General y seleccione Compactar ahora. Si su archivo .pst es viejo o tiene los datos muy esparcidos, la compresión pudiera tomar bastante tiempo. Cuando termine, pulse Aceptar dos veces.

SACUDA EL INTERNET EXPLORER

Limpiar el historial de archivos, cookies y la memoria intermedia en el Internet Explorer es simple: Pulse Herramientas•Opciones de Internet y escoja Eliminar cookies y Eliminar archivos bajo Archivos temporales de Internet en la ficha General, o Limpiar historial bajo la ficha Historia. Pero no espere que el programa se mantenga limpio durante mucho tiempo.

Si su computadora tiene una unidad de disco duro de 150GB, no le importará que IE ocupe 3GB con sus archivos temporales. Pero si su unidad tuviera 10GB, no le importaría nada navegar un poco más lento a cambio de más espacio en la unidad de disco.

Para contener el insaciable apetito de almacenamiento de IE, pulse Herramientas•Opciones de Internet, escoja el botón Configuración en la ficha General y corra el control deslizante a 20MB o 30MB (quizá hasta 100MB si tiene una conexión de Internet por línea telefónica horriblemente lenta; vea la imagen de arriba). Pulse Aceptar dos veces para terminar el trabajo.

–Lincoln Spector.

DESPÍDASE DE LOS PROGRAMAS que no usa pulsando este botón en la lista del subprograma de Windows Agregar o quitar programas.

EL PANEL DE Startup Control le permite desactivar los programas que se ejecutan automáticamente.

OPTIMICE SU PORTÁTIL

La basura de una portátil es como la de un sistema de escritorio, pero peor: toda esa actividad excesiva merma los recursos de su sistema. Todo lo que drene innecesariamente la batería de su portátil merece ser eliminado. Un rápido afinamiento puede hacer que una portátil utilice la energía con más eficiencia.

UNA RENOVACIÓN DE ENERGÍA

Escoja la combinación de energía correcta para su estilo de trabajo (o cree una personal). Pulse Inicio• Panel de control•Rendimiento y mantenimiento (si es necesario)•Opciones de energía. Bajo Combinaciones de energía, seleccione Batería máxima y pulse Aceptar. Esta combinación apaga su monitor después de 1 minuto y pone su portátil en un modo de espera si no la usa por 2 minutos. Si esto es demasiado pronto, repita los pasos y escoja la combinación de energía de Equipo portátil, que suspende el funcionamiento del sistema después de 5 minutos (recuerde que algunos modos de ahorro de batería pueden demorar su sistema).

Otra manera de reducir el consumo de su portátil es reduciendo la brillantez de la pantalla. Desafortunadamente, parece que cada fabricante de portátil utiliza una técnica diferente para atenuar la iluminación de la pantalla, así que usted tendrá que echar mano del manual del usuario (algunos teclados portátiles tienen claves con iconos de luces y flechas para subir y bajar). Mi regla práctica es que la pantalla se debe poner en la iluminación más baja que uno pueda soportar y subirla un nivel más. Es mejor consumir un poco más de la batería que echarse a perder la vista.

La tarjeta inalámbrica integrada en una portátil gasta energía cuando busca puntos de acceso, así que inutilícela cuando no esté trabajando en una red. Otros dispositivos de alto consumo que debe desconectar cuando no los necesite son los USB y las tarjetas PC Card.

SUSPENDA LAS ACTIVIDADES EN SEGUNDO PLANO

No use los programas que se inician automáticamente cuando esté trabajando con la batería. Además de seguir los pasos descritos en "Agilice el inicio automático", pulse el botón derecho sobre los iconos de la bandeja del sistema (cerca del reloj) y cierre los programas que no necesita. Estos comenzarán de nuevo la próxima vez que Windows se cargue.

¿MODO DE SUSPENSIÓN O DE HIBERNACIÓN?

El modo de suspensión de Windows XP detiene el monitor y la unidad de disco duro, pero todo lo que tiene actualmente en la memoria del sistema se queda allí, usando un mínimo de energía. El modo de hibernación escribe en la unidad de disco duro todo lo que hay en la memoria y apaga la máquina completamente. Windows se recupera rápidamente del modo de suspensión, pero tarda mucho más en despertarse de la hibernación. Sin embargo, si la batería de su portátil se agota mientras está en el modo de suspensión, usted perderá todos los cambios que haya hecho en los archivos abiertos y no haya guardado.

Para poner su portátil en el modo de suspensión, pulse Inicio•Apagar•Suspender. Para hacer que la unidad entre en el modo de hibernación, escoja Inicio•Apagar y pulse Hibernar (quizá tenga que oprimir la tecla <Mayús> para ver esta opción). Si no entra en ese modo, pulse Inicio•Panel de control•Rendimiento y mantenimiento (si fuera necesario)•Opciones de energía•Hibernación y marque la casilla de Habilitar hibernación. Para reiniciar su sistema desde cualquiera de estos modos, oprima el botón de encendido.

Si su computadora tiene un botón de "Dormir", o si se apaga cuando usted cierra la tapa, pulse la ficha Opciones avanzadas para encontrar las opciones que ajustan estas variables en el cuadro de Botones de encendido.

–Woody Leonhard

OBTENGA MÁS DURACIÓN de la batería de su portátil seleccionando este esquema de energía en sus Opciones de energía.

LIBERE ESPACIO en su unidad de disco duro reduciendo la cantidad de almacenamiento reservada por la función Restaurar sistema de Windows.

ELIMINADORES DE MUGRE

La basura que afecta el desempeño de Windows es una suciedad virtual; lo que hay dentro del teclado y del ratón, o en la superficie de su monitor y de sus discos ópticos, es una suciedad verdadera. He aquí como librarse de ese material que realmente puede atascar el funcionamiento de su equipo.

Debajo de las teclas

La suciedad, el polvo y las migas que los teclados acumulan con tanta facilidad dificultan escribir en ellos. Para limpiar su teclado, necesitará una lata de aire comprimido (disponible en cualquier tienda de computadoras por US$5); una botella de alcohol isopropílico (alrededor de US$2 en cualquier farmacia); algunos hisopos de algodón; y dos paños de algodón limpios (le servirá una camiseta vieja).

Desconecte el teclado y sáquelo al exterior (o póngalo sobre un periódico). Póngalo al revés y golpéelo suavemente para que suelte cualquier suciedad floja. Entonces colóquelo verticalmente y sople el aire comprimido entre las teclas. Por último, vuelva a invertir el teclado, sacúdalo nuevamente y déle unas palmadas por detrás. Repita esta rutina de soplar y sacudir hasta que no salga nada más.

Con el teclado todavía desenchufado, aplique un poco de alcohol en uno de los paños y frote la superficie. Sumerja un hisopo de algodón en el alcohol y limpie entre las teclas donde el paño no pueda alcanzar. El alcohol se evapora bastante rápido, pero si es necesario seque el teclado con el otro paño.

Debajo del rodillo del ratón

Si su ratón mecánico no rueda adecuadamente, limpie los rodillos internos para ponerlo como nuevo. Todo lo que necesita es una lata de aire comprimido y posiblemente unas pinzas de cejas.

Desenchufe el ratón e inviértalo. En el fondo verá un pequeño disco plástico con un agujero en el medio. La bola se ve a través de este hueco. Gire el disco en la dirección que indican las flechas (en el sentido opuesto a las manecillas del reloj en el caso de los ratones de Microsoft), quite el disco y luego saque la bola.

Dentro encontrará dos o tres rodillos. Lo que hace que el ratón sea difícil de controlar son las hilachas y la suciedad que se acumula en estos rodillos. Sople un poco de aire comprimido en los rodillos para desalojar la suciedad, que tiende a agruparse en pedazos grandes. Entonces saque el material con sus dedos, o con las pinzas. Limpie cualquier acumulación de grasa de la bola y vuelva a ensamblar el ratón.

Entre los ojos y el monitor

¿Qué símbolo tan raro es ése que aparece en su hoja de trabajo? ¿Es el del euro? ¿Un signo de arroba en algún tipo de letra extraño? No, es una mota de polvo que se ha pegado en la pantalla. La limpieza de un monitor CRT es bastante fácil: simplemente apague el monitor, humedezca ligeramente con agua un paño mullido (no use nunca un limpiador de cristales), frote la pantalla y séquela. Quitar la suciedad y la mugre de un LCD es un poco más complicado. Usted necesitará un paño de microfibras (como esos que venden o regalan en las ópticas para limpiar las gafas), además de unas cuantas onzas de una mezcla de agua y alcohol isopropílico, mitad y mitad. Apague el monitor (si tiene una portátil, apáguela), humedezca ligeramente el paño con el líquido y frote cuidadosamente. Tanto con los CRT como con los LCD, espere unos minutos después de limpiar antes de encender el monitor.

Lavadora de discos

Una sola mota de polvo en un CD o DVD puede interrumpir una canción, una película o la instalación de un programa. Si frotar el disco suavemente desde el centro hacia afuera con un paño de algodón seco no da resultado, pruebe un dispositivo hecho para este propósito, como el 3M Scotch CD and CD-ROM Cleaner (que también limpia DVDs; find.pcworld.com/49992) y tiene un precio de US$13. Este dispositivo que funciona a mano viene con una botella de limpiador. Rocíe un poco del limpiador en el disco sucio, meta el disco (con la etiqueta hacia abajo) en el dispositivo, cierre la tapa, haga girar la manivela cinco veces, saque el disco y déjelo secar uno o dos minutos.

–Lincoln Spector

LIMPIE entre las teclas con un hisopo de algodón.

JUEGO DE LIMPIEZA para la PC: alcohol, aire comprimido, hisopos, pinzas y paños de algodón.

LIMPIE sus discos sucios con un dispositivo de limpieza accionado a mano.

ACELERE el Outlook archivando su archivo .pst a partir de la fecha que usted quiera.

RECUPERE espacio en su unidad de disco duro reduciendo la cantidad que requiere Internet Explorer.

Los archivos de Recuperación automática de Word se quedan en el disco más de lo necesario.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *