1

Rivales dignos para los gigantes del software

 

¿Cree usted que para tener un conjunto de programas de oficina, herramientas de seguridad y otro software esencial tiene que pagar grandes sumas de dinero? No necesariamente, estas alternativas gratuitas y de bajo costo le ofrecen buena capacidad sin el alto precio.

“Software gratuito” es una frase que solía evocar visiones de programas a medio terminar con una interfaz fea que alguien había creado en un garaje; útil, pero solamente para algunas funciones limitadas. Hoy usted puede encontrar por un precio bajo o sin que le cuesten nada muchos programas de calidad que lucen y trabajan muy bien. Pero, ¿pueden enfrentarse estos retadores a los líderes del mercado, y ahorrarle a usted un montón de dinero en el proceso?

Pusimos algunos de ellos a prueba y encontramos que sí, que usted realmente puede reemplazar muchos de sus paquetes famosos y caros con alternativas capaces que cuestan poco o nada. Quizá tenga que conseguir varios programas para lograr lo que haría un solo conjunto, pero si no le importan unas pocas asperezas, encontrará que los retadores que presentamos aquí dan muy bien la talla. Siga leyendo para que vea lo que estos paquetes pueden hacer por usted.

MÚDESE A UNA OFICINA NUEVA

¿Está listo para desprenderse de Microsoft Office y Outlook? OpenOffice y Thunderbird tienen mucho que ofrecer.

OpenOffice.org 2.0 (oferta pública beta): Gratuito, www.openoffice.org

Conclusión: Este paquete de software le ahorra dinero si usted trabaja mayormente con hojas de cálculos y documentos de texto.

Thunderbird: Gratuito, www.getthunderbird.com

Conclusión: La rapidez para buscar en la bandeja de entrada y carpetas, más su protección completa contra el correo indeseado, lo convierten en un gran programa de correo electrónico.

Si usted necesita un conjunto de oficina principalmente para editar documentos de texto y para calcular números en hojas de cálculo, OpenOffice.org es una gran alternativa a Microsoft. Maneja impecablemente los archivos de Word y Excel, así que sus colegas sólo sabrán que lo está usando si se compra un traje con el dinero que se ahorró. La versión 2.0 todavía se encuentra en un estado beta, pero la edición final está programada para cuando este artículo llegue a sus manos.

Será mejor, sin embargo, que se quede con Microsoft Office (US$350) y PowerPoint si usted frecuentemente crea o ve presentaciones complejas. En las pruebas que realicé, OpenOffice tuvo dificultades para mostrar los archivos de PowerPoint que tenían animaciones complejas.

OpenOffice es un reflejo de la estructura –y en muchos casos, el aspecto– del paquete de Office actual (los cambios que Microsoft tiene planeados para la próxima edición de Office, programada para la segunda mitad de 2006, lo harán lucir radicalmente diferente; vea find.pcworld.com/49706). Además del procesador de texto, las hojas de cálculo y las aplicaciones para presentaciones que usted espera, OpenOffice también incluye una aplicación de base de datos, un programa básico de dibujo al estilo de Visio y una herramienta que genera fórmulas matemáticas.

OpenOffice también incluye un conjunto de ajustes aparentemente infinito. Por ejemplo, Calc, la aplicación de hoja de cálculo, ofrece 33 barras de herramientas diferentes que usted puede agregar a la ventana de su documento, cada una de ellas con varios botones. Tener tantas opciones puede ser maravilloso o abrumador, según su punto de vista.

A veces la impaciencia del conjunto por darle tanta información estorba. Por ejemplo, si su documento tiene muchas enmiendas de colegas, procesar esos cambios puede ser muy complicado. En Microsoft Word, usted puede pulsar una enmienda específica con el botón derecho y aceptarla o rechazarla. En Writer, su equivalente en OpenOffice, usted tiene un cuadro emergente que enumera todos los cambios en su documento, además de quién lo hizo y cuándo. Para aceptar un cambio, hay que entrecerrar los ojos para localizarlo en esa larga lista.

Pero escapar de la hegemonía de Microsoft también trae algunos beneficios refrescantes. OpenOffice raramente trata de adivinar lo que usted quiere que haga, un hábito a veces molesto de los programas de Microsoft. Y gracias a su menor popularidad, usted obtendrá una mayor seguridad: Office necesita parches constantes para bloquear los ataques de los intrusos, mientras que OpenOffice –al menos por ahora– parece no estar en la mirilla de los malhechores. Sin embargo, si más usuarios deciden que tienen algo mejor en qué gastarse US$350 que no sea Microsoft Office, la situación pudiera cambiar.

CORREO ELECTRÓNICO SIN FRIVOLIDADES

El programa de correo electrónico Thunderbird proviene de los mismos desarrolladores de código abierto que nos trajeron el Firefox, y ese linaje común se nota. Como el popular navegador de la Web, Thunderbird es una aplicación simple, sin frivolidades, que hace su trabajo sin estorbar.

Thunderbird tiene un diseño de tres paneles que lucirá familiar a los usuarios de Outlook (US$109) y otros programas importantes de correo electrónico. Pero tenemos una pequeña queja del programa: Thunderbird aprieta toda la información acerca de un mensaje –título, remitente, fecha y demás– en una línea, lo que hace que el texto sea un poco más difícil de leer que en Outlook, donde se presenta la información en dos líneas.

Las búsquedas en Thunderbird realmente vuelan. Y usted puede buscar casi cualquier parte de su mensaje de casi cualquier manera. El programa puede importar mensajes de Communicator 4.x, Eudora, Outlook y Outlook Express.

Nuestras pruebas más recientes encontraron que Thunderbird hace una labor estelar al filtrar el correo indeseado. Sin ninguna instrucción por parte del usuario, detectó el 72 por ciento de los mensajes indeseados. La cifra subió al 95 por ciento después de que dedicamos algún tiempo a entrenar la aplicación, para lo cual extrajimos el correo indeseado entre 100 mensajes.

¿Qué le falta a este programa cuando se compara con Outlook, el campeón del mercado? Thunderbird no es una herramienta de colaboración. El programa no ofrece ni calendario ni administrador de tareas. Pero si lo que usted quiere es una aplicación de correo electrónico veloz y sólida, Thunderbird demuestra que no hay que pagar nada para obtenerla.

Edward N. Albro

COMPITIENDO POR LA SEGURIDAD

¿Es posible no tener que pagar por un conjunto de seguridad para Internet como el de Norton? Claro que sí.

AVG Anti-Virus: Gratuito, free.grisoft.com

Conclusión: Es un protector capaz con actualizaciones frecuentes, pero sin asistencia técnica.

ZoneAlarm: Gratuito, www.zonelabs.com

Conclusión: Esta aplicación tiene más flexibilidad y capacidad que la mayoría de los cortafuegos comerciales.

Microsoft Windows AntiSpyware (beta): Gratuito, find.pcworld.com/49942

Conclusión: Es la mejor opción gratuita que probamos, pero todavía no está a la altura de Webroot SpySweeper (US$30).

Para realizar las tareas de informática de una manera segura se requiere un arsenal de protección que incluye, como mínimo, herramientas contra virus y programas espías, así como cortafuegos. Los conjuntos de seguridad para Internet ofrecen la conveniencia de administrarlo todo en un solo producto y de recibir la asistencia técnica de un solo vendedor. Pero estos conjuntos no salen baratos: la mayoría cuesta entre US$70 y US$80. Usted no podrá encontrar ningún paquete gratuito integrado que se compare con el líder del mercado, el Symantec Norton Internet Security 2005 (US$70), pero sí podrá construir su propia colección de productos gratuitos.

Y con estos programas gratuitos, además del dinero podrá ahorrarse tiempo. Instalar y actualizar el Norton Internet Security me tomó varios minutos más que instalar y actualizar los tres productos gratuitos combinados. Además, el paquete de Norton requiere más reinicios del sistema durante la instalación y me obliga a gastar aproximadamente 300MB más de espacio en disco que las aplicaciones gratuitas.

Por otra parte, aprender a usar un conjunto es mucho más fácil que cuando se trata de varias aplicaciones dispares. También es más difícil mantener al día las herramientas separadas.

PIEZAS SÓLIDAS DE SEGURIDAD

Con las aplicaciones antivirales, debe evitarse lo barato. Pero este no es el caso de AVG, que es un programa gratuito y seguro. Al comparar la eficacia de AVG para proteger su computadora con la herramienta antiviral del conjunto de Symantec, la diferencia principal está en la frecuencia con que se actualizan las definiciones de virus, y aquí hay una ventaja para AVG.

Symantec actualiza sus definiciones semanalmente, a menos que la compañía considere que una nueva amenaza se eleve a un nivel de peligrosidad mediano a generalizado. En cambio, AVG actualiza tan pronto se encuentren nuevos virus. Por ejemplo, cuando se descubrieron varios gusanos Bagle nuevos durante mi período de prueba, AVG actualizó mi protección a las pocas horas, pero varios días más tarde Symantec todavía no tenía disponible la detección. En las pruebas que realicé, no vi diferencias importantes en la protección, aparte de la frecuencia de las actualizaciones.

En lo que concierne a los cortafuegos, los productos de Norton y ZoneAlarm mantuvieron a mi PC virtualmente invisible en la Internet y me protegieron de las intrusiones no autorizadas. ZoneAlarm me dio la opción de dejarle decidir automáticamente cuál programa podía obtener acceso a la red, o que yo se lo indicara caso por caso; Norton tomó algunas decisiones por mí y me preguntó en otros casos. También probé ambos programas en una PC llena de aplicaciones de espionaje. Con Norton, recibí un diluvio de ventanas emergentes aunque mi navegador estaba cerrado. Con ZoneAlarm, no recibí ninguna.

Mientras que el paquete Norton Internet Security ofrece la mayoría de las características que usted espera en un conjunto de seguridad integrado, actualmente no ofrece protección contra los programas espías (sin embargo, se incluirá en las próximas versiones del conjunto de Norton listas para el 2006, que no pudimos probar para esta evaluación). Por otros US$10 usted puede comprar la Symantec Antispyware Edition, pero mis pruebas muestran que ni este producto –ni las versiones gratuitas– son idóneos (mi selección es el Webroot Spy Sweeper de US$30; De los tres programas de contraespionaje gratuitos que probamos –Ad-Aware SE Personal, Spybot Search & Destroy y Microsoft Windows AntiSpyware (versión beta)– la herramienta de Microsoft fue la que mejor funcionó, pues eliminó un 66 por ciento de los componentes de espionaje activos, pero muy lejos de la tasa de detección del 90 por ciento que logra Spy Sweeper.

Si usted es un usuario experimentado dispuesto a invertir un poco de tiempo y esfuerzo, crear su propio conjunto de seguridad parece ser un manera ideal de ahorrarse un poco de dinero. Pero le advertimos que la AVG Free Edition no ofrece asistencia técnica, aunque podrá encontrar en línea varios grupos de autoayuda. Pero hasta el conjunto de US$70 de Norton tiene asistencia limitada; para hablar directamente con una persona, tendrá que pagar US$30 por incidente.

Mary Landesman

GURÚS DE LOS GRÁFICOS

¿Está cansado de darle mucho dinero a Adobe a cambio de sus herramientas de edición y administración de fotos? Ahora tiene otras opciones.

GIMP: Gratuito, www.gimp.org

Conclusión: Esta aplicación produce resultados buenos, pero requiere un poco más de tiempo y esfuerzo que Photoshop Elements. No es aconsejable para los novatos, pero es más que suficiente para los entusiastas experimentados.

Picasa: Gratuito, picasa.google.com

Conclusión: Este organizador de imágenes es tan bueno que vale la pena usarlo a cualquier precio.

Muchos usuarios en el hogar estarían contentos con el GIMP (GNU Image Manipulation Program), una aplicación de código abierto para gráficos. Ofrece muchas de las herramientas básicas que ofrece el producto Photoshop Elements (US$100), y otros editores de imágenes, entre ellas varias herramientas de selección. El programa permite trabajar con capas y rutas, tiene una amplia selección de filtros y ofrece canales alfa para facilitar la transparencia. También ofrece muchas posibilidades de cancelar o deshacer lo hecho.

Sin embargo, el programa no tiene las herramientas avanzadas y singulares que Adobe Elements hereda de su hermano más costoso, el Photoshop Creative Suite 2 (US$600). Mientras que GIMP ofrece una herramienta de clonación, Elements también la tiene y además dos potentes pinceles de curación, que pueden usarse para corregir defectos y otras imperfecciones rápidamente. Elements tiene una excelente herramienta para la corrección automática del efecto de ojos rojos; GIMP no tiene ninguna, así que usted tendrá que hacer una selección bastante precisa alrededor del área roja del ojo, establecer un valor de suavización y entonces ajustar el matiz y la saturación para corregir el problema. Y aunque GIMP tiene niveles de ajuste para la iluminación, Elements tiene, además de ellos, un intensificador de sombras y luces.

La interfaz de GIMP está un poco desorganizada. El programa presenta paletas, herramientas e imágenes en ventanas flotantes individuales y los mandos no son consistentes entre las ventanas (por ejemplo, los mandos disponibles en los menús Archivo, Editar, Seleccionar y Ver de las distintas ventanas no son los mismos). Algunos de los accesos directos de la aplicación también son inconsistentes: usted puede oprimir la tecla del guión (menos) para achicar la imagen, pero para agrandarla hay que oprimir <Mayús>-más.

No obstante, si usted no quiere gastarse los US$100 que cuesta Elements, GIMP vale la pena. Este programa gratuito ofrece muchas herramientas útiles y si usted está dispuesto a conformarse con las posibilidades que tiene e invertir algún tiempo en aprender sus peculiaridades, podrá obtener buenos resultados. Pero si quiere una manera más rápida y más fácil de conseguir fotos mejores, encontrará que Elements es el programa indicado. GIMP, ahora en la versión 2.2.8, está disponible para las plataformas Windows, Mac y Linux.

UN ADMINISTRADOR CAPAZ

El organizador gratuito Picasa 2 de Google es un digno rival del organizador de imágenes que viene incluido en Adobe Photoshop Elements. Y Picasa comparte una de las mejores cualidades del popular motor de búsqueda de la Web: su velocidad.

Las tareas de desplazar, buscar y catalogar son rapidísimas. Por ejemplo, busque imágenes o vídeos escribiendo una palabra y los resultados salen tan pronto usted termina de escribir. El organizador de Elements parece lento en comparación.

Picasa también ofrece muchas características únicas: puede enviar fotos por Microsoft Outlook, Google Gmail, o por la aplicación para compartir fotos Google Hello. Usted también puede seleccionar fotos para enviar al servicio gratuito Blogger de Google. Y con Picasa usted puede crear una página simple de la Web o libro en HTML, o exportar imágenes a una caja TiVo. El organizador de Elements puede ayudarle a crear páginas de la Web y presentaciones de diapositivas, pero no ofrece manera de publicar imágenes en blogs.

La ventaja principal de Elements es su sistema de etiquetas, en el que usted puede arrastrar iconos que lucen como etiquetas de equipaje y ponerlos en una o más fotos para catalogarlas. Después de pegar etiquetas a sus imágenes, puede realizar búsquedas para encontrar una etiqueta o una combinación de ellas. Picasa tiene su propio sistema de rotulación, pero no es tan atractivo.

Photoshop Elements tiene más funciones en general, pero Picasa no se queda corto; en realidad, tiene tantas que le parecerá ilegal poder bajar un programa así y no pagar nada por él.

Alan Stafford

REFINAMIENTO FINANCIERO

¿Tiene ganas de deshacerse del Quicken de Intuit? Moneydance puede administrar bien sus finanzas.

Moneydance: US$30, www.moneydance.com

Conclusión: Si está harto del software y de los servicios de Intuit, este programa es una opción adecuada para tareas de presupuesto y banca.

El administrador de finanzas personales Moneydance (US$30), un producto de Reilly Technologies, es mucho más de lo que aparenta. Su interfaz básica, algo técnica y gris, hace poco por exponer las características que hacen del programa una alternativa respetable a la versión Básica del líder del mercado, Quicken 2006, un producto de precio similar. Moneydance también vale la pena si usted generalmente opta por las versiones más completas de Quicken, que cuestan de US$50 a US$80, pero no usa mucho sus herramientas de inversión o planificación. Nota: No pudimos encontrar, sin embargo, ninguna aplicación gratuita que le pueda dar una buena pelea a Quicken.

Además de la esperada función básica de seguimiento de gastos, Moneydance ofrece herramientas básicas de presupuesto y de inversión, puede manejar las divisas internacionales, tiene una gama de opciones de informes que incluyen diagramas y recordatorios de facturas. Moneydance también incluye opciones de banca en línea utilizando la importación de archivos .qif, algo que Intuit abandonó y que causó el enojo de muchos de los antiguos usuarios de Quicken.

Si lo prefiere, puede añadir más funcionalidad bajando extensiones al programa; por ejemplo, yo instalé una calculadora para determinar el saldo final de las tarjetas de crédito. Reilly y otros pueden crear las extensiones (por ahora solamente existen unas cuantas) usando un kit gratuito para desarrolladores de software.

¿De qué carece Moneydance cuando se compara con Quicken Basic? Pues no tiene una interfaz tan pulida como la de Quicken, que ha sido lograda después de años investigando los gustos del consumidor. Y no transforma en un lenguaje simple los nombres importados de beneficiarios extraños (los que vienen con números adicionales que denotan cuentas o sucursales).

Comparado con las versiones más potentes de Quicken (Deluxe por US$50, Premier por US$70, Premier Home & Business por US$80), Moneydance no tiene las calculadoras y algunas de las herramientas de planificación de inversiones, impuestos y de contabilidad que encontrará en esos paquetes más caros.

Además, Moneydance no le permite adjuntar imágenes digitales ni documentos relacionados –como cheques o facturas– a cuentas y entradas de transacciones, una posibilidad que ofrecen las tres versiones de alto nivel de Quicken.

La asistencia técnica de Moneydance tampoco es espectacular: usted puede consultar la página FAQ o enviar una pregunta a la compañía por correo electrónico (sin promesa de que le respondan). Además, usted puede acceder a recursos comunitarios, entre ellos una lista de correo y un grupo de usuarios basado en Yahoo que es independiente del propio Moneydance. Pero no hay una línea de teléfono de asistencia técnica.

Sin embargo, uno de los puntos sobresalientes de Moneydance puede ser otra cosa que el programa no hace: no instala accesos directos en el escritorio para dos o tres de sus socios comerciales, una vieja práctica de Quicken. En realidad, para los lectores que nos han escrito recientemente para contarnos de sus encontronazos con Intuit por la deficiente asistencia técnica o por su política, como la de retirar la asistencia a las versiones más antiguas del programa, Moneydance ofrece simplemente la ventaja de no ser Quicken.

Yardena Arar

ESPECIALISTAS EN MEDIOS

Usted no necesita a Roxio ni a Nero para hacer “ripping” y grabar sus canciones. Hay dos programas gratuitos que pueden hacer esa función.

DeepBurner Free 1.6: Gratuito, www.deepburner.com

Conclusión: Este programa es apto para “quemar” datos en CD y DVD, pero carece de herramientas para crear DVD y relacionadas.

Musicmatch Jukebox 10: Gratuito, www.musicmatch.com

Conclusión: No es muy rápida, pero esta aplicación tiene una buena capacidad para digitalizar audio y grabarlo en CD.

Aunque son paquetes excelentes de DVD/CD, Nero 6 Ultra y Roxio Easy Media Creator 7.5 se venden por un precio elevado de US$100. Por eso me puse a recordar la frugalidad de mis años de estudiante (¿se acuerdan de los fideos?) y encontré programas gratuitos muy dignos para realizar algunas de las tareas de las que se ocupan los conjuntos. Usted no encontrará un paquete integrado gratuito que lo haga todo, ni herramientas gratuitas para crear DVD que se comparen con las de Nero o las de Roxio.

Para manejar los archivos de música, me decidí por una versión gratuita de Musicmatch Jukebox 10: ésta hace el “ripping” (digitalización) de las pistas de los CD de audio, las convierte en WMA, MP3 y MP3 Pro y las vuelve a grabar en CD (Windows Media Player, un complemento gratuito que usted probablemente ya tiene en su sistema Windows, no reconoce el formato MP3 Pro). Pero le advertimos que Musicmatch Jukebox 10 trabaja más lentamente que el software comercial.

Para grabar sus datos en un CD o DVD, mi selección es DeepBurner 1.6. DeepBurner es fácil de aprender y usar. Escribe CD de datos y DVD con aplomo, además de imágenes ISO de CD o de DVD (un archivo grande que contiene todos los datos de un disco). Incluso escribe CD de audio usando archivos MP3, .ogg, o .wav. No pude encontrar un programa dedicado de copias de seguridad que funcione con unidades de discos ópticos; si usted organiza bien sus archivos, puede usar DeepBurner para esa función.

Vivir sin Nero y sin Roxio puede ser bueno… hasta cierto punto. Algunos usuarios harían bien en pagar por uno de los conjuntos, ya que los programas gratuitos no pueden igualar las capacidades de creación de DVD, la salida y edición de vídeo, la restauración de LP y cintas, y la edición de sonido de Nero o de Roxio. Pero si usted vive una vida sencilla, pruebe uno de estos programas gratuitos.

Jon L. Jacobi

PDF POR MENOS

No es necesario gastar cientos de dólares en Adobe Acrobat. Las alternativas de bajo costo pueden servirle bien.

CutePDF 3: US$50, find.pcworld.com/49943

Conclusión: Una herramienta asequible que crea PDF y tiene una buena seguridad básica, pero no ofrece la integración con Microsoft Office.

Son pocas las personas que crean suficientes archivos PDF como para justificar el gasto de US$299 por el programa de creación de PDF Adobe Acrobat 7 Standard (el Acrobat Reader, por supuesto, siempre ha sido gratuito). Pero hay algunas alternativas más económicas que son excelentes. Y si usted solamente crea un puñado de archivos PDF al año, puede hacerlo sin pagar un centavo mediante el propio sitio gratuito de Adobe, que se llama Create Adobe PDF Online (se requiere una inscripción; createpdf.adobe.com).

Sepa que el servicio gratuito limita cada PDF a 100MB y 50 páginas y deja de funcionar después de 10 minutos de procesar archivos, un factor restrictivo si usted trabaja con archivos complicados que contienen imágenes de alta resolución.

Para más flexibilidad y potencia, pruebe el CutePDF 3 de Acro Software (US$50). Con él usted puede crear un archivo PDF que combina archivos de texto y de imágenes, o editar uno existente. También puede combinar o extraer PDF y agregar imágenes de fondo, membretes y formularios. Entre las opciones básicas de seguridad se encuentran la protección por contraseña y las filigranas. A CutePDF le faltan muchas de las herramientas avanzadas de Acrobat, como la integración con Microsoft Word, controles de impresión y copias, y una opción de “Enviar a PDF” para el menú de contexto del botón derecho. Para “Imprimir a PDF”, hay que bajar un complemento gratuito, CutePDF Writer. No obstante, tendrá mucha potencia por una fracción del costo de Acrobat.

Una opción más cara, pero con más funciones y mejor integración, es el Jaws PDF Creator 3.6 (US$84) de Global Graphics Software (find.pcworld.com/49944). Éste tiene el controlador de impresora PDF, además de un icono en el escritorio donde usted puede arrastrar y soltar archivos para convertirlos a PDF. También instala una barra de herramientas de PDF en Word, Excel y PowerPoint, tal como hace Acrobat (aunque no en las otras aplicaciones de Office que Acrobat reconoce). Jaws PDF Creator añade el cifrado de 128 bits de los archivos y ofrece cierto nivel de control sobre la impresión y la edición.

Dennis O’Reilly

Microsoft Word facilita las labores de edición en grupo, incluso la aceptación o el rechazo de cambios.

Una peculiaridad de OpenOffice: en un documento que contiene varias ediciones, usted tendrá que vadear a través de una larga lista de comentarios.

Norton Internet Security Suite tiene aplicaciones contra virus, cortafuegos y afines en una interfaz fácil de usar.

ZoneAlarm le permite personalizar el acceso a programas individuales. Las aplicaciones de confianza pueden obtener el acceso automático; otras pueden ser bloqueadas o forzadas a pedir permiso.

Las potentes herramientas de Adobe Photoshop Elements, como sus pinceles de curación, hacen que esta aplicación sea la opción más rápida para limpiar fotos.

GIMP tiene muchas herramientas de edición de imágenes, pero para algunos trabajos usted tendrá que realizar varios pasos manuales más que con Photoshop Elements.

Para protección contra programas espías, ni Symantec ni ninguna de las aplicaciones gratuitas son la mejor opción.

Moneydance puede manejar las transacciones bancarias básicas, aunque su interfaz no es tan pulida como la de Quicken.

Es posible conseguir gran capacidad para procesar PDF por una fracción del costo de Adobe Acrobat.

CutePDF (US$50) permite editar un archivo PDF, o crear nuevos PDF, sin que le cueste mucho dinero.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *