1

Saber es poder: un glosario esencial para la Internet

“Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”

“Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”, dice la tercera ley del titán de la ciencia ficción Arthur C. Clarke (www.pcwla.com/buscar/06027701). La comunidad de computadoras interconectadas que llamamos Internet apenas existía cuando el autor de “2001: Una odisea en el espacio” propuso su ley, pero lo cierto es que ésta puede parecer sobrenatural. Sin embargo, la magia de la Internet viene acompañada de un montón de problemas como el correo indeseado, los virus, programas espías, PC zombis, “phishers”, “pharmers” y otros desagradables efectos secundarios de la vida digital. Esta es mi guía ejecutiva para las siglas más esenciales de la Internet.

TCP/IP: El Protocolo de control de transmisiones/Protocolo de Internet es el software de red que permite a su computadora agrupar los datos en paquetes y transmitirlos. Las computadoras y los enrutadores de red que constituyen la Internet buscan las direcciones IP de origen y destino que van pegadas en cada paquete para determinar la manera más breve de hacerlo llegar a su destino. Esta es la buena noticia. La mala es que cualquiera de estos paquetes puede ser portador de un ataque contra su PC.

Dirección IP: Si su sistema está conectado a una red local o a la Internet, es casi seguro que utilice una dirección de Protocolo de Internet para mover los paquetes de datos. Tres series de direcciones IP están reservadas para las redes privadas, como las que se usan en su hogar o en la oficina: 169.254.xxx.xxx, 10.10.xxx.xxx y 192.168.xxx.xxx (donde ‘xxx’ es cualquier número entre 0 y 255). Si su PC utiliza una dirección pública (cualquier dirección fuera de la serie de direcciones privadas indicadas arriba), será susceptible a los ataques perpetrados desde otras PC de la red. Por eso es que un sistema Windows XP que no tenga los parches o correcciones necesarios para defenderse de estos ataques directos, como el gusano Blaster, se bloqueará a los pocos minutos de conectarse a través de una dirección IP pública. Windows asigna las direcciones 169.254 cuando no puede detectar un servidor DHCP (vea más adelante). Si su máquina termina con una de esas direcciones, algo anda mal en su red. Visite la página www.pcwla.com/buscar/06027702 para más información sobre este tema.

DHCP y NAT: El Protocolo de control dinámico de hospedaje (DHCP, por sus siglas en inglés) permite que una computadora u otro dispositivo de red (como un enrutador) asigne direcciones IP privadas a otras PC. Si la dirección de su computadora se encuentra entre las series privadas que indicamos anteriormente, probablemente fue asignada por un servidor DHCP. De manera similar, la Traducción de direcciones de redes (NAT) permite que un dispositivo o computadora (generalmente la misma que se utiliza como servidor DHCP) traduzca las direcciones públicas de los paquetes que entran en las direcciones privadas que utilizan sus computadoras locales. Esto permite que usted navegue por la Web, envíe y reciba correo electrónico y se conecte a otros servidores de Internet mientras se mantiene invisible a las PC que puedan atacarle. Aun cuando su sistema sea vulnerable al gusano Blaster, por ejemplo, NAT impide que éste penetre a su red local.

DNS: El Sistema de nombres de dominio de la Web (DNS) permite que usted se conecte al sitio Web de PC World LA usando el nombre de dominio ‘www.pcwla.com’, en vez de escribir la dirección IP del sitio. La parte final del nombre del sitio (es decir, el ‘.com’ en el caso de ‘www.pcwla.com’) se conoce como el dominio de primer nivel. El dominio de segundo nivel (‘.pcwla’) aparece justo a la izquierda del dominio de primer nivel. El ‘www’ es un dominio de tercer nivel, que puede ser casi cualquier cosa, algo que los “phishers” aprovechan para engañar a sus víctimas.

URL: El Localizador uniforme de recursos (URL) permite a su navegador y a otros programas de su PC conectarse a un servidor remoto por medio de la Internet. Los URL contienen el nombre de dominio (o si no, la dirección IP) del servidor remoto. A veces incluyen el protocolo de Internet (‘http://’ para sitios de la Web, por ejemplo), un nombre y contraseña para acceso, o el nombre de un archivo o subdirectorio en el servidor. Es por esto que un URL malicioso y bien construido puede hacer mucho daño, especialmente si se aprovecha de un defecto en alguno de los programas de su PC. Si los dominios de primer y segundo nivel en el URL le parecen extraños (si, por ejemplo, los dominios de segundo y tercer nivel parecen haber sido cambiados), no caiga en la trampa.

–Scott Spanbauer

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *