1

El momento del LCD

Ya usted se decidió a comprar un monitor LCD. Pero aquí no sólo el precio es importante; hay otros factores claves en la búsqueda. Aquí le decimos qué debe conocer y le mostramos algunos modelos que ya están en el mercado.

Es muy probable que usted lleve tiempo estudiando la posibilidad de cambiar su viejo CRT por una de esas esbeltas pantallas planas de cristal líquido. ¿Se ha preguntado qué debe tener en cuenta a la hora de comprarla, además del precio? Ahora que el precio de los monitores LCD ha bajado sustancialmente y ya se pueden encontrar gangas en el mercado que no romperán su bolsillo ni su presupuesto, existen otras variables que entran a formar parte de la fórmula de compra y que usted debe conocer. Siga leyendo y decida.

Los monitores LCD ofrecen muchas ventajas sobre los abultados y pesados CRT. Son mucho más delgados, consumen la energía con mucha mayor eficiencia y son relativamente ligeros de peso, por citar sólo algunas de sus más convenientes peculiaridades.

Sin embargo, estas pantallas confrontaban varios problemas en el pasado. Eran difíciles de ver, por ejemplo, si usted no estaba situado directamente frente a ellas. Este inconveniente ha sido notablemente mejorado en los nuevos modelos, que ahora ofrecen amplios ángulos de visibilidad, tanto vertical como horizontal (los modelos que hemos probado para esta reseña así lo demuestran).

En los monitores LCD usted puede encontrar varias características que le harán la vida más fácil. A diferencia de los pesados CRT, su posición es fácilmente ajustable. Es así posible mover la pantalla a su gusto para un mejor ángulo de visualización y óptima comodidad. Los nuevos modelos cuentan, en mayor o menor medida, con esa cualidad.

Otra tecnología que ha sido incluida en estos monitores es la llamada pantalla clara (clear screen), que adopta, en realidad, diferentes nombres según el fabricante del equipo. Gracias a ella, estos monitores generalmente transmiten más luz, brindan más contraste y profundidad del negro en fotos y películas, y minimizan un cierto efecto de temblor que las pantallas mate tradicionales producen. Sin embargo, esas pantallas claras no reflejan la luz como lo hacen algunos modelos viejos, así que usted tiene que ser cuidadoso en donde las coloca, para que no haya reflexión sobre ellas. Por eso es muy importante tener alguna flexibilidad a la hora de graduar su altura o giro para que el ángulo donde incida la luz no afecte la imagen.

Quienes pasen mucho tiempo frente a la pantalla diagramando o leyendo una gran cantidad de documentos seguramente preferirán un monitor que pueda girar de la posición horizontal a la vertical sin mostrar las cosas de lado, es decir, si usted está diseñando un documento debe poder ver enseguida toda la página en formato retrato. Pero para ello necesitará un software especial además del monitor. Compañías como Samsung incluyen este software con los modelos de sus pantallas que son capaces de girar de horizontal a vertical. Otras, como Dell, no suelen incluirlo y usted debe comprar ese software por su cuenta.

También es conveniente comprobar cómo van conectados los cables al monitor. Es mejor que estén conectados a la base del monitor en lugar de tener que girar junto con éste. Otra característica que usted encontrará seguramente en su próximo monitor es que tiene altavoces integrados.

Una regla práctica que puede aplicarse en cualquier decisión de compra es anticipar el uso principal que se dará al equipo y comprobar si éste tiene las condiciones adecuadas para desempeñarlo.

En el caso de un monitor LCD, Pablo Ojman, Product Manager for Desktops de HP Latin America & Caribbean, dice: “Sugerimos a los usuarios que antes de hacer cualquier compra deben pensar bien en cómo usarán el producto. Por ejemplo, si tenemos un usuario que esta interesado en tener una PC como centro de entretenimiento digital, será necesario contar con un monitor grande (de 17, 19 o 21 pulgadas), un poco más avanzado, para poder ver fotos, vídeo y televisión con calidad excelente. Ahora bien, si tenemos un usuario que busca una máquina solamente para hacer tareas de la escuela, o finanzas del hogar o simplemente navegar por Internet, estaría bien con un monitor más pequeño (de 15 o 17 pulgadas). Todo depende realmente del uso que se le va a dar”.

Pero no es solamente eso lo que se debe tener en cuenta a la hora de comprar un monitor. “Es importante que el usuario se fije mucho en la calidad, el tiempo de respuesta, el acabado que tiene, la fineza del producto, y cómo se ven las tonalidades de colores”, dice Roger Sánchez, gerente de producto para Samsung.

Por su parte, el gerente de Consumer Electronics y Mercadeo para las Américas, (Envision), Robert Vélez, recalca que el valor basado en las necesidades de los consumidores es lo que es más importa. “AOC”, dice, “siempre ha ofrecido productos a la par con lo último del mercado mientras mantiene la igualdad entre la calidad y el rendimiento que se espera de sus monitores”.

Todos esos planteamientos se complementan y forman parte del grupo de puntos claves que usted debe verificar antes de decidirse por uno u otro modelo.

El crecimiento en América Latina

Caractertísticas como las anteriormente mencionadas han hecho que la venta de este tipo de equipo empiece a dar sus frutos en el mercado de América Latina. Compañías como BenQ, Dell, HP, Samsung, Sony, por citar algunas de ellas, ya venden sus productos en estos mercados y se sienten optimistas frente a los resultados de las compras. Sobre ello nos dice Ojman, de HP, “lo que podemos ver del mercado de los monitores LCD es que existe una migración de monitores CRT hacia los LCD, y que los usuarios están exigiendo cada vez más monitores de un tamaño más grande para sus necesidades, más o menos entre 17 pulgadas y 20 pulgadas. Los monitores flat panel (pantalla plana) se están volviendo más y más comunes y exigidos por el mercado”. Ojman nos comenta que en el caso de HP, la compañía vende los monitores como parte de la venta completa de una computadora de escritorio, a lo que llaman “bundle”.

Roger Sánchez, el representante de Samsung, afirma que “el crecimiento del mercado de LCD ha tenido una gran acogida en América Latina; hoy por hoy, el 40 por ciento de la división de monitores de Samsung viene de LCD. Hemos visto una gran acogida de los tamaños de 17 pulgadas en vez de 15 pulgadas, lo cual fue diferente en el caso del CRT, pero era de esperarse, ya que el espacio sería el mismo en un LCD, pero con una pantalla más grande”.

Robert Vélez, por su parte, revela que la tendencia principal es migrar hacia los monitores LCD con bases ajustables y hay algunas señales en la demanda del mercado por aplicaciones que utilicen pantallas anchas (16:9).

En el pasado mes de enero, durante la muestra de productos electrónicos de consumo (CES) celebrada en Las Vegas, muchas compañías –entre ellas AOC, BenQ, Dell, HP, ViewSonic, Samsung y Sony– exhibieron sus nuevos monitores LCD de diferentes tamaños de pantalla.

BenQ: Este fabricante mostró, por ejemplo, el FP93V, de 19 pulgadas, que se distingue por un elegante diseño exterior, todo en color blanco. La unidad, que anuncia entre sus especificaciones una respuesta de 8ms y un índice de contraste de 550:1, realzará sin duda cualquier oficina y posiblemente armonizará con la decoración de muchos hogares.

El BenQ FP93V dispone de una base que ofrece al usuario un lugar donde colocar unidades externas, papeles, reproductores de medios o incluso una PC pequeña. El diseño del cable de dos vías ofrece una forma útil de manejar el conglomerado de cables. La característica de ajuste de pantalla asegura una visión óptima y confortable. El monitor tiene una resolución de 1.280 por 1.024, es compatible con Mac y PC, y se puede inclinar más de 20 grados hasta -5 grados.

Otros modelos LCD de BenQ son el FP93G/FP73G, ambos con un diseño superdelgado, una rápida respuesta de 6 ms, un índice de contraste de 700:1, una brillantez de 300 cd/m2 y entrada doble para D-Sub/DVI. El monitor LCD FP73G es de 17 pulgadas y tiene un estilizado marco de 12mm, mientras que el FP93G, de 19 pulgadas, tiene un marco de 13 mm. Estos marcos estrechos permiten acortar la distancia de las imágenes cuando los monitores se colocan uno al lado del otro para trabajar en una configuración múltiple. Son ideales para aplicaciones profesionales, así como para centros de entretenimiento.

Dell: Dell está ofreciendo dos atractivos modelos UltraSharp en un nuevo diseño industrial de color negro, el 1707FP de 17 pulgadas y el 1907FP de 19 pulgadas, que incorporan varias opciones avanzadas. El índice de contraste ha cambiado a 600:1 (1707FP) y 700:1 (1907FP), algo que pudo apreciarse notablemente en nuestras pruebas; el tiempo de respuesta para ambos monitores ha cambiado a 8ms negro a blanco (anteriormente era gris a gris); el power active off para ambos es menos de 2W (antes era de 3 W). Ambos incluyen un mecanismo de ajuste de posición verdaderamente cómodo y gran facilidad de uso en general. La resolución de 1.280 por 1.024 del modelo de 19 pulgadas nos permitió apreciar el contenido con excelente detalle.

KDS: KDS presenta dos modelos LCD ultraplanos de 19 pulgadas, el K917s y el K915s de la Serie 17. Ambos tienen un marco extremadamente delgado y cuentan con una resolución máxima de 1.280 por 1.024. Entre sus especificaciones incluyen fuente de alimentación integrada, compatibilidad con PC y Mac, y se pueden montar en la pared. Estos modelos presentan una brillantez de 250 cd/m2, un índice de contraste de 450:1, una respuesta de vídeo de 16ms, una densidad de puntos de 0,294 mm, y un ángulo visual horizontal y vertical de 140 grados.

Sony: Los tres nuevos modelos de la serie HS de monitores digitales LCD de Sony son otra oferta que se puede encontrar en el mercado actual. Disponibles para cuando usted lea este artículo, el SDM-HS75, el SDM-HS75P y el SDM-HS95P se venderán por un precio de US$400, US$450 y US$700, respectivamente.

Con un tiempo de respuesta de 8 ms para el SDM-HS75P, y 12 ms para el SDM-HS95P, estos modelos, de 17 y 19 pulgadas respectivamente, cuentan con un índice de contraste de 500:1 y tienen un diseño supermoderno. El SDM-HS75 presenta un tiempo de respuesta de 16 ms.

La serie HS se caracteriza por una brillantez de 400 cd/m2 y tecnología ErgoBright. Los monitores de esta serie están capacitados para conexión DVI-D y HD-15.

Una respuesta más rápida al vídeo

Samsung: Para tener más de donde escoger, Samsung presenta en el mercado de América Latina su modelo SyncMaster 960BF, de 19 pulgadas, un monitor LCD que está dirigido principalmente a aquellos usuarios que necesitan un rendimiento superior. Según el fabricante, esta nueva pantalla tiene un tiempo de respuesta de 4 ms.

Actualmente un gran cantidad de monitores LCD cuentan con un tiempo de respuesta de 8 ms; sin embargo, compañías como Samsung y ViewSonic, por citar algunas, han mejorado sus dispositivos con una velocidad mayor de respuesta al movimiento del vídeo, lo que hace posible que las imágenes se vean con mayor nitidez, claridad y que se elimine el efecto fantasma que muchas veces molesta (un número más pequeño en esta característica significa una velocidad mayor).

El monitor combina las tecnologías de MagicColor y MagicBright de Samsung. MagicColor mejora automáticamente el color en las áreas donde se necesita corregirlo, y lo hace de tres modos: el modo Inteligente, para mejorar la calidad del color; el modo Completo, para una completa mejora al color, que incluye el del tono de la piel; y un terecero, el modo Demo, que muestra la imagen mejorada en la parte izquierda, y la imagen original en la parte derecha de la pantalla.

MagicBright, por su parte, permite al usuario cambiar la brillantez y el contraste de la pantalla para ajustarla a varias aplicaciones con sólo oprimir un botón. Ofrece configuraciones para trabajar con texto, ver vídeo en Internet, aplicaciones de entretenimiento como juegos o vídeo en transferencia continua o incluso ver DVD a través de la interfaz de la computadora o interfaz de vídeo.

Otras tecnologías como MagicRotation, que permite girar la pantalla en incrementos de 90 grados y de esta forma cambiar los documentos entre la posición vertical y horizontal, y la MagicTune, que es un programa diseñado para optimizar todas las funciones de los monitores, también son parte de este nuevo modelo de Samsung.

El SyncMaster 960BF cuenta con un chip que acelera el tiempo de respuesta (RTA, por sus siglas en inglés), lo que proporciona una experiencia visual el doble de rápido cuando se compara con la mayoría de los monitores que se comercializan hoy en día, según el fabricante.

El monitor, cuyo diseño es elegante con un marco de color blanco, entrega un máximo de 16,2 millones de colores, un índice de contraste de 700:1 y una brillantez de 300 cd/m2. Una resolución máxima de 1.280 por 1.024, un ángulo de visibilidad horizontal/vertical de 160 grados, y una densidad entre puntos de 0,294 mm, permiten que el texto en la pantalla se vea claro y brillante, con colores vivos.

El SyncMaster 960BF, con un peso ligero de 8,3 kg, se puede llevar con facilidad de un lugar a otro, pues se puede plegar completamente, y agarrar por un asa que es parte de la base del monitor.

Otra de sus características es que utiliza interfaces tanto analógica como digital, puede ajustarse la altura, la inclinación y el giro en los planos horizontal y vertical.

Envision/AOC: Envision/AOC mostró en CES varios modelos de la serie Precision, el modelo AOC 193P+ de 19 pulgadas, el AOC 173P de 17 pulgadas y el AOC 203P de 20 pulgadas. Todos presentan un marco de diseño superdelgado, entradas analógica y digital, y un precio de US$289 para el de 17 pulgadas, US$329 para el de 19 pulgadas y US$524 para el de 20 pulgadas.

El AOC 193P+ es otro de los modelos descritos en este artículo que presenta una respuesta de vídeo de 4 ms, según el fabricante. Una resolución de 1.280 por 1.024, un índice de contraste de 500:1 y una brillantez de 270 cd/m2 caracterizan a este modelo. Puede conectarse tanto a la PC como a la Mac (con un adaptador).

ViewSonic: La serie VP (Profesional) de monitores LCD de ViewSonic estrena dos ofertas en el mercado de América Latina y el Caribe. El VP720b y el VP920b, de 17 y 19 pulgadas, respectivamente. Ambos monitores se caracterizan por un diseño ThinEdge. En el caso del VP720b, el marco donde se apoya la pantalla es de 16 mm y en el VP920b, de 17 mm. Este valor indica la separación entre el borde de la pantalla y el área que ocupa la imagen; al ser ésta pequeña, el usuario logra una mejor experiencia visual. Asimismo, a estos monitores se les puede ajustar la altura, la inclinación hacia delante o hacia atrás, y el giro.

Aunque no tuvimos la oportunidad de probar ninguno de estos equipos, según la compañía el VP920b entrega un tiempo de respuesta ultrarrápido de 4 ms, cuenta con una resolución de 1.280 por 1.024, es compatible con HDTV de 720p, viene con los altavoces integrados en la parte trasera, y puede colgarse en la pared. Un índice de contraste de 500:1 y una brillantez de 250 cd/m2 son también sus cualidades. El precio es de aproximadamente US$424.

El modelo VP720b de 17 pulgadas también ofrece un tiempo de respuesta ultrarrápido de 4 ms, una resolución de 1.280 por 1.024 y un índice de contraste de 500:1, pero su brillantez es de 280 nits. Al igual que el otro modelo, cuenta con entradas para señales analógica y digital. El precio es de aproximadamente US$345.

Estos monitores LCD profesionales, compatibles con PC y Mac, incorporan el software de control PerfectSuite para calibración de color, administración de equipos y medidas antirrobo.

Nuestras pruebas

Para este artículo recibimos tres modelos de monitores de 19 pulgadas de AOC, Dell y Samsung. Estos modelos de reciente aparición en el mercado fueron evaluados por nuestro equipo editorial en el laboratorio, en igualdad de condiciones y aplicando una batería de pruebas del Centro de Pruebas de PC World para este tipo de monitores. Los demás modelos que se describen en esta reseña se dan sólo como información, y es posible que algunos de ellos no se encuentren disponibles en América Latina en el momento en que salga este artículo a la luz.

El AOC 193P+, el Dell 1907FP y el Samsung SyncMaster 960BF fueron sometidos a diferentes pruebas visuales donde se midió la calidad en los gráficos y el texto. Los tres ofrecen una gama completa de ajustes físicos, que incluyen la altura, la inclinación y el giro en los planos horizontal y vertical.

El monitor de Samsung sólo viene con entrada digital DVI, aunque el paquete incluye un cable con terminal VGA para los que no cuentan con una tarjeta de gráficos con conector DVI. El de Dell y el de AOC vienen con entradas tanto para conexión analógica como digital.

Conectamos los tres monitores a una misma fuente, una PC Dell Optiplex GX270 con gráficos integrados Intel Graphics Controller de 64MB, y efectuamos las pruebas a una resolución de 1.280 por 1.024 píxeles bajo iluminación ambiental típica de oficina con cuatro lámparas fluorescentes.

La unidad de Dell obtuvo la mejor puntuación general y excelentes calificaciones, excepto en las pruebas de barras negras y blancas y de escala de grises, donde sus resultados fueron promedio. Se destacó por su contraste y color, así como por el fácil acceso a sus controles por botones y ajuste de su base. La de Samsung superó a sus contrincantes en tres de las pruebas y empató con la de Dell en la de escala de color. En este monitor los controles se ejecutan mediante software, no botones. Aunque los resultados del monitor de AOC fueron de valor medio a bueno en la mayoría de las pruebas (quedó en primer lugar en la de escala de grises), el equipo falló lastimosamente en la prueba de barras negras y blancas. Ninguno de los monitores que examinamos mostró píxeles muertos en la pantalla.

–PC World LA

CONEXIONES: ANaLóGICA Y DIGITAL

Los LCD están construidos de manera que puedan aceptar las señales analógicas (VGA) convertidas por la mayoría de las tarjetas de vídeo existentes en las PC. La entrada analógica (foto de arriba) es la más común en los monitores, tiene 15 enchufes distribuidos en tres filas y a veces es llamada D-Sub). Como los LCD son dispositivos digitales, necesitan reconvertir la señal a su forma original (digital), lo que puede causar pestañeo o imagen borrosa.

Si la PC tiene una tarjeta de gráficos con salida de vídeo digital (DVI), esos problemas pueden evitarse, ya que la señal se envía a la pantalla en formato digital y no es necesaria la conversión. En este caso, usted debe buscar un LCD que incluya una entrada DVI (foto de abajo), que ya se encuentra en muchos monitores (generalmente en modelos más caros).

En realidad, la mayoría de los monitores modernos hacen un magnífico trabajo al convertir las señales, por lo cual contar con conexiones digitales ya no es tan importante hoy como lo era antes. Pero incluso si su sistema tiene algunos años de construido y carece de salida digital, adquirir un LCD con entrada DVI puede ser conveniente, pues su próxima PC seguramente tendrá un puerto de ese tipo.

MODOS: RETRATO Y APAISADO

Otra de las características prácticas de algunos monitores LCD de reciente aparición es su capacidad de girar sobre el cuello de la base a fin de pasar, a conveniencia del usuario, del modo horizontal (que se ha venido utilizando normalmente hasta ahora) al vertical. Esta ventaja, como es de esperar, representa generalmente un aumento en el precio del monitor.

Al cambiar la pantalla de la posición apaisada (horizontal) a la de retrato (vertical), la imagen debe cambiar también de acuerdo con la orientación, para lo cual será necesario emplear un software. Por ejemplo, en el caso del monitor de Samsung que evaluamos para este artículo, el software MagicStand capacita al monitor para hacer el giro, para moverlo hacia delante o hacia atrás y para ajustar la altura.

Esta característica puede ser útil para las aplicaciones de autopublicación (lo que en inglés se conoce como “desktop publishing”), la navegación por la Web, la visualización de hojas de cálculo, etc. Pero tenga en cuenta que si no la necesita, es mejor que no pague el costo extra por ella.

TIEMPO DE RESPUESTA

Como se ve en este artículo, los monitores más recientes han bajado este valor hasta 4 ms, una cifra bastante inferior a la que se requiere para los juegos, ver TV o cine sin molestias. Pero, en realidad, ¿qué significa este número? Este número es el tiempo que tarda un píxel de una pantalla LCD en apagarse y encenderse. Se mide en milisegundos (ms) y mientras más bajo sea, mejor será la capacidad del monitor para mostrar las imágenes en movimiento o el vídeo. Por lo general, los fabricantes ofrecen esta especificación para condiciones ideales, lo que significa que en la realidad la cifra puede ser más baja.

Lo que usted debe buscar en un lcd

Son varios los factores que usted debe tener en cuenta cuando se disponga a comprar un monitor LCD, aparte, por supuesto, del factor dinero. Aquí le brindamos algunos consejos que pueden ser de gran utilidad. Sin embargo, tenga presente que de su vista y estilo de trabajo dependerá la selección que más le convenga, ya que no es extraño que existan diferencias hasta entre unidades de una misma familia y modelo.

u Trate de comprar el monitor de mayor tamaño que su presupuesto y espacio permitan. Es posible conseguir buenas ofertas.

u Considere qué resolución es la que más va a utilizar y busque un monitor que tenga preferiblemente esa resolución nativa.

u Busque una unidad con buenos ángulos de visibilidad. Los colores y la brillantez deben mantenerse iguales en las esquinas de la pantalla, donde es mayor este ángulo.

u Escoja un monitor que muestre la más alta luminosidad posible y un brillo uniforme, tanto en imágenes oscuras como claras.

u Busque el tiempo de respuesta menor, es decir, el más rápido.

u Mientras mayor sea el índice de contraste, mejor. Fíjese que haya bastante diferencia entre los colores blancos más claros y los negros más oscuros.

u Fíjese si hay píxeles muertos (inactivos) en la pantalla, para lo cual es mejor examinarla en un solo color.

u Considere las garantías que ofrece el fabricante del monitor. Verifique si le devuelven su dinero por retorno del equipo o si puede cambiarlo por otro modelo. Asegúrese de que tenga cobertura para la retroiluminación, pues la mayoría de los fabricantes la excluyen, y averigüe la política de la compañía acerca de los píxeles defectuosos. Guarde toda la documentación y material en caso de que lo tenga que devolver.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *