1

Las mejores maneras de compartir vídeos en la Web o en DVD

Los vídeos están hechos para ser compartidos, ya sean del primer cumpleaños de su hija o de su último intento de escalar los picos gemelos del Kilimanjaro. Estas sugerencias le ayudarán a mantener la atención de su audiencia cuando vean el espectáculo por la Web o lo reproduzcan desde un DVD.

Filme mucho, pero recorte luego: Mientras esté disfrutando de sus aventuras, tome todo el vídeo que pueda. Cuando llegue a casa, edítelo para reducirlo solamente a las escenas que realmente quiere mostrar. Su audiencia no estará interesada en ver todo el crucero de 45 minutos alrededor de la bahía de San Francisco, pero sí querrá ver un minuto o dos del puente Golden Gate, Alcatraz y Sausalito.

Ponga los detalles en los créditos: En vez de poner todo el itinerario del viaje al principio del vídeo, póngalo al final (como hacen muchos estudios con los créditos al final de las películas y programas de TV). De esa manera, los espectadores que no están interesados pueden saltarse esa información.

Reprodúzcalo en la Web

Escoja el formato correcto: Para poner su vídeo en la Web, tiene que comprimirlo seriamente. Un buen programa de edición de vídeo le permitirá reducir los vídeos y convertirlos a un formato adecuado para la Web: Windows Media File (.wmv), Quicktime (.mov), o Flash (.swf). Su editor de vídeo también debe ofrecer modos predeterminados para diversas conexiones; escoja una velocidad de cuadros lenta o un tamaño pequeño para la ventana de reproducción, a menos que esté seguro de que los espectadores van a usar conexiones de banda ancha. El programa gratuito Windows Movie Maker para Windows XP de Microsoft (find.pcworld.com/49699) puede codificar automáticamente el vídeo y cargarlo en un servicio de vídeo como Neptune MediaShare (los precios comienzan en US$59 al año con 150MB de almacenamiento; y un período de prueba de 3 días; www.neptune.com) o MyDeo (que comienza en US$5 por minuto de vídeo y 200 vistas; www.mydeo.com). Tenga en cuenta que Neptune MediaShare requiere el uso del navegador Internet Explorer.

Hospede su vídeo en la Web gratuitamente: Varios sitios de la Web pueden comprimir y hospedar su vídeo sin ningún costo siempre que usted se inscriba, y una vez allí podrá verlo cualquiera que tenga un navegador de la Web. Entre los sitios de este tipo se encuentran You Tube (www.youtube.com), Ourmedia (www.ourmedia.org) y Google Video (video.google.com).

Envíe el vídeo por correo electrónico: Windows Movie Maker puede comprimir el vídeo para que no ocupe un espacio excesivo en la bandeja de entrada del destinatario: Seleccione ‘Enviar en correo electrónico’ en el menú Terminar película del programa (vea la FIGURA 1) y siga las indicaciones para comprimir su vídeo y adjuntarlo a un mensaje de correo electrónico (para más detalles visite find.pcworld.com/49702, donde encontrará el manual de Movie Maker de Microsoft).

Póngalo en DVD

Use capítulos para la navegación: Algunos programas de edición de vídeo (aunque no Windows Movie Maker) le permiten organizar sus películas caseras en capítulos, como hacen los DVD comerciales, para ayudar a los espectadores a encontrar una escena particular. Lo único que tiene que hacer es poner un indicador de capítulo en el vídeo mientras lo edita: por ejemplo, en ULead DVD MovieFactory (US$50), puede añadir capítulos manualmente en puntos específicos o automáticamente usando la función de detección de escenas del programa (find.pcworld.com/49704).

Utilice uno de los cuadros en el menú: Un cuadro de su vídeo puede servir de telón de fondo para el menú del DVD. Casi todos los programas de edición de vídeo (pero no Windows Movie Maker) ofrecen la posibilidad de extraer un cuadro del vídeo con un par de pulsos del ratón. Lea la documentación para ver el proceso específico; muchos de esos programas definen el proceso como una captura de cuadro (frame grab).

Use la configuración de mejor calidad: Resista la tentación de usar el nivel de compresión más alto, aunque los archivos resultantes requieran menos espacio en el disco y pueda poner más vídeos en un DVD, pues el costo que pagará en la calidad de la reproducción será muy alto. Ponga menos vídeo en cada disco, aun cuando esto signifique que tenga que dividir en dos discos una película larga. Por otra parte, esto pudiera ser una señal de que su película es demasiado larga y tiene que seguir editándola.

Ponga las películas en discos buenos: Utilice discos que estén diseñados para durar; manténgalos en sus estuches cuando no los use y almacénelos en un lugar seco y fresco.

Produzca una etiqueta bonita para el DVD: No es nada difícil, tanto Avery (www.avery.com) como Fellowes (www.fellowes.com) ofrecen en sus sitios plantillas para etiquetas de DVD.

Richard Baguley

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *