1

AOC ahora es TV

Uno de los principales fabricantes de monitores del mundo se lanza ahora a conquistar el mercado de los receptores de tv, para lo cual se apoya en su experiencia como ensamblador para las más exigentes marcas.

Por Alcídes León

AOC es una marca conocida en toda la región latinoamericana por ofrecer monitores con una atractiva relación entre el costo y el desempeño. Sin embargo, lo que pocos saben es que la misma compañía que fabrica los monitores AOC ensambla monitores de múltiples marcas para el mercado mundial. Con fábricas en China, Europa y Latinoamérica (Brasil) esta compañía produce monitores LCD para fabricantes tan variados como Toshiba, Dell, IBM y ahora Lenovo.

Según Robert Vélez, gerente de Mercadeo de Consumer Electronics de AOC para la región “Un punto fuerte de la compañía estriba en este hecho de ser ensambladores para marcas de reconocida calidad, ya que hemos adecuado nuestras instalaciones para cumplir con los requerimientos de calidad de cada uno de ellos, por lo que nuestros procedimientos suelen exceder los requerimientos de un solo fabricante”.

En la región, AOC cuenta con centros de servicio en todos los países, una oficina central en Miami y oficinas locales en Chile y Brasil, donde además existe una fábrica en Manaos, que atiende los mercados de ese país y Argentina, y próximamente, tras completar un proceso de expansión, atenderá también los mercados de los demás países de la región. Sus ventas de monitores para Latinoamérica representan el 40% de todo el continente americano y la empresa tiene más de 85 empleados para atender esta infraestructura.

Latinoamérica es aún territorio CRT

Pese al auge de los monitores planos de LCD y plasma, la región aún compra monitores CRT, principalmente basada en el costo de los mismos, aunque en algunos niveles de alta especialización, como la industria gráfica, las razones son otras. La compañía participa en el mercado de la región mediante la venta de sus propias marcas, Envision y AOC, y con los monitores fabricados para terceros. Sin embargo, al revisar todas las categorías existe aún un predominio de los monitores estándares de tubos catódicos o CRT, que presentan un precio menor.

Aunque hoy día la tendencia mundial es hacia la baja en la producción de estos monitores, que caerá en un 34,8% a nivel mundial durante el 2006, según el Instituto para la Industria de la Información de China, y al aumento de producción de unidades planas, que alcanzará un aumento del 77,6% según la misma fuente, en Latinoamérica, al igual que en otros mercados en desarrollo, los modelos más vendidos siguen siendo los monitores CRT. Un simple vistazo al catálogo de productos en línea de AOC refleja que de 19 modelos que mercadean en la región aún 14 son de los tipos CRT estándar y los llamados pantallas superplanas, que son CRT con bajo nivel de esfericidad. Cifras estimadas del mercado indican que las ventas de CRT son el 60% del mercado y las de monitores planos el restante 40%, algo contrario a los mercados más desarrollados, donde esta proporción se invierte.

La tecnología detrás del panel

BOE es una de las principales fábricas de pantallas LCD en el mundo y produce todas las pantallas LCD que AOC incorpora en sus monitores y televisores, además de surtir a otros fabricantes.

En su planta de Beijing, China, las instalaciones presentan un alto grado de automatización y control que rivalizan con las fábricas más avanzadas de procesadores y memorias. El proceso de elaboración arranca en otras fábricas, en las cuales se generan los delgados paneles de vidrio.

Una vez transportados hasta la planta de Beijing, se les limpia y corta de manera automatizada. Después son transportadas por unidades robóticas que cuestan un millón de dólares cada una, y se colocan sellos separadores que definen el área visible de la pantalla, se rellena ésta de cristal líquido y se aplican las diferentes capas de protectores y polarizadores, así como la electrónica necesaria para hacer funcionar la pantalla.

Tras todo esto, una serie de exigentes pruebas de esfuerzo determinan si los productos cumplen las especificaciones y están listos para ir al mercado.

La meta es la TV

Top Victory Electronics, la empresa detrás de la marca AOC, es uno de los principales ensambladores de aparatos de televisión del mundo y cuenta con el valor agregado de satisfacer los controles de calidad de marcas reconocidas, lo cual ha sabido concretar como una ventaja competitiva. Recientemente, la compañía adquirió el negocio de fabricación de TV de Philips, lo cual la coloca en situación ventajosa en el mercado al consolidar las ventas de los diversos segmentos. De hecho, al sumar la producción de monitores CRT y LCD, la empresa cuenta con el 21,2% de la producción mundial, que encabeza, y en la que los cinco primeros fabricantes acumulan el 61,9% del mercado.

La estrategia para entrar en el sector de la TV es clara: aprovechar la fama de AOC como fabricante de monitores para empezar a ganar mercado mediante la colocación de monitores multifuncionales (TV y monitor al mismo tiempo) y televisores LCD y plasma de bajo costo. De esta manera, AOC compite directamente con marcas establecidas que sin ser las líderes del segmento, son escogidas por usuarios que toman muy en serio la relación costo-beneficio. Inicialmente, la promoción va por los canales de venta de TI que son usados con regularidad por la compañía, y en un segundo plano se está trabajando para lograr una fuerte presencia en las cadenas de venta al detalle (retail).

Los nuevos lanzamientos para Latinoamérica incluyen dos modelos: uno LCD y el otro plasma. El televisor LCD es un modelo de entrada con 15” hasta 32” de visual, mientras que el modelo de plasma es de 42” y está disponible en configuración para TV de alta definición en la mayoría de los mercados. Todos estos modelos son multifuncionales, es decir, que pueden ser usados como monitor de PC, y están preparados para funcionar bajo cualquiera de las tres normas que coexisten en la región: PAL, SECAM y­ NTSC. Otro rasgo característico es que vienen equipados para ser montados directamente en la pared y así liberar espacio.

Investigación y desarrollo en casa

En el centro de investigación y desarrollo de AOC en Taiwán trabajan 50 ingenieros a tiempo completo para desarrollar los adelantos tecnológicos que se incorporan en los modelos de las marcas AOC y Envision. La ventaja de la compañía es compararse directamente con las tecnologías de las demás marcas que ensamblan y aplicar criterios de calidad determinados por la mejores prácticas de todos estos fabricantes. Además, todo el desarrollo del software que está detrás de los monitores y televisores es hecho en este centro e implementado en las diversas fábricas y constituye según Vélez un factor clave para la empresa. “Desde el software que maneja los menús en adelante es desarrollado por nosotros y, por tanto, modificarlo y adaptarlo a los nuevos modelos es algo que realizamos de manera rápida y económica, y es una ventaja que tenemos sobre otros fabricantes”, señaló el ejecutivo.

Latinoamérica: ¿lista para la HD?

La tv de alta definición, o HD como se la conoce por sus siglas en inglés, ha tardado mucho tiempo en desarrollarse en mercados como Japón y EE.UU. Sin embargo, pareciera que ya está alcanzando la madurez en estos mercados. En Latinoamérica, la historia parece que recién empieza a escribirse. Hace poco que se acaba de regularizar la transmisión en Argentina vía operadoras de cable; en Brasil se ha aceptado este servicio, pero aún se espera por la definición de la norma que usarán; y en México algunas zonas se aprovechan de los satélites norteamericanos que transmiten su programación bajo ese formato. Sin embargo, dentro de tres años la ley obliga a que todas las transmisiones en EE.UU. sean hechas bajo el esquema de HD, lo cual seguramente impactará a Latinoamérica, que se nutre de manera importante del mercado norteamericano, tanto de aparatos de TV como de contenido de programación. La totalidad de los receptores que ingresen a EE.UU. estarán listos entonces para HD y probablemente la mayoría de los que se vendan en Latinoamérica también, lo cual crea una base, del lado del receptor, lo suficientemente atractiva para que operadores de TV por suscripción den el paso hacia la TV de alta definición.

Robert Vélez señaló estar seguro que la TV de alta definición empezará por las operadoras de cable en la región, ya que “el fenómeno de TV HD por señal aérea es un fenómeno nuevo, incluso para los EE. UU. y aún no está claro como va a funcionar desde el punto de vista comercial. Sin embargo, algunos analistas ven en este movimiento un potencial enorme, capaz de desplazar el fenómeno de la TV por suscripción, ya que los usuarios serán capaces de recibir por aire señales con calidad digital”.

–Alcídes León, PC World Venezuela

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *