1

Cuatro soluciones para problemas con las tarjetas de memoria

Además: Una poderosa herramienta de bajo costo para editar y convertir vídeos digitales.

¡No me diga que cometió la “barrabassada” de dejar caer una cámara digital al agua! Tranquilo, yo puedo ayudarle a recuperar las imágenes; también puedo asistirle si borró accidentalmente un puñado de fotos.

El problema: Mi cámara digital decidió darse un baño de mar. Aunque la pude recuperar, la cámara ya no respira. ¿Hay alguna manera de rescatar la tarjeta de memoria… y todas mis preciadas fotos?

La solución: No puedo darle instrucciones detalladas que le ayuden a resucitar la cámara (también perdí una de esa manera), pero sí he podido recuperar exitosamente las fotos contenidas en tarjetas SD y CompactFlash. Es muy importante mantener la tarjeta sumergida en agua (agua salada si fuera necesario) para evitar la corrosión. Cuando esté listo para comenzar, sumerja la tarjeta en agua dulce durante unos minutos; enjuagarla no es tan eficaz porque hay que quitar el agua salada de todos los contactos internos.

Déjela secar al aire (no utilice un secador de pelo porque podría dañar los contactos). Limpie suavemente los contactos de las SD y Smart Media usando un Q-tip y una pequeña cantidad de alcohol isopropílico (no lo sature). Una vez que estén secos, frote ligeramente los contactos con el borrador limpio de un lápiz. Las tarjetas CompactFlash son más difíciles de limpiar. Usando un destornillador pequeño, haga palanca delicadamente para abrir la cubierta sólo lo suficiente para sacar el circuito. Trabaje desde los lados, no desde el extremo conector. Entonces siga los pasos que se indican arriba, comenzando por airear la tarjeta hasta que se seque.

No me siento tan optimista con respecto a la cámara. Pero si ya está muerta, no puede hacerle más daño, así que pruebe la misma rutina de enjuague que se plantea arriba. Entonces desmantele la cámara, déjela secar al aire y limpie todos los contactos. Y mantenga los dedos cruzados.

El problema: Saqué mi tarjeta CompactFlash del lector de tarjetas mientras transfería las imágenes a mi PC. Todavía puedo ver algunas de las imágenes en la tarjeta, pero otras ya no se ven y algunas fotos muestran solamente la mitad de la imagen. ¿Qué está pasando?

La solución: Usted se enteró a las malas de que tiene que esperar hasta que todas las lecturas y escrituras hayan terminado antes de sacar una tarjeta de medios. Lo mismo pasa con cualquier otro dispositivo de almacenamiento externo (reproductores de MP3, unidades de disco duro, o unidades flash).

Para resucitar estos archivos le hará falta una herramienta. Para los archivos borrados (no los va a encontrar en la Papelera), el programa de recuperación de archivos borrados que usted ya posee puede trabajar. Si no, pruebe mi favorito: el PC Inspector Smart Recovery. No cuesta nada, es fácil de usar y revive decenas de tipos de archivo, incluso los más comunes (JPG, BMP, TIF y GIF), además de AVI, MOV y muchos tipos de archivo RAW. La desventaja que tiene el programa es su lentitud, pues tardó 10 minutos para recuperar tres archivos borrados (find.pcworld.com/51658).

Si sus archivos de imágenes están corrompidos (en una tarjeta de memoria o en un CD), pruebe Image-Recall. Esta herramienta (US$40) restaura los archivos borrados, recupera los archivos dañados y determina si su tarjeta está dañada. Hay una versión de prueba (disponible en find.pcworld.com/51662) que le sirve para recuperar diez imágenes.

Una vez que haya trasladado los archivos de imágenes desde la tarjeta a su unidad de disco duro, use su cámara para reformatear la tarjeta. De esa manera reparará cualquier error de distribución y guardará las nuevas imágenes de forma contigua; las fotos subsiguientes se escribirán más rápido y serán más fáciles de recuperar en caso de algún contratiempo.

–Steve Bass

AVS Video Converter

Qué tonto soy: tomé un puñado de vídeos cortos con mi cámara digital mientras la sostenía en la orientación vertical. Cuando los reproduje, los vídeos estaban de lado. Después de horas de experimentar y de buscar en la Web, descubrí el AVS Video Converter (find.pcworld.com/51668). Esta herramienta (US$30) tiene docenas de funciones para convertir y editar vídeos. Aparte de manejar las conversiones entre más de veinte formatos de vídeo, me permite escoger entre unos 40 efectos, entre ellos agregar títulos, cambiar de perspectiva, y separar o unir los vídeos. Y claro, también se pueden rotar. La versión de prueba coloca un banner o pancarta a través de la imagen.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *