1

¡Nunca vuelva a llamar a la asistencia técnica!

¿Por qué soportar tantas horas esperando en el teléfono cuando puede resolver el problema usted mismo? Si su PC no arranca, se congela, está infestada de programas publicitarios, o no puede conectarse a la Internet, nosotros le ayudaremos a arreglarla. A las computadoras buenas pueden sucederle cosas malas: las tarjetas madres se queman, los discos duros se mueren y los programas espías y los virus obstruyen a Windows. Usted podría llamar a los departamentos de asistencia técnica, pero la mayoría de las personas que le atienden allí simplemente leen las instrucciones de un guión. Usted se imagina que puede hacerlo mejor y probablemente tiene razón. Para ayudarle a poner manos a la obra, hemos creado una guía experta para diagnosticar algunos de los problemas más comunes y complicados que pueden sucederle al propietario de una PC. Y, por si acaso decide tirar la toalla, también le pedimos a algunos técnicos de asistencia técnica que nos dijeran lo que ellos necesitan saber para resolver el problema con un mínimo de complicaciones.

¡Oh, no – mi PC no arranca!

¿Salen sonidos extraños de su PC? Algunos ruidos pueden ser indicaciones de problemas serios. Si sospecha que la unidad de disco duro está en las últimas, la forma más segura de proceder es apagar la PC inmediatamente. Para averiguar si la unidad de disco es la causa del ruido, desconecte el cable de alimentación de la unidad de disco antes de volver a encender la computadora.

Si la unidad es el origen del ruido, el próximo paso sería una herramienta que pueda leer los códigos de diagnóstico SMART (Self-Monitoring Analysis and Reporting Technology o Tecnología de autocomprobación para análisis e informe) de la unidad de disco; los datos SMART pueden indicarle precisamente lo que ha pasado. Consiga uno hecho por el fabricante de su unidad de disco duro: dirija su navegador a find.pcworld.com/52750 para buscar un vínculo con la página de herramientas SMART de su fabricante.

Si el ruido persiste, incluso después de desconectar la unidad de disco duro, encontrar el componente problemático será un poco más difícil, pero por lo menos tendrá la tranquilidad mental de que sus datos no están a punto de estirar la pata. Una manera de diagnosticar es usar el método de baja tecnología (pero eficaz) del tubo de cartón: coloque el extremo del tubo de cartón de un rollo de papel toalla contra su oreja y el otro contra los diversos componentes del sistema y escuche con atención.

¿Viene el sonido de un ventilador? Si le preocupa ese sonido extraño que sale de un ventilador, use la herramienta gratuita SpeedFan (find.pcworld.com/52754) para ver si un ventilador de enfriamiento conectado a la tarjeta madre está girando con demasiada lentitud. Algunos componentes se quemarán si no son enfriados y un nuevo ventilador cuesta mucho menos que una CPU o una tarjeta de gráficos nueva. Otra herramienta buena (y gratuita) para vigilar el calor del sistema es CPUCool (find.pcworld.com/48561).

¿Oye sonidos electrónicos? Si oye un sonido electrónico extraordinariamente largo (o varios sonidos electrónicos) cuando enciende la PC por primera vez, su sistema está tratando de decirle algo y las noticias no son buenas. Mientras que el sonido electrónico normal antes del arranque –sólo tono corto– es una señal universal de que “todo anda bien”, los tonos de diagnóstico más elaborados no han sido normalizados; éstos varían según el fabricante del BIOS y son personalizados a veces por los fabricantes de la tarjeta madre. Usted tendrá que buscar el significado de un patrón de sonido electrónico específico. En los sistemas Dell Dimension XPS Dxxx, por ejemplo, un sonido electrónico seguido por una pausa y luego dos sonidos electrónicos más significa que la tarjeta de gráficos no funciona correctamente (quizá no esté bien insertada).

El sitio de asistencia del fabricante de su PC debe tener un directorio de los patrones de sonido electrónicos de su BIOS, así que consulte primero ese lugar. Si no puede encontrar la información allí, visite BIOS Central (www.bioscentral.com) para ver un listado enciclopédico de los códigos y sus significados, organizados según el fabricante del BIOS. Además, algunos vendedores (incluido Dell) ponen luces de diagnóstico en la parte trasera de la caja de la computadora para darle un informe más detallado de lo que está pasando. Los significados varían según el diseño del sistema, aunque una luz amarilla suele ser una mala señal. Compruebe en el sitio de su vendedor para más detalles.

¿Puede ser un problema de hardware la fuente de las dificultades de arranque? Si agregó un nuevo hardware interno hace poco, como más memoria, es posible que un componente esté mal insertado en su ranura o que usted haya golpeado otro componente o cable, lo que ha aflojado su conexión. También es posible que el nuevo componente esté roto o que sea incompatible con la PC.

Comience por apagar y desenchufar la computadora, póngase a tierra tocando alguna parte metálica del exterior de la caja de la PC y entonces abra la caja. Una vez adentro, compruebe que todos los cables internos estén correctamente conectados. Además, asegúrese de que cada módulo interno de RAM y cada tarjeta está insertada adecuadamente empujando suavemente y por igual a lo largo de la tarjeta o DIMM. Si no parece moverse cuando aplica un poco de presión pero todavía siente que no está bien insertada, saque la tarjeta o DIMM completamente y vuélvala a acoplar. Cuando termine, vuelva a armar la PC, conecte cualquier cable que haya desconectado y enciéndala.

Aun cuando los módulos de RAM estén correctamente insertados, la memoria del sistema todavía puede ser la fuente del problema si la RAM ha fallado. Use la herramienta gratuita Memtest86 (www.memtest86.com) para crear un CD-ROM de arranque que comprueba los fallos en la memoria. Esta herramienta desempeña pruebas detalladas (y puede detectar problemas que los exámenes básicos de memoria del BIOS frecuentemente no encuentran).

En raros casos, una computadora no arranca por un conflicto de hardware entre un componente nuevo y el resto del sistema, o porque el nuevo componente simplemente no trabaja. Aunque esto sucede con más frecuencia con las PC viejas, puede ocurrir con casi cualquier actualización. Para probar esta posibilidad, quite la nueva pieza y vuelva a poner la vieja. Si la PC arranca bien, ya encontró el componente problemático. Póngase en contacto con el fabricante del componente para más instrucciones.

A veces una computadora puede llegar al sonido de inicio normal que suena cuando Windows carga su escritorio, pero no se ve ninguna imagen en su monitor. Esto es una señal de un problema con su tarjeta de gráficos o con su monitor. Compruebe primero si tiene un cable flojo en el monitor o espigas torcidas o rotas en el conector. Si todo parece normal, conecte el monitor a otro PC para probarlo. Si trabaja, pruebe conectando un monitor diferente en el sistema que no funciona. Si todavía no ve ninguna imagen, esto apunta a una tarjeta de gráficos mal insertada o dañada, así que apague la PC, abra la caja y asegure la tarjeta (si tiene un sistema de vídeo integrado y eso es lo que está funcionando mal, probablemente necesitará una tarjeta madre nueva).

¿Aparece algún texto en la pantalla y después la PC deja de responder? Si la pantalla de inicio de su máquina presenta un código de error, también conocido como una autocomprobación del BIOS, o POST, usted puede buscar su significado en el manual de la tarjeta madre o en www.bioscentral.com.

Si ve el mensaje de error ‘Non-System disk…’ , [No es disco del sistema…] (y no hay ningún disco en su unidad de disquetes), desenchufe cualquier unidad de disco duro externa y quite cualquier CD de la bandeja y entonces reinicie la computadora. Si el problema persiste, la partición del disco duro o el sector de arranque maestro puede estar corrompido. El Partition Table Doctor 3 de US$39 (www.ptdd.com) puede reconstruir la tabla de particiones, un remedio que en algunos casos restaurará la PC a un estado totalmente funcional. El programa está disponible como un archivo ISO que usted puede usar (en un sistema que trabaje) para crear un CD de inicio.

¿Ve una pantalla completamente azul que muestra unas cuantas líneas de texto en su parte superior? Felicidades, usted está experimentando la famosa Pantalla Azul de la Muerte de Windows. Y no podrá hacer mucho con ella porque los mensajes misteriosos de error (por ejemplo, 'STOP: 0x0000021a Fatal System Error') no son muy útiles. A veces podrá conseguir información útil sobre ellos realizando una búsqueda del mensaje en la Web usando una PC que funcione. Anote el código de Stop Error [error de parada] que aparece (diez dígitos que comienzan con el número cero y la letra x); para descifrar el mensaje, visite find.pcworld.com/52580. También podrá descubrir mucha información por medio de un motor de búsqueda.

¿Pero qué pasa si Windows vuelve a comenzar tan pronto aparece el Stop Error? A algún genio se le ocurrió que sería una idea buena que Windows XP reiniciara automáticamente cuando se congela. Obviamente, ese ingeniero nunca concibió una situación donde el bloqueo ocurre durante el arranque. Para los usuarios de XP esto significa que la PC entra en un bucle interminable de bloqueo, inicialización y bloqueo nuevamente, y es posible que nunca vea el código de error, que le ayudaría a deducir lo que ha pasado. Por suerte, existe una solución fácil (vea “Detenga los reinicios”).

Controle la velocidad de su ventilador

Si usted sospecha que un ventilador o su unidad de disco duro tienen problemas, la herramienta gratuita Speedfan es para usted. Además de modificar la velocidad del ventilador de la PC (que debe, en la mayoría de los sistemas, oscilar entre 1.000 y 4.000 rpm), puede analizar la información SMART de las unidades de disco duro, y así podrá actuar antes de que el daño se materialice.

Detenga los reinicios

Arranque en el Safe Mode [Modo seguro] (oprima F8 justo después de que termine la autocomprobación del BIOS y entonces escoja Safe Mode en el menú). Pulse el botón derecho sobre Mi PC, escoja Propiedades, pulse la ficha Opciones avanzadas y luego el botón Configuración bajo 'Inicio y recuperación'. Desactive la casilla de selección junto a Reiniciar automáticamente y pulse Aceptar.

¿Por qué se comporta tan extrañamente mi PC?

¿Nota que Windows, o una aplicación, se congelan con frecuencia? El primer paso sería determinar si el problema se puede repetir y anotar las condiciones que condujeron al problema. Anote la secuencia de sucesos y el contenido de cualquier cuadro de diálogo o mensaje de error, entonces vaya directamente al sitio Web del productor del software. Quizá exista ya un parche o una actualización para el programa que resuelva el problema. Si no, puede buscar una solución provisional en la base de conocimientos del vendedor (o realizar una búsqueda en la Web usando el nombre del producto y los síntomas).

Los Registros de sucesos de Windows registran detalles de muchos de los bloqueos que sufren las aplicaciones y el sistema. Pulse el botón derecho sobre Mi PC y escoja Administrar. Amplíe el Visor de sucesos en el panel izquierdo y pulse Aplicación (en la mayoría de las PC con plataforma Windows XP, el Visor mantiene tres registros: Aplicación, Seguridad y Sistema). Cualquier registro repetitivo y reciente que tenga una X roja junto a él significa que Windows registró un problema serio.

Si usted hace doble clic sobre la entrada del registro, aparecerá un cuadro de diálogo de Propiedades de suceso con más información, aunque puede ser difícil deducir el significado de una entrada. Si no puede descifrar los códigos, podría usar la propia base de datos de ID de sucesos de Microsoft (find.pcworld.com/52584), pero nosotros preferimos el EventID.Net, un sitio de la Web donde los usuarios aportan sus propias experiencias –y soluciones– para localizar la causa de un problema (vea “Descifrando los IDs de sucesos en línea”). Una suscripción de tres meses, con acceso a soluciones detalladas y otra información útil, cuesta US$9.

¿Le parece que su software actúa por su cuenta? Si su página inicial sigue cambiando, si aparecen ventanas emergentes incluso cuando el navegador está cerrado, o si aparecen iconos misteriosamente en su escritorio, es muy probable que esté infectado con algún tipo de programa malicioso, como los programas espías o un virus. En este caso, el diagnóstico es igual que la solución. Ejecute primero una revisión de virus. Si no tiene instalado un software antivirus –y sería una vergüenza no tenerlo– pruebe la herramienta gratuita Housecall de Trend Micro (housecall.trendmicro.com), que revisa su equipo para detectar virus y programas espías. Si ya tiene una herramienta antivirus pero quiere un detector gratuito de programas espías, baje Microsoft Windows Defender (anteriormente conocido como Microsoft Windows AntiSpyware; find.pcworld.com/49380).

Una vez que su PC esté limpia, asegúrese de que sus actualizaciones de seguridad y las configuraciones de Windows estén al día. El utensilio gratuito Microsoft Baseline Security Analyzer (o MBSA, que encontrará en find.pcworld.com/40913) le indica las correcciones parciales de Windows que no tiene y la configuración que necesita cambiar. Para más información sobre cómo prevenir los ataques, lea la columna Consejos de seguridad de octubre de 2004, “Mantenga los virus, gusanos y programas publicitarios fuera de su PC” (find.pcworld.com/47930).

¿Se ponen intermitentes sus dispositivos de entrada? Si tiene problemas con un teclado inalámbrico, ratón, u otro dispositivo de entrada, compruebe las baterías antes que nada. Si son recargables, deje cargar el dispositivo por algún tiempo y entonces reinicie la PC.

¿Pero qué pasa si el dispositivo es alambrado, o si las baterías no son el problema? Use el asistente para solucionar problemas de Windows para los dispositivos de entrada: Pulse Inicio•Panel de control (o en la vista de Categoría pulse Inicio•Panel de control•Impresoras y otro hardware) y seleccione Ratón o Teclado; a continuación, pulse la ficha de Hardware y luego el botón Solucionar problemas. Además, la herramienta de diagnóstico de DirectX puede dar a un dispositivo de entrada una nota de aprobado/suspendido: Pulse Inicio•Ejecutar, escriba dxdiag y haga clic en Aceptar. Verifique la ficha de Entrada para ver los resultados de la prueba en todos sus dispositivos de entrada.

Si ni el solucionador de problemas ni la herramienta de DirectX ofrecen una solución y tiene (o puede pedir prestado) un teclado o ratón PS/2 estándar, hágalo; entonces diríjase al sitio Web del fabricante y baje un nuevo controlador para el dispositivo.

¿Se ha quedado muda su PC? Compruebe que los altavoces de la computadora tengan energía y que estén conectados adecuadamente. Abra el Control de volumen de Windows (vaya a Inicio•Todos los programas•Accesorios•Entretenimiento•Control de volumen) y determine si las casillas de selección tienen activada la opción Silenciar. Si es así, o si Silenciar todo está marcada, ahí está el problema; para solucionarlo, simplemente desactive la casilla. ¿Todavía no se resuelve el problema? Averigüe si la fuente de sonido correcta está siendo seleccionada (algunas computadoras tienen más de un dispositivo de audio). En la miniaplicación de Control de volumen, seleccione Opciones•Propiedades y asegure que el elemento enumerado en el menú desplegable de Dispositivo mezclador es su fuente de sonido (ya sea integrado o una tarjeta auxiliar).

Algunas otras opciones a considerar: ¿Tiene los audífonos o los altavoces conectados en el puerto correcto? ¿Está flojo el cable de audio o el conector doblado? Si oye el sonido intermitentemente cuando mueve el conector mientras está enchufado, el enchufe del cable de altavoces o audífonos probablemente está dañado. Si el receptáculo de audio se mueve cuando inserta o extrae un enchufe, el receptáculo en la parte trasera de la PC pudiera estar roto; en ese caso, la única solución sería una nueva tarjeta de sonido (si usa el sonido integrado, esto significa que tendrá que comprar una tarjeta auxiliar –siempre que tenga una ranura disponible para instalarla– o una nueva tarjeta madre).

Si instaló hardware o software inmediatamente antes de que ocurriera este problema, pudiera tener que cargar nuevamente sus controladores de sonido. Verifique el sitio Web del fabricante de la tarjeta de sonido, o Windows Update (en la sección Hardware opcional), para buscar actualizaciones.

Si nada de esto da resultado, pudiera probar la función de Restaurar sistema, que viene con Windows XP, para devolver su máquina a una configuración funcional. Seleccione Inicio•Todos los programas•Accesorios•Herramientas del sistema•Restaurar sistema y escoja Restaurar mi computadora a un tiempo anterior. Windows automáticamente crea puntos de restauración (un mínimo de uno por día), así que si Restaurar sistema funciona (que no siempre es el caso), podrá regresar a un tiempo cuando su computadora trabajaba adecuadamente.

Descifre los ID de sucesos en línea

Los ID de sucesos apuntan a la causa de los problemas en el Registro de sucesos de Windows, pero los códigos casi siempre son abstrusos. EventID.Net le dice lo que está pasando realmente. Escriba el ID de suceso (un número) en el formulario del sitio. Esto le lleva a una página donde podrá ver las aportaciones de otros usuarios con relación a ese problema, conjuntamente con las soluciones sugeridas.

¿Por qué está tan lenta mi PC?

¿Le parece que Windows está más lento de la cuenta? La edad de una computadora no es el único factor que afecta su velocidad: Su sistema probablemente tiene abiertos más programas innecesarios en un segundo plano de lo que usted piensa. Estos programas, o procesos furtivos –que incluyen herramientas de impresoras y herramientas para crear índices del disco duro– consumen ciclos de CPU y la memoria principal. También pueden hacer que la PC arranque o se apague con mucha lentitud. La mediocre herramienta MSConfig de Windows (seleccione Inicio•Ejecutar y escriba msconfig en el cuadro de diálogo Ejecutar) enumera algunas aplicaciones que se cargan durante el inicio, pero su lista está lejos de ser completa. En su lugar, ejecute el utensilio gratuito StartupList de Merijn (find.pcworld.com/52588), que crea un inventario de los programas que se inician automáticamente en su PC. Y Autoruns de Sysinternals (find.pcworld.com/52590) no solamente identifica las aplicaciones de inicio automática, sino que también puede inutilizarlas.

Para recuperar los recursos de su sistema, apague, borre o esconda las miniaplicaciones de la bandeja de sistema que no necesite (para más información lea “Manténgalo simple” en find.pcworld.com/52600 y los Consejos y ajustes de Steve Bass en find.pcworld.com/30242). Con algunas miniaplicaciones, por ejemplo, sólo tiene que pulsar el botón derecho sobre el icono de la bandeja del sistema y seleccionar Propiedades u Opciones. Entonces desactive una caja que dice Colocar icono en la barra de tareas, o algo por el estilo. Para ver una lista de todos los programas que están activos actualmente, pulse la ficha de Procesos del Administrador de tareas. Lo que realmente sorprende es la cantidad de memoria que usa cada proceso. Para terminar un programa en el Administrador de tareas, pulse su nombre y entonces la caja Finalizar proceso. ¿No está seguro de la función de cada programa? Baje la herramienta gratuita Quick Access InfoBar desde find.pcworld.com/52758 (ésta pone un icono junto a cada programa activo en el Administrador de tareas); pulse el icono para ver de qué se trata el programa y si es seguro cerrarlo.

¿Está teniendo problemas de gráficos con los juegos o los vídeos? Asegúrese primero de que tiene el controlador más reciente para su tarjeta de gráficos. Este paso por sí solo puede corregir muchas de las cosas raras que pasan con el vídeo. Usted podrá encontrar el controlador más nuevo en el sitio de ATI o de nVidia; el controlador que conseguirá en estos sitios es frecuentemente más moderno que el que ofrece el vendedor de su tarjeta de gráficos. Los controladores para PC portátiles son la única excepción de esta regla, ya que tendrá que usar el controlador que provee el fabricante de la portátil.

También puede realizar algunas pruebas básicas de hardware de gráficos usando la herramienta de diagnósticos DirectX (pulse Inicio•Ejecutar, escriba dxdiag en el cuadro de diálogo y pulse Aceptar). Haga clic en la ficha de Pantalla y luego ejecute las pruebas DirectDraw y Direct3D para determinar si tiene un problema de controlador, o si ha instalado algo incorrectamente. La herramienta le permite completar todas las pruebas y entonces verificar los resultados al pie de la página.

Si el problema persiste, use el Administrador de tareas (oprima <Ctrl>-<Alt>-<Suprimir>) para cerrar todas las otras tareas y aplicaciones antes de reproducir un juego o ver una película. Si esto resuelve el problema, agregue más RAM a su PC. Además, debe reorganizar los archivos fragmentados –un paso esencial para la reproducción de vídeos enormes– realizando una desfragmentación de su unidad de disco duro. Encontrará el Desfragmentador de disco de Windows en Inicio•Todos los programas•Accesorio •Herramientas del sistema•Desfragmentador de disco. Vea en find.pcworld.com/52594 otras pruebas que usted puede realizar.

¿Son demasiado lentos los menús del botón derecho? La causa probable no es un programa malicioso, sino una extensión mal escrita de la cápsula o shell, es decir, un código que aumenta las posibilidades de Windows (un menú sensible al contexto es un tipo de extensión de shell). Para erradicar los retrasos en el menú del botón derecho, pruebe ShellExView de NirSoft (find.pcworld.com/?52586), una herramienta gratuita que le permite inutilizar las extensiones de shell (vea “Limpie y acelere los menús de contexto”). Una vez que inutilice el elemento malo, los menús del botón derecho volverán a tener la agilidad de antes.

¿Se demoran las grabaciones de CD y DVD, o se detienen antes de terminar? Su CPU puede estar agobiada de trabajo. Antes de comenzar una grabación, abra el Administrador de tareas y pulse la ficha de Desempeño. Mire la gráfica para ver si el uso de la CPU está llegando al 100 por ciento durante una grabación. Trate de cerrar algunas aplicaciones abiertas, entre ellas los programas antivirus y herramientas indexadoras de Google, Yahoo y otros para las búsquedas en el escritorio (pero no se olvide de reactivar el software antivirus cuando termine). Un recurso excelente para obtener sugerencias de grabación de discos es VideoHelp.com, que ofrece consejos detallados para numerosos formatos de vídeo y de disco.

Limpie y acelere sus menús de contexto

Repase el Registro de Windows con ShellExView. Cuando termine, organice la lista según el Tipo. Uno por uno, vaya seleccionando los elementos de menú de contexto en la lista y oprima la tecla F7 para inutilizarlos. Minimice el programa y pulse el botón derecho sobre el escritorio para ver si el menú de contexto se abre más rápido. Si no, pruebe con el próximo elemento en la lista.

¿Qué le está pasando a mi red?

¿Pueden ver la red su PC o sus periféricos? Si su conexión de banda ancha no trabaja –los módems de DSL o de cable a veces pierden su conexión, lo cual tumba el vínculo con Internet– a veces el problema se resuelve restableciendo el módem. Apague el dispositivo o desenchúfelo de la toma eléctrica y vuelva a encenderlo. ¿Tiene algún hardware de redes, como un enrutador o concentrador, conectado al módem? Si es así, restablezca también ese dispositivo, pero sólo después de hacerlo con el módem.

¿No funciona una impresora conectada a la red? Primero, asegúrese de que tiene la impresora compartida. Vaya a Inicio•Panel de control (o en la Vista por categorías pulse Inicio•Panel de control•Impresoras y otro hardware) y seleccione Faxes e impresoras. Pulse el botón derecho sobre la impresora que quiere compartir y pulse Compartir. En la ficha llamada Compartir, pulse el Nombre del recurso compartido y escriba el nombre de la impresora. Otra explicación posible es que la impresora está conectada a una PC que está apagada. La solución obvia es dejar esa computadora encendida en todo momento. O reduzca su cuenta de electricidad y compre un servidor de impresión (entre US$30 y US$50) que conecte la impresora directamente a la red. Vea “¿Cómo comparto una impresora en mi red pequeña?” (find.pcworld.com/47168) para más información.

¿Tiene problemas con la conexión de su PC a la red? Si la red se demora demasiado, o ha dejado de trabajar del todo, intente primero ejecutar la función de Windows XP para solucionar problemas de redes. Vaya a Inicio•Ayuda y soporte técnico y bajo 'Escoja un tópico de ayuda' pulse Redes y la Web, entonces seleccione Solucionar problemas de la Web o de redes y por último Solucionador de problemas de redes para oficinas pequeñas y del hogar. El solucionador de problemas le hará una serie de preguntas para ayudar a detectar el problema y, a medida que profundice más, la herramienta ejecutará un programa de diagnóstico para tratar de ubicar la fuente de la incompatibilidad. Desafortunadamente, la herramienta rara vez descubre algo que usted no se hubiera imaginado por su propia cuenta, pero todavía es útil usarla como un punto de partida, solamente para estar seguro que no se ha olvidado hacer lo más obvio.

¿Requiere su PC portátil varios intentos para conectarse a su enrutador Wi-Fi? Primero, compruebe que la red no esté atorada con otros datos. ¿Tiene algún dispositivo en su red que transmita música o vídeo desde una parte de la casa a otra? Esta actividad podría causar demoras en la conexión de su portátil, lo cual podrá probar apagando la transmisión de medios temporalmente. La interferencia de RF (radiofrecuencia) también pudiera ser la causa; una herramienta llamada NetStumbler (find.pcworld.com/51212) puede ayudarle a diagnosticar el problema. El software (vea “Arregle Wi-Fi con NetStumbler”) comprueba las fuentes de señales de interferencia, que simplemente pudiera ser un aparato familiar como un horno de microondas o un teléfono portátil. NetStumbler también detecta otras LAN inalámbricas en su área, que pudieran estar usando el mismo canal de enrutador que usted emplea. La escala de 2,4 GHz tiene tres canales que no entran en conflicto –1, 6 y 11– y usted querrá escoger el canal menos concurrido de esos tres. Además, verifique la fuerza de la señal inalámbrica de su portátil (las tarjetas de Wi-Fi suelen poner en la bandeja del sistema un icono que representa la fuerza de la señal). Si es posible, mueva la portátil más cerca del transmisor inalámbrico para lograr una señal más fuerte. Una señal débil puede ser el resultado de obstrucciones que tiene en su casa. Lincoln Spector ofrece más consejos para solucionar problemas en su columna Consulta Técnica de enero, a find.pcworld.com/52602.

¿Le parece más lenta su conexión de Wi-Fi? Sus vecinos pueden estar utilizando su red y usando su cuenta de Internet sin que usted lo sepa. La solución es activar la seguridad de la pasarela o puerta de enlace de Wi-Fi. Para esto se requieren varias tareas, incluso cambiar la contraseña de la puerta de enlace provista por el vendedor y activar el cifrado WPA Pre-Shared Key. Estos pasos de seguridad varían según el fabricante del hardware; usted encontrará instrucciones buenas para la mayoría de las puertas de enlace populares en GetNetWise (find.pcworld.com/52604). También podría actualizar las opciones de seguridad disponibles mejorando el firmware de sus dispositivos inalámbricos; vea find.pcworld.com/52762 para más ayuda.

¿Está causando conflictos su cortafuego? El software cortafuego a veces bloquea un programa que usted quiere utilizar para acceder a la Internet. Es posible que usted haya pulsado accidentalmente 'Mantener este programa bloqueado' (en el Servidor de seguridad de Windows) o 'Bloquear' (si usa el software cortafuego de ZoneAlarm) en vez de 'Desbloquear el programa' o 'Permitir' la primera vez que ejecutó la aplicación.

Para corregir esta situación en Servidor de seguridad de Windows, seleccione Inicio•Ejecutar, escriba wscui.cpl en el cuadro de diálogo Abrir y pulse Aceptar. Pulse Servidor de seguridad de Windows, escoja la ficha de Excepciones y pulse Agregar programas. Seleccione la aplicación que desea desbloquear de la lista, o pulse Examinar para ubicarla.

Para solucionar el problema en ZoneAlarm, haga doble clic sobre el icono ZA en la bandeja del sistema, pulse Control de programas en el lado izquierdo de la ventana y pulse la ficha de Programas. Desplace la lista hasta que vea el programa que quiere usar y si ve una X roja junto aél, pulse el icono y escoja Permitir en el menú desplegable.

–Jeff Bertolucci

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *