1

Vídeo de alta calidad por poco dinero

Las videocámaras MiniDV ofrecen funciones para los videógrafos novatos y serios… por tan sólo US$400.

Las videocámaras que graban en discos mini-DVD han llegado a ser cada vez más populares con los consumidores, porque usted puede insertar sus discos

directamente en un reproductor de DVD y ver el vídeo que acaba de tomar. Pero las videocámaras que graban en cintas MiniDV siguen siendo más económicas que los

modelos mini-DVD, y ofrecen una gran ventaja: el vídeo puede ser editado más fácilmente.

Si usted planea editar su vídeo y añadir una pista de sonido, la videocámara MiniDV es su opción natural, ya que sacar el material grabado de un disco mini-DVD para

editarlo en la PC es una tarea más complicada).

Además, los precios de las videocámaras MiniDV de bajo nivel han estado cayendo; la más económica que probamos cuesta US$380 y otros modelos valen menos de

US$300. Algunos de los modelos de bajo costo más nuevos incorporan características avanzadas que solían encontrarse en unidades de más categoría, como es el

caso de los sensores CCD múltiples (uno para el color rojo, otro para el verde y otro para el azul) y la estabilización óptica de la imagen, que es más eficaz que la

estabilización electrónica de la imagen para evitar las imágenes borrosas.

Tres de los modelos que probamos, aunque no baratos, tienen tres sensores, entre ellos nuestra Mejor Compra, la Panasonic PV-GS500 (US$1.000). La Panasonic

PV-GS300 (US$700) y la JVC GR-X5US (US$1.300) también tienen un trío de CCD. Todos estos modelos obtuvieron puntuaciones más altas para la calidad de vídeo

que las videocámaras que tienen un solo CCD.

Pusimos a prueba siete videocámaras MiniDV en conjunto con Macworld, nuestra publicación hermana. Evaluamos la calidad del vídeo captado en situaciones

normales y de poca iluminación, criticamos la calidad del audio y comparamos las imágenes estáticas de las videocámaras. La Panasonic PV-GS500 ganó nuestra

Mejor Compra porque provee la mayor cantidad de controles, tomó el mejor vídeo y fotos, y tiene un precio moderado si se considera lo que ofrece. A los cazadores de

gangas les vendrían bien la Canon Elura 100 o la Sony DCR-HC36: ambos modelos sólo cuestan US$400 y tienen suficientes características para mantener satisfechos

a casi todos los usuarios.

Panasonic PV-GS500

La PV-GS500 logró las mejores puntuaciones por su calidad de vídeo en condiciones normales y de baja iluminación, mostrando colores precisos y brillantes y mucho detalle. Puede captar vídeo en el modo de pantalla ancha de 16:9; su vídeo en la modalidad ancha lucía tan impresionante como el vídeo tomado en el modo estándar (que es el modo que evaluamos en nuestras pruebas de laboratorio). La excelente pantalla LCD de 2,7 pulgadas y ancha proporción dimensional permite ver con facilidad el metraje que usted está captando, porque no pone bandas negras arriba y abajo de la imagen.

La PV-GS500 se siente sólidamente construida, con una estructura rígida de metal, aunque con sus 3 libras es el modelo más pesado que probamos. Los controles de uso común (como los botones de grabar y de zoom) están colocados al alcance de los dedos del usuario, aunque la palanca de control para el menú en pantalla es difícil de alcanzar con el pulgar.

La PV-GS500 ofrece un modo totalmente manual, modos de prioridad del obturador y de la apertura, además de diversos modos de escena. Lo mejor de todo es que el enfoque manual de esta videocámara emplea un anillo de enfoque en vez de usar controles en pantalla, por lo cual es mucho más fácil de usar. Además, ofrece la estabilización óptica de imagen: un elemento en la lente que se mueve para compensar los pequeños movimientos de la cámara.

No tiene luz incorporada, pero el LCD puede servir como un proyector de luz bastante eficaz. El flash en el frente de la cámara solamente sirve para las imágenes estáticas.

Panasonic PV-GS300

La Panasonic PV-GS300 (US$700) es la videocámara de tres CCD más económica que probamos. Su calidad de vídeo es impresionante y ofrece muchas características. Como su prima más costosa, la PV-GS500, tiene la estabilización óptica de imagen.

La GS300 captó el vídeo con colores precisos y buen detalle. Superó a todas las otras videocámaras menos los modelos más caros de tres CCD: la PV-GS500 y la JVC GR-X5US. El vídeo tomado por la GS300 en situaciones de poca luz lucía un poco pálido; algunos objetos en nuestro vídeo de prueba carecían del color vivo que mostraban bajo la luz normal. Pero la PV-GS300 tomó imágenes estáticas de 3,1 megapíxeles que mostraban colores impresionantes y detalle fino. La PV-GS300 no tiene el anillo de enfoque y algunos de los controles manuales de la PV-GS500.

Sony DCR-HC36

Al precio de US$400, la Sony DCR-HC36 MiniDV Handycam es muy asequible, pero produjo una calidad de vídeo entre las más bajas de nuestra prueba, mostrando colores pálidos y un aspecto claramente borroso y granulado. Estos problemas aparecen incluso en condiciones de buena iluminación y se exageran mucho más cuando la luz es tenue, lo cual será problemático para cualquiera que tome vídeo en interiores.

La DCR-HC36 es fácil de usar y cabe cómodamente en la mano, con el control de zoom debajo del dedo índice. Parece estar diseñada para los usuarios de cámaras compactas, ya que ofrece un botón Modo fácil que automatiza la mayoría de las configuraciones. Muchos de los controles se encuentran en un menú de pantalla al que usted accede mediante la pantalla táctil. Pero muchas de sus opciones están enterradas dentro de menús, y para llegar a ellas hay que pulsar la pantalla varias veces.

La pantalla LCD de 2,5 pulgadas es clara y brillante, pero si usted toma el vídeo en el modo 16:9, dos barras negras encierran la imagen en un buzón. La lente zoom 20X es potente y la estabilización electrónica de imagen hace una labor razonablemente buena al reducir los efectos del movimiento de la cámara, aunque no es tan eficaz como la estabilización óptica de imagen de los dos modelos de Panasonic.

La DCR-HC36 capta imágenes estáticas a sólo 640 por 480 de resolución; las fotos lucen tan granuladas que, francamente, no vale la pena molestarse con ellas.

Canon Elura 100

La Elura 100 (US$400) es una de las videocámaras más pequeñas disponibles, con dimensiones de 2,2 por 3,0 por 4,3 pulgadas. Sus controles están en el lugar correcto para disparar con facilidad. El zoom 20X es el más largo de estas videocámaras y el zoom digital llega a 800X; pero como con todas las videocámaras, la calidad de la imagen es tan pobre a ese nivel de ampliación extrema que es casi inservible. Aunque usted tiene acceso a la mayoría de los controles por medio de un menú en pantalla, algunas características, como el modo de pantalla ancha, tienen botones dedicados.

La pantalla LCD de 2,7 pulgadas es clara y brillante y, como el LCD de las videocámaras más caras de Panasonic, es una pantalla ancha verdadera: cuando usted toma vídeo en el modo de pantalla ancha 16:9, el vídeo llena la pantalla entera. La capacidad que tiene la Elura 100 de tomar vídeo en proporción dimensional ancha es inusual para una cámara de bajo presupuesto. Muchas otras videocámaras ponen bandas negras encima y debajo de la imagen, pero el CCD de la Elura 100 es un verdadero sensor de pantalla ancha que entrega una resolución más alta.

Aunque el vídeo mostró buen detalle, no tenía los colores vivos que vimos en los modelos más caros, especialmente en condiciones de poca luz. Además, aunque los micrófonos estéreo en la parte superior de la caja grabaron sonidos de buena calidad, también recogieron el ruido del motor, que se nota mucho en las partes más silenciosas de sus grabaciones.

JVC GR-X5US

La JVC GR-X5US (US$1.300) tiene una cubierta de aspecto cuadrado pero liviana, con un peso de sólo 1,2 libras (0,5 kilogramos). La pantalla LCD giratoria se encuentra en la parte trasera de la unidad, por eso permite un ángulo visual más ancho que los LCD laterales de muchas videocámaras. Desafortunadamente, este modelo viene sin visor.

La GR-X5US captó un vídeo de muy alta calidad en nuestras pruebas, con colores brillantes y fuertes, y abundancia de detalles. El diseño de tres CCD de la videocámara sin duda contribuyó a su desempeño. Además, la GR-X5US tomó imágenes estáticas muy atractivas a la resolución de 5 megapíxeles, la más alta ofrecida por las videocámaras que probamos.

La GR-X5US no tiene ninguna luz para asistir en la grabación de vídeo, pero es el único modelo con un enchufe para audífonos.

Desafortunadamente, en nuestras pruebas la batería estándar se agotó después de 49 minutos; ni siquiera nos dio tiempo para llenar una cinta MiniDV.

Fuera de la tabla

Dos modelos que no aparecen en la tabla son la Canon Optura 600 y la JVC GR-D396.

La Canon Optura 600 (US$1.100) es muy portátil, fácil de usar y tiene una buena selección de botones, pero su precio alto le impidió clasificarse. Puede tomar vídeo en el modo de pantalla ancha 16:9 y también tiene un sensor CCD de pantalla ancha, pero el vídeo se ve con bandas negras encima y abajo. Su sensor de imagen de 0,36 pulgadas es más grande que el de algunas videocámaras más baratas, pero no vimos un aumento en la calidad de vídeo sobre los modelos con sensores más pequeños. (Vea find.pcworld.com/53796).

A pesar de ser la videocámara más barata que probamos, la JVC GR-D396 (US$380) tampoco encontró puesto en la tabla. Obtuvo una puntuación de Regular por su vídeo en nuestras pruebas y una calificación de Pobre por sus imágenes estáticas; tampoco tiene controles avanzados. Aunque la lente de 32X es el zoom óptico más largo de las videocámaras probadas, resulta más bien un desperdicio: cuando lo graduamos a un alcance más largo, los bordes de las imágenes se tornaban un poco borrosos; y como la estabilización electrónica de la imagen no parece ser muy eficaz, el movimiento más leve de la cámara puede producir un vídeo poco atractivo (vea find.pcworld.com/53798).

A los cazadores de gangas y los videógrafos que necesiten una videocámara liviana les pueden convenir la Canon Elura 100 o la Sony DCR-HC36: ambas cuestan US$400 y ofrecen suficientes características para la mayoría de los usuarios.

–Richard Baguley

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *