1

Plasmas grandes: ¿de marca conocida o no?

 

Probamos cinco televisores de plasma de 42 pulgadas, tanto de marcas conocidas como desconocidas, y seleccionamos las mejores gangas.

Si está listo para incursionar en la TV de alta definición, una pantalla de plasma grande y hermosa de 42 pulgadas podría ser lo que usted necesita. ¿Pero cuál es la mejor? Los fabricantes famosos disfrutan de la confianza del público y ofrecen aparatos con numerosas funciones y diseños vistosos. Esos factores ayudan a justificar que se tenga que pagar más de US$2.000 por una HDTV. Los recién llegados a este campo tal vez no tengan un nombre tan reconocido ni ofrezcan esos extras de fácil inclusión –en realidad, sus ofertas pueden ser bien rudimentarias– pero algunos brindan los beneficios de la alta definición sin tener que pagar precios exorbitantes.

Una HDTV de 42 pulgadas es un complemento natural para muchas salas de estar. “Básicamente, tiene una altura de pantalla similar al CRT de 34 pulgadas, de manera que es un tamaño con el cual el público se siente muy cómodo”, dice Ross Young, presidente y fundador de la compañía de investigaciones DisplaySearch. Y los vendedores de plasmas no quieren que usted simplemente compre cualquier modelo; ellos prefieren que opte por uno de 42 pulgadas. “Las fábricas están optimizadas para producir paneles de 42 pulgadas, así que pueden hacer tantos paneles de 42 pulgadas como de 37”, dice Young.

Como observa Young, “los fabricantes de plasmas no producen muchos tamaños”. Más bien se concentran en las pantallas de 42 y 50 pulgadas. Aun cuando la resolución de 1.024 por 768 píxeles de un televisor de plasma de 42 pulgadas está a unas pocas columnas de tener la proporción dimensional perfecta para la alta definición (un problema que los LCD de 42 pulgadas no tienen), los plasmas tienen poca competencia de los LCD en ese tamaño. Pocas fábricas de LCD producen paneles de 42 pulgadas, y prefieren dejar que los plasmas compitan entre sí. Este mercado competitivo brinda a los consumidores una amplia selección y precios bajos.

Para ayudarle a decidir cuál de estas numerosas pantallas de plasma es la que le conviene, probamos cinco modelos HD de 42 pulgadas con resolución de 1.024 por 768. En representación de los más conocidos –y más caros– del grupo, tenemos al LG Electronics 42PC1DA (US$3.000) y al Philips 42PF9631D (US$2.399). Los retadores más económicos son el AOC A42HD84 (US$1.700), el monitor de plasma Maxent MX-42HPM20 (US$1.800) y el Vizio P42HDTV (US$1.599).

Y el ganador es…

En nuestra tabla de valor, el Vizio P42HDTV, con su precio atractivo, asciende a la primera posición y se gana nuestro premio a la Mejor Compra. Por supuesto, el precio no determina por sí solo la posición que un producto ocupa en la tabla; el Vizio gana sus laureles por la sólida calidad de imagen que ofrece a su nivel de precio. Su pantalla brillante mostró bien los detalles en nuestras pruebas. De hecho, la puntuación general de este potente modelo fue superada sólo por el Philips de US$2.399 y recibió una calificación de Buena. La única queja que tenemos del P42HDTV fue una tendencia a sobresaturar los verdes.

Usted pudiera suponer que un HDTV de US$1.500 escatimaría en sus prestaciones… y quizás tenga razón. El Vizio solamente ofrece un puñado de opciones en el menú (por el lado positivo, este enfoque minimalista evita la confusión causada por muchas opciones) y un mando a distancia básico que requiere la precisión de un francotirador para que el televisor lo registre. Vizio no ofrece asistencia técnica los fines de semana, pero el cartel de instalación y su exhaustivo manual deben bastar para una instalación típica. Un extra sorprendente es que la función de imagen sobre imagen del P42HDTV ofrece varias opciones, lo que permite al usuario decidir el tamaño y la posición de la imagen insertada.

Incluso con el precio de lista de US$3.000, el LG 42PC1DA representa una seria competencia para el Vizio. Esta bella y elegante pantalla ganó fácilmente nuestras pruebas de jurado en la calidad de imagen, donde obtuvo una calificación de Muy buena para la calidad de TV en total. Su color realista y contraste definido recibieron la calificación de Superior, la más alta que tenemos.

El aparato de LG también encabezó el grupo en cuanto a las características y el diseño. Instalar este HDTV es un paseo, gracias a sus puertos claramente marcados, bien espaciados y de orientación horizontal. La selección de configuraciones para la pantalla se facilita gracias a las opciones de ajuste avanzadas y a un modo de imagen adaptable que es enormemente útil. Este modo muestra la pantalla en cuatro secciones, y aplica una configuración diferente en cada una. Escoger la versión preferida de esta manera es mucho más fácil que usar el método usual de optometrista, donde se le pregunta “¿cuál se ve mejor, la número uno o la número dos?”

Todos los modelos plasma de esta tabla incluyen altavoces, pero sólo el aparato de LG producía un sonido rico que nos llamó la atención. Y de todas las pantallas de plasma en nuestro grupo, la 42PC1DA es la única que incluye una ranura para CableCard. Con cualquiera de los otros modelos, los suscriptores de cable tendrán que abrir espacio para una caja de cable digital.

Otro aparato bien diseñado, el Philips 42PF9631D, incluye un mando a distancia cómodo con botones iluminados, muy fácil de usar en una sala oscura. La característica más inusual, Ambilight, proyecta una luz de color sobre la pared detrás del televisor; usted puede programar las luces para que respondan a diferentes ritmos e intensidades y así complementar la acción en la pantalla. Esto no sólo es interesante y hace que las películas luzcan más fascinantes, sino que, según investigaciones citadas por Philips, podría ser mejor para la vista (no obstante, si le molesta la función Ambilight, puede apagarla). Los toques visuales también vienen acompañados de un sonido impresionante: el 42PF9631D incluye salidas y entradas de audio digital para que usted pueda obtener el sonido digital de alta calidad cuando la opción HDMI no esté disponible.

La pantalla de Philips figuró segunda en cuanto a la calidad de la imagen, con una calificación de Buena. Superó a todos los otros aparatos en nuestra prueba de luces intensas, pues mantuvo colores vivos y contraste fuerte bajo condiciones de alta luminosidad. Aunque su precio es el segundo entre los más altos de todos los plasmas de esta tabla, tenga en mente que el modelo de Philips no estaba disponible en la fecha que tasamos las unidades, así que tuvimos que publicar su precio de lista de US$2.399. Los precios comerciales casi siempre son más bajos, a veces por mucho.

No están listos para el horario estelar

El AOC A42HD84 (US$1.700) sufría de debilidad en los colores, con tonos rojos y verdes que se veían especialmente endebles. Nuestro jurado consideró que su imagen era “pálida” y “apagada”. Aunque este modelo es un HDTV, nos sorprende que no utilice una entrada HDMI de alto rendimiento. HDMI es normal en los HDTV; todas las otras pantallas de plasma de la tabla lo incluyen (de hecho, los modelos de LG y Philips ofrecen dos entradas HDMI). Sin embargo, también es la única de estas pantallas de plasma que ofrece una entrada DVI para conectarla a una PC. Quizá este puerto sea útil para conectarla a una PC en la sala, pero dada la calidad de imagen de este televisor, el entorno de una sala de conferencias parece ser más apropiado. La falta de calidad se notará en un programa de televisión, pero no en una presentación de PowerPoint.

El Maxent MX-42HPM20 no es realmente un HDTV, ni ningún otro tipo de TV. Como este modelo de US$1.800 no tiene ni sintonizador NTSC analógico ni ATSC digital, técnicamente es un monitor de plasma para alta definición. Si ya tiene usted un sintonizador separado (en una caja de cable, por ejemplo), esta omisión no sería un problema, pero debe comprender la diferencia antes de optar por este plasma. En este aspecto, el MX-42HPM20 es como su pariente de 50 pulgadas, el MX-50X3, que revisamos en nuestro número de julio de 2006.

Desafortunadamente, nuestro jurado calificó menos favorablemente a este Maxent que al modelo de 50 pulgadas. Encontramos su pantalla oscura y sus colores apagados, los tonos de piel se veían rojizos y los verdes poco realistas. Usar esta pantalla de plasma resulta razonablemente simple, aunque esto se debe en parte a la falta de prestaciones. Lo peor es que sus menús aparecen y responden con mucha lentitud, lo que le hace esperar para cambiar las pocas configuraciones que existen. Aun cuando usted tenga un presupuesto reducido encontrará mejores compras en otra parte.

Nombres que debe conocer

Hasta cierto punto, usted realmente paga por lo que recibe. Los dos modelos más caros que probamos –los de las compañías de renombre LG y Philips– fueron los líderes en el desempeño, en el conjunto de prestaciones y en el diseño. No obstante, no todos los televidentes necesitan luces de colores para matizar el ambiente, ni configuraciones adicionales para la imagen, ni el pináculo de la calidad de la imagen. El LG 42PC1DA dibuja la imagen más bonita y el Philips 42PF9631D ofrece funciones fascinantes, pero el humilde Vizio P42HDTV combina el precio más bajo del grupo con una calidad de pantalla notablemente buena para ofrecerle lo mejor por el dinero que usted paga. Cuando la calidad de pantalla y el valor se combinan de esa manera, una marca que era poco conocida se convierte en un nombre que merece su consideración.

– Laura Blackwell

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *