1

Seis reglas para rescatar equipos descompuestos

 

No se deshaga todavía de ese dispositivo averiado; es posible que pueda salvarlo.

Los niños estaban viendo un programa insípido sobre superhéroes adolescentes cuando mi hijo de 10 años vino a decirme con más entusiasmo de lo normal, “papá, el televisor se está quemando”.

Era cierto, nuestro televisor de plasma, un Gateway de 42 pulgadas, soltaba chispas por detrás y la sala olía a plástico quemado. Rápidamente envié los niños a la cocina y me chamusqué los dedos tratando de desenchufar el cordón eléctrico de la pared (resulta que lo que experimenté no me había ocurrido sólo a mí; en el momento de enviar a imprenta esta edición había pendiente una demanda colectiva que alega la existencia de defectos en los circuitos de alimentación de los televisores de plasma de Gateway).

Entonces comencé a llamar a algunos talleres de reparación. Como el televisor ya no tenía garantía, arreglarlo me costaría US$1.200 por lo menos. Eso me dolió más que los dedos. ¿Debería repararlo o reemplazarlo? ¿Y qué hago con todos los otros artefactos muertos que tengo en el armario? Para contestar esas preguntas, tuve que hacerme otras.

¿Qué tan muerto está? Si su auto acaba de pasarle por encima a su teléfono móvil, o un rayo ha quemado su computadora portátil, es hora de comprar sustitutos. Pero a veces los fallos son ocasionados por software defectuoso o una conexión floja, dice David Milman, CEO de Rescuecom (www.rescuecom.com), una empresa de asistencia para la PC que según Milman recibe un número sorprendente de solicitudes para reparar videograbadoras e iPods.

En la mayoría de los casos, usted tendrá que pagar una pequeña cantidad para diagnosticar el problema. Milman dice que, por lo general, los técnicos de Rescuecom se pasan una hora tratando de reproducir el problema; la tarifa por hora para el diagnóstico y la reparación comienza en US$88 y aumenta en dependencia de donde usted viva. Alternativamente, puede llevar el aparato a cualquier tienda de Radio Shack y pagar US$20 por un estimado, dice Matt Burns, gerente de proyectos de operaciones en las tiendas de esa cadena.

¿Es muy viejo? La tecnología subyacente en ciertos equipos como los reproductores de MP3 y los teléfonos móviles cambia tan rápidamente que los productos son obsoletos desde el momento en que se compran. En cambio, otros dispositivos como las videograbadoras, los altavoces, los televisores con tubo de pantalla y los tocadiscos no han cambiado mucho en diez años, así que los modelos nuevos no serán mucho mejores de lo que ya tiene. Mientras menos digital sea algo, mejor candidato será para la reparación… suponiendo que pueda encontrar las piezas de repuesto. Electronix.com y PartStore.com tienen en existencia una buena selección de piezas de electrónica. Para las piezas poco comunes o más antiguas, pruebe su suerte en UltraElectronicActiv.com.

¿Cuánto va a costar? Esta es la pregunta clave. “Yo aplico la regla del 40 por ciento”, dice Thom Howard, un consultor técnico que trabaja para Crutchfield (www.crutchfield.com) en Virginia. “Si las reparaciones cuestan menos del 40 por ciento del valor de un equipo nuevo, yo diría que adelante con ellas”.

La fórmula que yo empleo para decidir si debo arreglar algo u olvidarme del asunto es ésta: si el equipo costó más de US$100 nuevo, tiene menos de tres años y puede repararse por menos del 50 por ciento del precio de un modelo nuevo, entonces pagaré por el arreglo (si mi esposa lo aprueba, por supuesto).

¿Dónde lo puede arreglar? Howard le aconseja que pida al fabricante original que recomiende los talleres de reparación existentes en la zona donde usted reside, o lea en su sitio la lista de centros de reparaciones autorizados. Y no se olvide de obtener una garantía por escrito. Por ejemplo, el sitio de Rescuecom afirma que si el técnico no puede solucionar un problema, usted no paga un centavo por el servicio, mientras que Radio Shack garantiza sus reparaciones por 90 días.

¿Qué hace con sus datos? Antes de dejar su equipo en cualquier parte, haga copias de los datos que lleva dentro, si es posible. La mayoría de los PDA y reproductores de MP3 lo hacen automáticamente sincronizándose a su unidad de disco duro. La columna reciente de Grace Aquino, “Dialed In” (http://www.pcwla.com/buscar/06096801), ofrece algunas sugerencias para ayudarle a hacer copias de seguridad de su teléfono.

¿Puede arreglarlo usted mismo? Si las reparaciones profesionales son demasiado costosas, puede abrir el dispositivo y tratar de arreglarlo usted mismo (claro, desenchúfelo primero). Comience por leer las preguntas frecuentes sobre electrónica del consumidor recopiladas por el veterano experto en electrónica Sam Goldwasser (http://www.pcwla.com/buscar/06096802). También puede aprovecharse de la sabiduría colectiva de Fixya.com, un sitio de interacción social orientado a las reparaciones.

Así que apliqué mi fórmula al televisor de plasma. Me costó US$3.000 hace tres años, pero los modelos de más resolución hoy valen US$2.000. Y los niños ya no ven ese programa estúpido, por lo cual mi esposa está contenta. Pero voy a esperar a que baje el precio de los televisores LCD para reemplazar nuestro aparato roto.

¿Hay alguien que esté interesado en una pantalla de plasma muerta?

-Dan Tynan

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *