1

¡Tres pasos para lograr una Microsoft nueva y mejorada!

El 15 de junio, para aquellos que no se enteraron, Microsoft anunció que durante el año 2008 Bill Gates “se iría distanciando de sus funciones cotidianas en la compañía”, aunque continuaría como presidente. Bill, nadie puede quejarse de tu nueva dedicación a la filantropía, pero en los próximos dos años ¿por qué no muestras un poco de amor por tus clientes?

El 15 de junio, para aquellos que no se enteraron, Microsoft anunció que durante el año 2008 Bill Gates “se iría distanciando de sus funciones cotidianas en la compañía”, aunque continuaría como presidente. Bill, nadie puede quejarse de tu nueva dedicación a la filantropía, pero en los próximos dos años ¿por qué no muestras un poco de amor por tus clientes?

¡Es fácil! Sólo tienes que insistir en que Microsoft adopte este lema: “Basta de hacer basuras”. Aquí te ofrecemos un simple proceso de tres pasos:

1. Deja de engañarte. Haz un examen de conciencia y reniega públicamente de esa vieja fantasía de que Microsoft tiene algo que ver con la “innovación.” Tu negocio siempre ha sido tomar las ideas de otros y venderlas con una insignia de Microsoft. Punto. Después de CP/M vino DOS; después de Mac vino Windows; después de Palm vino PocketPC; después de Netscape vino IE. Y estos son solamente los ejemplos más obvios.

2. Insiste en la calidad y en la seguridad. Los anuncios publicitarios de Microsoft dicen “Tu potencial. Nuestra pasión”, pero tu verdadero lema parece ser “Hagamos lo mínimo”. Cada vez que tengo en mis manos un producto de Microsoft, espero ver un diseño estúpido o disfuncional. Pocas veces me has defraudado.

¿La calidad? Solamente en las últimas semanas he encontrado un defecto crítico en ActiveSync, cuadros de diálogo en Windows Mobile que son ilegibles porque nadie los rediseñó para la proporción dimensional de la pantalla del teléfono Motorola Q, y toda una plataforma –Ultra-Mobile PC– que es una de las peores experiencias de computación de todos los tiempos, hasta un manual de aprendizaje para la Tablet PC que nadie se molestó en actualizar para los nuevos dispositivos. Los reproductores de audio basados en Windows Media nunca pueden desafiar el dominio de la iPod de Apple porque el software de Microsoft es un desastre.

¿La seguridad? Un perenne chiste malo, en especial el programa antipiratería Windows Genuine Advantage, al que Windows Update llama una “actualización crítica de seguridad”. Es crítica solamente para los márgenes de utilidades de la compañía, ya que sólo sirve para garantizar que los usuarios estén usando una versión legítima de Windows… y a veces ni eso puede hacer.

Ah, y deja de fanfarronear acerca del número de probadores que emplea la compañía. La letanía aburre y no se la cree nadie porque los probadores parecen estar permanentemente en su hora de almuerzo. Acepta la idea de que la calidad y la seguridad se logran por diseño y no probando.

3. Renueva el talento. Parece que nadie que tenga una posición de autoridad en Microsoft puede ser despedido… y hay muchos que deberían serlo. ¿Cuántas veces hay que reducir la funcionalidad de un producto e incumplir las fechas límite para que pongan a los administradores de patas en la calle? ¿Cuántos defectos de seguridad hay que encontrar para que sus creadores sean expulsados?

Y si quieres innovar, busca innovadores. El CEO Steve Ballmer es un constante apologista de todo lo que Microsoft esté haciendo en el momento. El currículo del nuevo jefe de investigaciones y estrategia Craig Mundie incluye el desilusionante sistema operativo Windows CE, la AutoPC con el reconocimiento de voz activado de vez en cuando y la Web TV, además de la risible iniciativa de Computación confiable. El nuevo arquitecto jefe de software Ray Ozzie es un tipo inteligente y, según muchos, un programador brillante, pero su mayor logro hasta la fecha ha sido Lotus Notes, un producto cuya interfaz del usuario es despreciada por todos mis conocidos que se han visto obligados a usarla. ¿O acaso están todos los cerebros trabajando en Xbox?

Ah, y después del proceso de tres pasos, aquí va el cuarto: Convierte el lema “Basta de hacer basuras” en “Empecemos a hacer maravillas”. Pero antes de llegar a esas alturas, empieza por crear programas que funcionen sin bloquearse.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *