1

Una red de vigilancia en su hogar

Los sistemas de seguridad pueden vigilar sus pertenencias, pero prepárese para las falsas alarmas.

Después de años de acaparar artefactos, la oficina que tengo en mi casa parece el almacén de una pequeña tienda de artículos electrónicos. Y aunque mi esposa se alegraría enormemente si alguien entrara en la casa y me robara mis queridos cacharros, yo me siento un poco más protector.

La última vez que traté de proteger mis cosas, probé el Shell Home Genie (http://www.pcwla.com/buscar/06104101), pero era demasiado caro y complicado. Esta vez probé dos productos que parecen ofrecer más por menos dinero: el SafeScout de SentinelVision y el LukWerks de WiLife. Estos sistemas utilizan sensores de movimiento, cámaras y la Internet para alertarle si un ladrón entra en su morada. Costaban menos que el equipo de vigilancia tradicional y prometían facilidad de instalación y funcionamiento. Sin embargo, resultaron ser un poco más complicados.

Demasiadas alarmas

Usted puede poner el SafeScout (precio de lista: US$299, www.sentinelvision.com) prácticamente en cualquier parte porque no requiere una PC. Este aparato del tamaño de una consola Gamecube presenta un teclado numérico en su parte superior, así como una cámara y un detector de movimientos en el frente. Normalmente usted lo instalaría en su casa de vacaciones o lo probaría en una posesión valiosa, como un barco. Durante mis pruebas, lo puse sobre una mesa en la sala para ver cómo manejaba una gran cantidad de “intrusos” en un corto tiempo. Lo enchufé en una toma eléctrica y en una toma de teléfono, y conecté una sirena controlada por radio en otra habitación.

Si usted pasa por delante de su detector de movimientos, el aparato le toma cinco fotos, capta 20 segundos de audio y hace sonar la sirena, que suena muy parecido a un rayo mortífero de las películas de ciencia ficción de los años cincuenta. Para desactivarlo puede usar, una llave (key fob) o escribir un código (no lo puede programar para que se encienda o se apague). Aprendí rápidamente que debía tener la llave conmigo en todo momento.

Por US$20 al mes, SafeScout le notifica por medio de correo electrónico o por teléfono cuando la alarma se dispara. Por otros US$10, llamará a la policía por usted; y por US$10 más le enviará una alerta cada vez que la alarma se active o se desactive. Desafortunadamente, me llamó todas las veces que encendí o apagué la alarma. Con unos cuantos ajustes (y con el apoyo de la asistencia técnica) conseguí que SafeScout dejara de acosarme. Aun así, me parece que US$300, más otros US$20 a US$40 mensuales, es mucho por algo que esencialmente es una alarma de robo.

LukWerks

Luego instalé el kit del WiLife LukWerks (US$299, www.lukwerks.com), que utiliza una red de cableado eléctrico y su PC. Monte el sensor de movimiento/cámara en una pared o ventana y enchúfelo en una toma de CA. Enchufe el receptor en otra toma de CA y conéctelo en el puerto USB de su PC. Instale el software y ¡listo!: al instante tendrá un sistema de vigilancia en su hogar.

Salvo que la instalación resultó ser un poco más complicada que eso. Primero, tuve que cambiar la configuración de mi cortafuego para que mi PC pudiera encontrar la cámara. Luego aseguré la cámara con ventosas a una ventana que da a mi portal y le indiqué al programa que enviara alertas de vídeo a mi bandeja de entrada y mensajes de texto a mi teléfono móvil. LukWerks inmediatamente me agobió con sus alertas. En cuestión de 45 minutos recibí 85 alertas por teléfono, todas falsas. LukWerks me envió tantos mensajes de correo electrónico que Gmail me declaró remitente de correo indeseado y cerró mi cuenta temporalmente.

Resulta que LukWerks ocasionalmente confunde los cambios de iluminación con el movimiento, dice Grant Beckman, CTO de WiLife; las luces de fiestas de mi portal, levemente intermitentes, convencieron a la cámara de que verdaderamente había una tremenda fiesta. Las alertas amainaron cuando reduje la sensibilidad de la cámara al movimiento y definí las zonas donde la cámara debía concentrar su vigilancia.

LukWerks tiene algunas características interesantes, como la posibilidad de mostrar seis cámaras a la vez (a razón de US$229 cada una), verlas en cualquier lugar a través de la Web, o buscar en los archivos de vídeo. El software que limita la frecuencia de las alertas por correo electrónico ya debe estar disponible.

Por la misma inversión inicial, LukWerks ofrece mucho más que SafeScout, sin tener que pagar tarifas mensuales. Con una firma como ADT, este nivel de vigilancia por vídeo le costaría US$2.000 por una sola cámara, además de una tarifa mensual de US$20 a US$40 por el servicio.

Tal vez no sería mala idea contratar a LukWerks para proteger una empresa pequeña o esos equipos que usted conserva con tanto celo. Pero no, probablemente ya es hora de vender todos esos aparatos viejos.

-Dan Tynan

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *