1

El nuevo lector de libros electrónicos merece un vistazo

La tinta electrónica de alta resolución y antirreflectiva es adecuada para la vista, pero los libros para ella sólo se venden en la tienda electrónica de Sony.

Casi nueve meses después de mostrar un prototipo, Sony se está preparando para vender su innovador Sony Reader para libros electrónicos y para abrir su tienda en línea Sony Connect, muy al estilo de iTunes, que será el único proveedor de libros comerciales en el formato de archivo exclusivo del dispositivo. Por lo general, me impresionó la unidad de preproducción que probé, pero el precio de US$350 del Reader probablemente desanimará a la mayoría de los usuarios no especializados.

Los atributos que merecen elogiarse en este lector de libros electrónicos comienzan con una bonita apariencia digna de mayor reconocimiento y un tamaño modesto. Es ligeramente más alto y más ancho que un libro de bolsillo y mucho más delgado con un grosor de 0,5 pulgadas; además, pesa menos de 9 onzas. Durante la semana que lo usé, lo metí en mi bolso de tamaño mediano y me olvidé que estaba allí.

Diseño esbelto

El frente del estuche del Reader, suave y forrado en tela (y asegurado por un broche a la parte trasera) se abre hacia un lado para revelar una pantalla grisásea de 6 pulgadas, enmarcada en un borde plateado. Un botón cóncavo en la parte izquierda del frente permite pasar las páginas, un botón basculante de color negro en la parte derecha maneja la navegación del menú y un botón negro en el lado izquierdo del marco permite cambiar entre los tres tamaños de letras y ampliarlas hasta 150 por ciento de lo normal (importante para los lectores con impedimentos visuales). El borde inferior contiene los puertos para el cable USB que viene incluido (y que conecta el Reader a una PC para cargar el contenido), el adaptador de CA del dispositivo, una base acoplable y audífonos (ambos optativos). En el Reader también se puede almacenar y reproducir música y otros archivos de audio.

La respuesta del dispositivo no es muy rápida, pero uno o dos segundos después de encenderlo reaparecerá la página que usted estaba leyendo en el Reader cuando lo apagó. Esto sucede porque –a diferencia de los libros electrónicos basados en LCD, que se apagan junto con el dispositivo– la tecnología E Ink del dispositivo de Sony no cambia hasta que usted se lo indique.

E Ink emplea millones de microcápsulas minúsculas cargadas positivamente para el blanco y negativamente para el negro que son “impresas” en una película plástica encima de los circuitos; dependiendo del tipo de carga que se aplica a una cápsula específica, las partículas blancas o negras se mueven a la superficie de la cápsula para formar letras e imágenes. Como el Reader sólo consume energía cuando se pasa una página, la duración de la batería depende del número de páginas que usted lea: Sony estima que la batería de iones de litio de la unidad durará 7.500 páginas entre cargas.

No cansa la vista

Sony dice que la pantalla de E Ink del Reader puede producir cuatro escalas de gris a una resolución de 170 píxeles por pulgada, más del doble de la densidad de píxeles de la mayoría de los LCD convencionales y muy parecida a la resolución de un periódico. En mis pruebas, tanto las letras como las imágenes de semitonos lucían sumamente claras; y como no existe luz de fondo, la vista no se le cansará como cuando lee en un LCD. Además, mientras que los LCD generalmente se ven muy mal a plena luz, lo opuesto ocurre con el Reader: mientras más brillante sea la luz ambiental, mejor será el contraste de la pantalla.

Los 64MB de memoria accesible al usuario en el Reader pueden almacenar aproximadamente 80 libros de tamaño promedio (800KB). Si usted necesita más espacio, puede almacenar el contenido en una tarjeta SD Card o Memory Stick que desliza en una ranura de expansión situada en el borde superior izquierdo del dispositivo.

La única manera de agregar contenido es por medio del software de escritorio Sony Connect. Aparte de manejar el propio formato BBeB de Sony (BroadBand electronic Book) para libros electrónicos, el Reader reconoce PDF, imágenes JPEG, MP3 no cifrados, documentos de Word (convertidos transparentemente al formato RTF), archivos HTML y fuentes de contenido RSS.

El software Sony Connect no estaba listo para probarlo cuando preparamos este artículo, pero en la demostración que vi daba la impresión de ser un clon virtual de iTunes. Como en el iTunes, usted crea una cuenta para pagar los libros electrónicos, luego los descarga a su escritorio y los transfiere a su Reader (también puede usar el programa para leer archivos de formato BBeB en su PC). El software importa otros tipos de contenido desde una unidad de disco duro, al igual que iTunes importa música que usted ha digitalizado en formatos compatibles.

Sony espera ofrecer 10.000 títulos durante el lanzamiento del producto. En conformidad con otros libros electrónicos, los títulos de Sony costarán ligeramente menos que las ediciones impresas. Usted puede autorizar hasta seis dispositivos (Readers o PC que tengan el software Sony Connect instalado) para leer cada libro y las descargas repetidas son gratuitas.

¿Vale el Reader el precio de US$350? Sólo si usted quiere aligerar su equipaje, dejar de coleccionar árboles muertos, o usar las letras grandes porque las de tamaño normal son demasiado difíciles de leer.

Yardena Arar

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *