1

Cómo suprimir más molestias de Windows

Mientras más tiempo y esfuerzo Microsoft emplea en “mejorar” a Windows, más fastidioso se pone este SO. Estas ocho sugerencias ahuyentarán algunos de los malos espíritus que aquejan a Windows XP y 2000.

No pierda su foco

La molestia: Usted está ahí, ocupándose de sus cosas, escribiendo un documento, correo electrónico o mensaje instantáneo en su computadora. Quita la mirada de la pantalla por un momento y cuando vuelve a verla se da cuenta de que realmente no ha escrito sus últimas líneas de texto. Sin saberlo, ha aparecido un nuevo cuadro de diálogo o ventana y una parte de su texto ha ido a parar allí… o a ninguna parte.

Las aplicaciones que sustraen el foco de su PC causan algo más que simples molestias: pueden ser desastrosas si el cuadro de diálogo que usurpa el foco le pide desempeñar una operación potencialmente nociva y usted, sin darse cuenta, oprime <Intro> o escribe 'y', que el diálogo interpreta como un “yes” (sí) antes de que usted vea de qué se trataba. También pudiera cancelar una alerta importante programada sin percatarse de ello.

La solución: No existen las soluciones infalibles, pero lo siguiente podría ayudarle a mantener su foco en Windows XP y 2000.

Si no la tiene ya en su sistema, baje e instale la herramienta gratuita Tweak UI de Microsoft (http://www.pcwla.com/buscar/06117401). En Windows XP, abra Tweak UI (para ello pulse su acceso directo en el menú Inicio, o seleccione Inicio•Ejecutar, escriba tweakui y oprima <Intro>) y use el panel de árbol a la izquierda para navegar a General•Focus [General•Foco]. En Windows 2000, haga doble clic sobre el icono de Tweak UI en el Panel de control y pulse la ficha General. En ambas versiones, asegúrese de que esté marcada la casilla ‘Prevent applications from stealing focus’ ['Evite que las aplicaciones usurpen el foco'] . También puede especificar si el botón en la barra de tareas debería parpadear (y cuántas veces) cuando el potencial usurpador del foco quiera su atención. Pulse Aceptar.

Algunas configuraciones de Tweak UI cambian al estado anterior cuando un programa modifica el Registro más tarde. Para asegurar que el bloqueo del foco esté en vigor cada vez que usted inicia Windows, abra el Bloc de notas u otro editor de texto. En la primera línea, escriba Windows Registry Editor Version 5.00 y oprima <Intro> dos veces. Escriba [HKEY_CURRENT_USERControl PanelDesktop] y oprima <Intro>. Por último, escriba “ForegroundLockTimeou”=dword:00030d40 (sin espacios) y oprima <Intro>. Seleccione Archivo•Guardar como, nombre el archivo con la extensión .reg (por ejemplo, focus.reg) y guárdelo en la carpeta que quiera. Tome nota de la ruta que lleva al archivo.

A continuación, escoja Inicio•Programas (o Todos los programas), pulse el botón derecho sobre el menú Inicio y seleccione Abrir. En un área vacía de la carpeta Inicio, pulse el botón derecho y escoja Nuevo•Acceso directo. En el Asistente para crear accesos directos, navegue hasta su archivo .reg, selecciónelo y pulse Aceptar. Ponga la cadena entre comillas y entonces oprima <Inicio>. Escriba regedit.exe /s seguido por un espacio al frente de la primera comilla en su ruta. Cuando termine, la entrada debería ser parecida a esta: regedit.exe /s “c:archivos de registrofocus.reg” (su ruta pudiera ser distinta). Pulse Siguiente, escriba un nombre para su acceso directo y pulse Finalizar. Ahora cada vez que abra una sesión, este acceso directo reincorporará la configuración que evitará el robo del foco.

Lamentablemente, ni siquiera esta técnica detendrá completamente el robo del foco. Si encuentra que una aplicación en particular requiere casi toda la atención, considere su substitución por un programa equivalente.

Impida mensajes emergentes

La molestia: Un globo de texto sale repetidamente de la bandeja del sistema en la barra de tareas de Windows XP para advertirle que tiene una actualización lista para instalar, o para presentar otra información de la cual usted no necesita ocuparse realmente en ese momento.

La solución: Este es otro trabajo para Tweak UI (vea la sugerencia anterior). Abra el programa y seleccione Taskbar and Start Menu [Barra de tareas y menú Inicio] en el panel izquierdo. Entonces desactive Enable balloon tips [Habilitar globos con consejos] a la derecha y pulse Aceptar.

Añada vigor a una aplicación

La molestia: De pronto la aplicación que usted está usando empieza a funcionar muy lentamente porque otra aplicación menos importante o un proceso que se realiza en segundo plano devoran los recursos de Windows.

La solución: En Windows XP, puede destinar más recursos al programa cambiando su prioridad en la miniaplicación Administrador de tareas. Pulse el botón derecho sobre la barra de tareas y escoja Administrador de tareas. Pulse la ficha Procesos y haga click con el botón derecho sobre el archivo ejecutable que corresponde a la aplicación lenta. Pulse Establecer prioridad y escoja el nivel deseado (por ejemplo, Arriba de lo normal o Alta). Pulse Sí cuando vea la advertencia. Sepa que cambiar la prioridad de un proceso puede afectar la velocidad de otros. Por ejemplo, la opción Tiempo real da a su aplicación la prioridad más alta de todas, pero puede bloquear el resto de su sistema, así que mejor evitarla. No obstante, si tiene problemas para grabar CD, por ejemplo, puede aumentar la prioridad de su software de grabación. Y si tiene una aplicación que hace trabajos de poca urgencia en un segundo plano, podría configurarla con una prioridad más baja. Los cambios que haga se aplicarán solamente a la sesión actual; las prioridades volverán a su estado anterior la próxima vez que abra Windows.

Para ver la prioridad de todos los procesos que tiene activos actualmente en su sistema sin tener que pulsar el botón derecho sobre cada uno, escoja Ver•Seleccionar columnas en la ventana del Administrador de tareas. Marque Prioridad base y pulse Aceptar. Entonces verá una columna que presenta una lista con la información de prioridad de cada proceso.

Vea los detalles que necesita

La molestia: La vista de Detalles del Explorador de Windows (seleccione Ver•Detalles) incluye mucha información sobre sus archivos, pero a veces tiene que desplazar la lista para verla, o lo que usted quiere ver ni siquiera está allí.

La solución: Para obtener los detalles que necesita, pulse el botón derecho sobre cualquier parte en los títulos de columna y desactive los elementos para quitar sus columnas, o marque elementos para agregarlos. Pulse el botón Más para ver aun más opciones. Para reorganizar sus columnas, arrastre sus títulos (por ejemplo, la Fecha de modificación) a la izquierda o la derecha para soltarlos en el borde de una columna. Para cambiar el tamaño de una sola columna, haga doble clic sobre el borde derecho del título. Para cambiar todos los tamaños de las columnas para que se ajusten a la ventana de la carpeta o del Explorador, oprima <Ctrl>-+ en el teclado numérico.

Reduzca la acumulación de carpetas

La molestia: Cuando usted abre una carpeta en la vista de Miniaturas (escoja Ver•Miniaturas en el Explorador o en cualquier ventana de carpeta), Windows XP crea un archivo Thumbs.db en esa carpeta para almacenar temporalmente las imágenes en miniatura y poder verlas más rápido la próxima vez. Usted no lo verá a menos que sus opciones de carpetas estén configuradas para que revelen los archivos ocultos (vea http://www.pcwla.com/buscar/06117601 para más instrucciones). Pero este archivo temporal quizás todo lo que esté haciendo es congestionar innecesariamente su disco duro.

La solución: Cuando reajuste sus opciones de carpeta, busque y borre los archivos Thumbs.db que no quiera. Para evitar que los archivos regresen, abra cualquier ventana de carpeta o el Explorador y escoja Herramientas•Opciones de carpeta. Pulse la ficha Ver y entonces marque No alojar en caché las vistas en miniatura. Para terminar, pulse Aceptar.

Evite el desorden en los menús

La molestia: Cuando usted usa el menú Inicio en cualquier versión de Windows, es posible que arrastre algunos elementos accidentalmente –y con frecuencia–a posiciones que no son las que usted prefiere.

La solución: Si usted es un poco descuidado al pulsar y arrastrar cuando usa el menú Inicio, puede desactivar la capacidad para arrastrar y soltar elementos en el menú. Primero, asegure que los elementos en los menús están en el orden que usted quiere. Entonces pulse el botón derecho en Inicio (en XP) o en la barra de tareas (en las otras versiones) y escoja Propiedades. En XP, pulse el botón Personalizar junto a la opción 'Menú Inicio' o 'Menú Inicio clásico'. Desactive Permite arrastrar y colocar en la lista de opciones (para ver esta opción quizá tenga que pulsar Opciones avanzadas). Pulse Aceptar dos veces.

Vea más documentos

La molestia: En XP Pro, usted accede a los archivos abiertos recientemente por medio de Inicio•Mis documentos recientes (o Inicio•Documentos en la vista de Menú Inicio clásico), pero la lista sólo muestra 15 archivos de los muchos programas que usted puede haber usado recientemente.

La solución: Seleccione Inicio•Ejecutar, escriba gpedit.msc y oprima <Intro>. En el panel de árbol a la izquierda, navegue hasta Configuración de usuarioPlantillas administrativasComponentes de WindowsExplorador de Windows. Haga doble clic sobre ‘Número máximo de documentos recientes’ en el panel derecho. Seleccione el botón Habilitada y entonces fije el ‘Número máximo de documentos recientes’ a algo más que el valor predeterminado de 15.

En las versiones de Windows excepto XP Pro o 2000, tendrá que decidirse por una solución ligeramente menos elegante. Navegue hasta http://www.pcwla.com/buscar/06117602 para ver las instrucciones que Steve Bass ofrece en su artículo “Cincuenta soluciones para las molestias más grandes de la PC” de octubre de 2003 (tendrá que bajar un poco hasta llegar a la sección “Mostrar todos los documentos recientes”).

Despida al limpiador

La molestia: Cada dos meses, Windows XP se aparece con un mensaje que afirma que no ha usado algunos de sus iconos del escritorio en bastante tiempo. El SO incluso se ofrece a poner estos iconos en una carpeta separada por usted.

La solución: Tengo noticias para Microsoft: si no uso esos atajos que están a simple vista en mi escritorio, estoy seguro que ponerlos en una carpeta no me va a hacer más propenso a pulsarlos. Si realmente son inútiles, yo preferiría borrarlos. De todas maneras, se agradecen las buenas intenciones, pero Windows no debería meterse en mis asuntos. Para apagar esta molestia de los iconos inutilizados, pulse el botón derecho sobre el escritorio y escoja Propiedades. Pulse la ficha de Escritorio y luego Personalizar escritorio. Al pie de ese cuadro de diálogo, desactive Ejecutar asistente para limpieza de escritorio cada 60 días y pulse Aceptar dos veces.

Vigile los procesos de sus archivos con FileMon

Usted probablemente no tiene idea de cuántas operaciones de archivos ocurren tras bastidores en su PC. Si siente curiosidad por saberlo, la herramienta gratuita FileMon de Sysinternals despeja las incógnitas con todo lujo de detalles. ¿No quiere ver toda esa minucia? Unos cuantos ajustes en el cuadro de diálogo de Filtro pueden hacer que FileMon le muestre solamente los tipos de actividad o los archivos que quiere ver. Incluso puede decirle al programa que resalte automáticamente ciertos archivos. FileMon puede ser una herramienta de diagnóstico supertécnica, o una herramienta práctica para el uso cotidiano. Por ejemplo, yo la uso para ver los archivos con que he trabajado (y por cuánto tiempo) para saber las horas que puedo facturar. Visite find.pcworld.com/54140 para bajar su copia.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *