1

Pantallas anchas para el trabajo y los juegos

Estos monitores LCD de 23 y 24 pulgadas ofrecen pantallas espaciosas y el potencial para una mayor productividad.

Si está cansado ya de ese monitor de aspecto cuadrado, quizás haya llegado el momento de comprar uno de pantalla ancha. Las pantallas panorámicas de 23 y 24 pulgadas ofrecen una vista simultánea de dos o tres documentos de oficina o páginas de la Web, algo que podría catapultar la realización de tareas múltiples a un ámbito muy diferente. Estos monitores brillantes y anchos pueden aliviar la tensión no solamente de sus ojos cansados, sino también de los dedos adoloridos de tanto mover el ratón. PC World probó ocho modelos, desde unidades establecidas hasta otras completamente nuevas, para ayudarle a encontrar la más apta para usted.

Y si está harto de cambiar frecuentemente de ventanas, podrá encontrar alivio en estas pantallas anchas. Como muchas aplicaciones comunes sólo ocupan un área pequeña –por ejemplo, los mensajes instantáneos y los reproductores de medios– usted podrá apretar una mayor cantidad de ellas en la pantalla sin tener tanta confusión y molestias de ventanas superpuestas. Los monitores de pantalla ancha también pueden minimizar la necesidad de desplazarse horizontalmente en las hojas de cálculo grandes. Quienes trabajan con números, así como otros analistas que dependen de datos que cambian constantemente, podrían encontrar en las pantallas anchas la ayuda necesaria para captar tendencias generales, lo que les daría una ventaja perceptible en las industrias más dinámicas.

Estas pantallas, que frecuentemente ofrecen ajustes de altura, inclinación y rotación, pueden adaptarse a su forma de trabajar y a su área de trabajo. Muchos LCD de gran tamaño también incluyen un sinfín de características útiles adicionales. Lo que antes eran periféricos separados o accesorios para las PC de escritorio ahora se han fusionado con los LCD. No es infrecuente encontrar en ellos concentradores USB, donde usted podrá ampliar su configuración con otros periféricos de computadora alrededor de su escritorio. Tanto las capacidades de imagen dentro de imagen (picture-in-picture o PIP) como de imagen junto a imagen (picture-by-picture o PBP) –que una vez eran características marginalmente atractivas en los LCD pequeños, pero normales en los televisores– ahora son posibilidades claramente útiles en un monitor de pantalla ancha. PIP y PBP le permiten tener una pantalla secundaria dentro de la pantalla principal, con una entrada que viene de una fuente distinta, como una señal de televisión. Según el modelo, se dispone de una plétora de conectores –incluidos aquellos para Vídeo S y señal compuesta– que permiten la introducción de tales señales. Todas son características bien recibidas por aquellas personas que trabajan en industrias como las finanzas y el periodismo, donde el personal necesita un televisor u otra fuente de información auxiliar mientras trabaja.

Modelos panorámicos

Probamos estos LCD grandes y anchos con base en nuestros procedimientos más recientes. Nuestro panel de jueces coincidió en que úsense para el trabajo o para el ocio, estos modelos tienen mucho que ofrecer, no solamente en espacio de pantalla, sino también en calidad. Aunque caros y orientados a los profesionales (o a los usuarios casuales con dinero para gastar), produjeron gráficos y texto uniformes y agradables a la vista en nuestras pruebas. Como las pantallas anchas de 23 y 24 pulgadas usan la misma resolución de 1.920 por 1.200, los probamos juntos. Aunque algunos tenían habilidades particulares, todos obtuvieron una calificación de Muy buena por su desempeño.

El Dell UltraSharp 2407WFP que volvimos a probar logró puntuaciones impresionantes en total y por eso lo designamos como nuestra Mejor Compra. Este atractivo monitor de 24 pulgadas produjo texto altamente legible y gráficos excelentes que eclipsaron a los de otros monitores. La oferta de Dell también viene con muchas características incorporadas, como la función de pivote y una variedad de conectores. Para complacer a los amantes de las fotos, Dell incluye un lector de tarjetas de medios “9 en 2” que reconoce los formatos importantes, como SD Card y Compact Flash. Tiene capacidad de PIP y PBP, un claro beneficio para los aficionados a las pantallas múltiples. También recibe puntos para su estilo, con elegantes superficies de color negro y plata, y un llamativo diseño industrial. Y con un precio comercial comparativamente modesto de US$719, es casi un robo.

El nuevo Samsung SyncMaster 244T de 24 pulgadas quedó en un cercano segundo lugar. En nuestras pruebas de laboratorio, encabezó el grupo en las puntuaciones de texto y quedó un pelo detrás del Apple Cinema Display de 23 pulgadas en los gráficos, sobresalió en la producción de colores vivos y matices sutiles como los tonos de piel. De hecho, el 244T alcanzó la puntuación más alta de desempeño general de cualquier LCD en la tabla. Además, el 244T viene con características que no se ven en muchos otros monitores del mismo tamaño. Desde luego, tiene la misma variedad de conectores y extras de nuestra Mejor Compra, aunque su precio de US$1.000 es superior. No tiene lector de tarjetas de medios, pero incluye funciones de PIP y PBP, y su marco delgado de color plateado causará sensación en la oficina.

Excelente calidad de imagen

El HP LP2465 de 24 pulgadas –evaluado anteriormente, pero nuevo en esta tabla– mantiene su posición como uno de los favoritos del jurado, al lograr marcas consistentemente altas. Aunque este modelo corporativo de US$829 no cuenta con muchas opciones de conectividad no relacionadas con la computadora (tiene dos puertos DVI), ofrece una gran calidad de pantalla y un panel ajustable a un precio bastante asequible.

El ViewSonic VP2330wb (US$1.099) de 23 pulgadas también se ganó a nuestros jueces con la calidad de sus imágenes. Y su variedad de ajustes de pantalla incluidos en el monitor harán dar saltos de alegría a los usuarios que necesitan controlar hasta el último detalle del color. El software incluido en un CD acompañante activa el pivote automático de la pantalla y añade avanzados ajustes para el color, administración de bienes y protección contra robos. Este modelo también incluye todos los ajustes físicos –inclinación, altura, rotación y pivote– y todos trabajaron admirablemente bien.

El Acer AL2423WDR hace valer su precio módico de US$699 con una demostración sorprendentemente buena en nuestras pruebas. Quizá el panel brilloso de este LCD no sea para todos los gustos, pero recibió los elogios de algunos de nuestros jueces, quienes encontraron el texto nítido, un buen equilibrio de colores y brillantez uniforme (los monitores de pantalla brillosa frecuentemente se desempeñan bien en las pruebas de jurado de PC World, pero algunos usuarios los encuentran demasiado propensos a producir reflejos). Aunque su base sobria y borde insípido de titanio no ganarán puntos por el diseño, la relación de precio/rendimiento de este modelo de 24 pulgadas puede resultar atractiva para los compradores con poco presupuesto que quieren una pantalla ancha sin tantos adornos.

Fuera de la tabla, pero no sin méritos

Los modelos de Philips y Eizo también acumularon puntuaciones sólidas de nuestros jueces en el desempeño; sin embargo, otros factores arrastraron sus calificaciones hacia abajo.

El Philips 230WP7NS de 23 pulgadas brinda montones de ajustes físicos y en la pantalla, pero su puntuación de gráficos/texto lo puso en el nivel inferior de nuestra escala Muy buena. Decididamente no es malo, pero está por debajo de la mayoría en este artículo. Esta calificación más bien baja, su diseño soso y un precio de US$950 se confabularon para mantener al monitor fuera de nuestros 5 Mejores.

Por otra parte, el costoso Eizo ColorEdge CE240W (US$1.650) fue hecho para los profesionales de gráficos y tiene un precio que corresponde a esa misión. Este LCD de 24 pulgadas incluye un programa de calibración, algo raro entre los monitores de este tamaño, pero una necesidad para los profesionales de gráficos y diseño (sin embargo, no incluye el hardware de calibración necesario para ejecutar el software).

Algunos de nuestros jueces comentaron sobre lo opacos que lucen los valores predeterminados del monitor (que son fácilmente ajustables con niveles predeterminados o con el software de corrección). El desempeño en estos niveles predeterminados, más el precio empinado de producto especializado, lastró la calificación de este LCD y le impidió convertirse en una de nuestras mejores pantallas para el uso general.

El Apple Cinema HD Display de 23 pulgadas (US$999) se defendió bien en las pruebas de desempeño, pero como fue hecho principalmente para conectarse a las Mac, encontramos que le faltan muchas características que sus rivales más nuevos enfocados a la PC ahora tienen. Los únicos ajustes de pantalla que permite el monitor son los controles de brillantez; los usuarios de Mac pueden hacer ajustes más complejos por medio de Mac OS X.

Físicamente, sin embargo, el Cinema HD Display es uno de los LCD mejor diseñados. La belleza de su marco de aluminio anodizado es inigualable. Y minimiza la acumulación de cables con un solo cordón para la electricidad, la señal de vídeo, USB y FireWire conectado en la parte posterior. Como su calidad de imagen general todavía es agradable, los amantes del buen diseño que no necesitan los ajustes o los extras puedan gravitar hacia este modelo elegante.

En general, los monitores de pantalla ancha en nuestras últimas pruebas tuvieron desempeños agradables e incluso estelares. Escoja cualquiera de las mejores unidades y obtendrá gráficos bien saturados y texto legible. Elegir uno será cuestión de evaluar sus características, teniendo en cuenta su gusto y su presupuesto. Pero, en resumidas cuentas, será difícil superar la combinación que ofrece el Dell UltraSharp 2407WFP excelentemente diseñado.

Roy Santos

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *