1

¿Servirán mis discos CD-R y DVD±R dentro de 10 años?

Un experto en almacenamiento de información de IBM ha dicho que los CD-R y DVD±R sólo suelen durar de dos a cinco años. ¿Es cierto?

Walter Sekula, Greensburg, Pensilvania

Kurt Gerecke de IBM Deutschland GmbH causó una gran conmoción en enero cuando dijo que “a diferencia de los CD impresos originales, los CD grabados (‘quemados’) tienen una duración relativamente corta de dos a cinco años, lo que depende de la calidad del CD”. Desde entonces, he visto que este estimado se menciona como un hecho establecido.

Lo que no he visto es evidencia basada en condiciones reales. Todavía no he recibido una sola carta en Consulta técnica donde se quejen de un disco deteriorado por el paso del tiempo. Llamé a Ontrack (www.ontrack.com) y a DriveSavers (www.drivesavers.com), dos de los principales servicios dedicados a la recuperación de datos, y ninguno ha notado fallos a causa de la edad en los CD-R. Cuando probé algunos de los discos CD-R más viejos que tengo, no encontré errores en ellos (y estos eran los discos más baratos que encontré en aquel entonces). Los CD-R llevan mucho más de cinco años en el mercado; si no duraran tanto ya lo hubiéramos notado. Pero eso no quiere decir que estos discos duren para siempre, y ni siquiera tanto como los CD y DVD impresos que compramos para la música, películas y software. Todavía está por ver si los discos durarán años o décadas. Sin embargo, usted puede aumentar la longevidad de sus medios ópticos.

Primero, use discos de alta calidad, preferentemente los que fueron hechos con tintes duraderos y capa de soporte dorada. KMP Media vende estos discos bajo el nombre Kodak (www.kmpmedia.com). Delkin Devices también vende una línea de estos discos (http://www.pcwla.com/buscar/06117901). Haga varias copias de los datos importantes y guárdelos en otro lugar (preferiblemente en una ciudad diferente).

Para escribir en la cara de la etiqueta del disco, use un rotulador no soluble de punta de fieltro, diseñado específicamente para escribir en CD y DVD. Almacene los discos verticalmente y en estuches destinados a ese propósito. Manténgalos alejados del calor, la luz y la humedad.

Compruebe los discos cada pocos años copiando archivos de ellos para ver si todavía son legibles. Además de almacenar sus datos archivados en CD o DVD, manténgalos en su unidad de disco duro y haga copias de seguridad regularmente.

Una mejor alarma para la PC

¿Cómo hago para que mi PC me recuerde algo en momentos determinados?

Glen Dresser, North Hollywood, California

Puede hacerlo con las Tareas programadas de Windows, pero conozco una manera más fácil y versátil. Cierto, esta solución implica poner otro programa más de carga automática en su PC, pero en este caso creo que vale la pena.

La herramienta gratuita Kirby Alarm de Kirby Software es sumamente fácil de usar y muy completa. Usted puede usar el programa para crear alarmas recurrentes que se repiten cada equis número de minutos, horas, días, semanas, meses o años. La alarma puede ser una ventana emergente, un sonido, una ventana emergente con sonido, un programa, o un correo electrónico. Si su sistema se encuentra apagado cuando la alarma debería haber sonado, aparecerá (o sonará) durante la próxima sesión de Windows.

Aunque el programa es gratuito, requiere inscripción y el autor Ian Cook acepta donaciones. Usted puede bajar el Kirby Alarm navegando hasta http://www.pcwla.com/buscar/06117902. La versión Kirby Alarm Pro, que es más potente, cuesta US$25.

Una manera mejor de enviar ‘anexos’ grandes por correo electrónico

¿Quiere compartir fotos con amigos y familiares? ¿O enviar a una docena de sus seres más queridos ese estupendo vídeo de su hija cuando patina sobre hielo? ¡Resista la tentación! El correo electrónico con anexos grandes realmente puede atascar algunos sistemas. Si un destinatario tiene acceso a la Internet por una conexión telefónica conmutada, bajar el anexo puede demorarle horas y bloquear otros mensajes durante todo ese tiempo. En algunos casos, el proceso puede interrumpirse una y otra vez, lo que anulará de hecho la capacidad del destinatario para recibir correo. Además, los clientes de correo electrónico de Internet agregan bastante al tamaño del archivo que se envía. Por ejemplo, guardar un mensaje de Outlook Express con un anexo aumentará hasta un 40 por ciento el tamaño del archivo. Si usted desea compartir archivos mayores de 1MB, use un servicio como el Dropload (www.dropload.com), que es gratuito y permite a sus destinatarios bajar los archivos desde un servidor de la Web cuando lo estimen conveniente.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *