1

Más HDTV por su dinero

¿LCD, DLP o plasma? ¿Tamaño grande, aun mayor, o el más grande posible? Sometimos 15 pantallas a pruebas de laboratorio para encontrar los mejores valores en los televisores más avanzados.

Ahora más que nunca, los cazadores de gangas o los que buscan el lujo pueden encontrar un televisor de alta definición o HDTV para satisfacer sus necesidades y sus presupuestos. Tanto si se trata de un aparato HDTV de tecnología LCD, plasma, o DLP, usted puede escoger entre una gran variedad de precios, y hasta los modelos de alto nivel no son tan caros como usted pudiera imaginar. También encontrará más contenido en alta definición que nunca antes, desde programas transmitidos por las cadenas radiodifusoras y canales de cable hasta películas en DVD.

Las buenas ofertas abundan en todos los tamaños y tecnologías. PC World probó un total de 15 televisores que abarcan las tres tecnologías populares (LCD, plasma y DLP) y tres tamaños de pantalla populares (37, 42 y de 50 a 52 pulgadas). Por poco más de US$1.000, usted puede comprar una televisor de plasma o LCD con una calidad de imagen impresionante. Y hoy, gracias a la tecnología DLP, una pantalla gigantesca con resolución de 1080p puede estar a su alcance.

Para probar cada uno de los televisores, utilizamos varios cortos de alta definición, un par de cortos de definición normal y escenas de dos DVD en cada aparato. Nuestro panel de jueces asignó puntuaciones a cada modelo de acuerdo con su brillantez, su claridad de color y su nitidez. Después de comparar los aparatos de arriba a abajo, nuestro veredicto es que los televisores económicos de alta definición frecuentemente tienen un desempeño incluso mejor que los aparatos más costosos. Además de identificar los modelos probados que realmente brillaron en las pruebas, tenemos sugerencias para ayudarle a encontrar gangas. Armado con esta información, usted podrá saber si ese televisor que le llamó la atención es un buen negocio… o simplemente una trampa para los incautos.

Grandes: los LCD

En nuestras pruebas, muchos de los televisores de alta definición más baratos, entre ellos las ofertas de marcas poco conocidas como Olevia y Vizio, dieron la talla frente a modelos más costosos de fabricantes como Samsung y Sharp. En la categoría LCD de 37 pulgadas –un tamaño que nunca antes habíamos evaluado– el premio a la Mejor Compra fue para el Vizio L37HDTV, que ascendió a la cima con una puntuación especialmente alta en la brillantez, el color y el contenido en DVD. Por un precio comercial de apenas US$1.000, este aparato puede ser la solución ideal para los compradores que disponen de un presupuesto limitado. Sin embargo, le siguen de cerca el ViewSonic N3760W (US$1.299) y el Aquos Sharp LC-37D90U (US$2.000); este último es el único LCD que probamos que tiene una resolución de 1080p. El Westinghouse LTV-37W2 (US$1.299) y el Olevia 537H (US$1.499) se clasificaron cuarto y quinto, respectivamente. Aunque no están tan bien equipados como los otros modelos, incluyen suficientes características básicas, pero lo más importante es que sus imágenes de TV obtuvieron puntuaciones decentes en nuestras pruebas de calidad de la imagen.

Muchos consumidores están familiarizados con el funcionamiento de los LCD en su aplicación como monitores. La tecnología LCD para los televisores es la misma: una matriz de celdas contiene cristales líquidos que se tuercen y se enderezan de acuerdo con el voltaje aplicado, para permitir así que la luz de la fuente pase y cree las imágenes en colores.

Un televisor LCD de 37 pulgadas luce grande en una sala pequeña y es una buena opción si usted quiere un modelo para montar en la pared. Si esta es su dimensión ideal para un televisor de alta definición, la única opción económica es un aparato LCD: aparte de Panasonic, ninguno de los fabricantes de televisores de plasma produce modelos de 37 pulgadas y los DLP no se fabrican en ese tamaño.

Más grandes: los plasmas

En la categoría de HDTV de 42 pulgadas, es difícil encontrar un mejor negocio que un modelo de plasma. Entre los de 42 pulgadas, nuestro campeón es el Vizio P42HDTV; las imágenes agradables y el precio de ganga de US$1.400 lo elevan al puesto más alto de la tabla. Le sigue muy de cerca el LG Electronics 42PC1DA (US$2.250), un modelo HDTV costoso que batió a los otros en la categoría de plasma de 42 pulgadas gracias a una colección de funciones superior y a una calidad de imagen muy elogiada por nuestros jueces. El Philips 42PF9631D (US$1.900) de diseño impresionante se colocó en tercera posición. El Samsung HP-S4253 (US$1.999) –un excelente modelo que volvimos a probar para esta evaluación– y el AOC A42HD84 (US$1.500), con un buen precio, ocupan el cuarto y el quinto escalón, respectivamente.

También evaluamos el Norcent PT-4291HD (US$1.899) y volvimos a probar el monitor de alta definición Maxent MX-42HPM20 (US$1.600), pero ambos quedaron desplazados. El modelo de Norcent tiene una relación desempeño/precio sólo regular y por eso no alcanzó a colocarse entre la élite, y el de Maxent quedó fuera de la contienda porque sus funciones son escasas y el diseño no es nada de tenerse en cuenta.

Las pantallas de plasma emplean gases químicamente estables (casi siempre el xenón y el neón) en las celdas de píxeles emparedadas entre paneles de vidrio. Los electrodos excitan los gases para producir luz y color. Como cada píxel genera su propia luz, los aparatos de plasma tienen ángulos visuales más amplios; como resultado, más personas pueden ver la acción en este tipo de televisor aunque esté sentada en puntos oblicuos de la sala. Un aparato de plasma de 42 pulgadas no sólo es atractivamente grande para una sala de tamaño mediano, sino que también garantiza a todos la misma imagen clara.

Los más grandes: DLP

Los aparatos de DLP cuestan menos por pulgada cuadrada, por eso la tecnología más económica para las pantallas grandes de HDTV es la de DLP. Los modelos más recientes no bajan de 42 pulgadas y los de 50 y 52 pulgadas que probamos son un negocio difícil de superar. Los laureles de la Mejor Compra recaen sobre el RCA Scenium M50WH185, una belleza de 50 pulgadas y bajo precio. Aunque no tiene algunas características de los DLP más caros que evaluamos, produjo imágenes realistas con colores naturales que impresionaron a nuestros jueces, y el precio de venta de US$1.599 es una oferta inmejorable. El modelo Samsung HL-S5087W de 50 pulgadas quedó segundo en una competencia cerrada. Valorado en US$2.499, ofrece una variedad de extras que el modelo de RCA no tiene, entre ellas dos entradas HDMI y la resolución de 1080p, que puede convertirlo en una compra más atractiva para los compradores con bolsillos más holgados; también fue nuestro campeón en la calidad de imagen. Por otra parte, el WD-52631 de 52 pulgadas, de la veterana productora de televisores Mitsubishi, se quedó corto en el desempeño, pues recibió marcas acumulativas de Regular en muchas pruebas. Al configurarlo con los valores predeterminados de fábrica y calibrarlo del mismo modo que PC World prueba todos los televisores de alta definición, mostró imágenes con colores inexactos. Sin embargo, cuando lo volvimos a probar, ajustamos los colores para hacerlos más agradables. Teniendo este punto en consideración, los ajustes de colores del WD-52631, la plétora de conectores y la resolución de 1080p pudieran justificar el precio de US$2.499 para algunos compradores.

Los modelos DLP utilizan una matriz de millones de microespejos para proyectar la luz a través de una lente sobre una pantalla de TV. Una lámpara de alta intensidad brilla a través de una rueda de color sobre el dispositivo de microespejos, que entonces los enciende y los apaga rápidamente para formar imágenes. Aunque esta tecnología de pantalla plana no produce televisores de alta definición tan delgados como los de plasma o LCD, los aparatos DLP todavía son mucho más delgados que los CRT tradicionales (los DLP nuevos de alto nivel son aun más estilizados que los modelos económicos que evaluamos aquí). Si usted compra un DLP de 50 o 52 pulgadas para ponerlo en una sala grande, recuerde que debe dejar cierto espacio entre la parte posterior de la pantalla y la pared.

Algunos DLP ahora emplean una rueda de seis colores que agrega el magenta, el amarillo y el cian a la rueda básica de colores rojo, verde y azul (RGB). Una rueda de seis colores permite a los usuarios controlar el color de su televisor con gran precisión. El televisor DLP de Mitsubishi que probamos, un aparato de 1080p, utiliza una rueda de seis colores. El Samsung DLP agrega los controles amarillo y rosado, para un total de cinco, en vez de los tres colores originales.

Imágenes agradables para quienes buscan ahorro

Los fabricantes de televisores de bajo costo se están acercando al desempeño de las marcas más grandes, por una razón principal. Ross Young, fundador y presidente de la firma de estudio de mercados y consultoría DisplaySearch, cree que se está acortando la distancia que separa la calidad de los paneles entre lo que él llama productores de “primera línea” y productores “emergentes”. “La mayoría de las compañías produce paneles de grado A, entonces la diferencia en los productos se reduce a la electrónica que llevan dentro”. Por ejemplo, dice él, los productores de primera línea como Samsung y Sony “personalizan con sus propios algoritmos integrados en el chip del panel”. Pero, por lo general, observa Young, la calidad es muy parecida y nuestras pruebas lo confirman: los televisores de alta definición de bajo costo –como los de Olevia, Vizio y RCA– recibieron una puntuación total decente de nuestros jueces, lo cual es una buena noticia para los compradores que quieren imágenes satisfactorias de un aparato económico.

Los precios están bajando rápidamente para los televisores de alta definición y especialmente para los televisores LCD, dice Young. Los LCD predominan en los tamaños de menos 40 pulgadas, y mantienen un 84 por ciento del mercado en Norteamérica durante el segundo trimestre de 2006. Riddhi Patel, analista principal de sistemas de televisión en la firma de investigaciones iSuppli, dice que los fabricantes de plasmas están concentrando su propaganda en la categoría de 42 pulgadas, aunque también han probado suerte en el mercado de 50 pulgadas.

A pesar de la posible competencia en el segmento de 50 pulgadas con los modelos de plasma, es probable que los DLP sigan como líderes en precio durante bastante tiempo. Dos de los tres DLP que probamos –el Samsung HL-S5087W y el Mitsubishi WD-52631– que ya tienen capacidad para 1080p, que es el formato de HDTV de mejor calidad, son muy atractivos para los amantes del vídeo. Aunque 1080p añade un costo significativo al precio, el precio por pulgada cuadrada inferior en la tecnología DLP hace que el costo total sea más fácil de digerir.

Incluso con las importantes rebajas que se han visto recientemente, los LCD cuestan más por pulgada cuadrada que los aparatos de plasma y DLP de tamaño comparable, pero sólo para los modelos de más de 40 pulgadas. En los tamaños menores, como los televisores LCD de 37 pulgadas que probamos, esta tecnología tiene el costo más eficiente. Patel indica que los recortes de precio en los paneles LCD han reducido el margen de precio entre los LCD y los plasmas a US$300, lo que los pone en un nivel donde los enfrentamientos directos serán inevitables. Para los aparatos de tamaño mediano a grande pudiera ser útil comparar modelos de distintas tecnologías. Pero si usted quiere la imagen más grande y el mejor valor por su dinero, los DLP, como el RCA Scenium M50WH185 de US$1.599, son difíciles de superar.

Las íes y las pes de la HDTV

En los términos que los fabricantes emplean para describir la resolución de la TV o de la señal digital, la i y la p quieren decir “interlaced” (entrelazada) y “progressive” (progresiva). Las dos técnicas determinan cómo un aparato de TV dibuja las líneas verticales en su pantalla. En el método entrelazado, el televisor dibuja primero las líneas impares y luego las pares. El enfoque progresivo dibuja todas las líneas en sucesión.

Todas las unidades que probamos tienen una resolución de 1.780 por 720 píxeles (720p), 1.366 por 768 píxeles (también 720p), o 1.920 por 1.080 píxeles (que puede ser 1080i o 1080p). El número de píxeles en sí no le dice si un televisor emplea el barrido entrelazado o progresivo; para determinarlo usted debe revisar las especificaciones para buscar una i o una p. En la categoría LCD de 37 pulgadas, solamente el Aquos Sharp LC-37D90U es compatible con 1080p, mientras que los DLP de 50 y 52 pulgadas de Samsung y Mitsubishi, respectivamente, tienen esa resolución. Pero recuerde que muchos aparatos de 720p pueden aceptar también el contenido de 1080i; sólo que no podrán mostrarlo con su mejor calidad.

Actualmente, gran parte del contenido está disponible en 720p o en 1080i. El contenido en 1080p está disponible ahora en las películas en HD-DVD y Blu-ray. Pero cuando lo vimos en nuestras pruebas, el contenido de HD no luce necesariamente mejor en los televisores de resolución más alta. Consulte los resultados de las pruebas y confíe en sus propios ojos en vez de dejarse llevar por las especificaciones de un vendedor.

Todo depende del cristal con que se mire

Cada una de las tres tecnologías de la HDTV tiene ventajas, así que escoger una es cuestión de preferencia. Pero recuerde que muchos de los problemas que anteriormente eran comunes están pasando a la historia.

Los LCD pueden mostrar un movimiento borroso, debido a las limitaciones en los tiempos de respuesta de los píxeles. Este problema no existe en los plasmas y DLP, y es menos pronunciado en los LCD de hoy que en los de hace unos años; por lo general, sin embargo, es deseable tener un tiempo bajo de respuesta de píxel para minimizar este efecto en un televisor LCD. Excepto uno de los LCD que probamos para esta evaluación, todos tienen un tiempo de respuesta de gris a gris relativamente bajo de 8 milisegundos (según las cifras de los vendedores); Sharp dice tener un tiempo de respuesta de 6ms, aun más rápido, en su Aquos LC-37D90U.

El tiempo de vida útil de las pantallas de plasma era una preocupación de los consumidores en la infancia de esa tecnología. Sin embargo, según Patel de iSuppli, los tubos de plasma ahora están calificados para una duración promedio de 60.000 horas, así que aunque usted vea de 5 a 8 horas de TV al día, su panel de plasma tardará 20 o 30 años en disminuir su brillantez original a la mitad. Las imágenes quemadas en las pantallas de plasma –donde la exposición prolongada y repetitiva de la misma imagen hace que ésta se grabe en el vidrio de la pantalla– también es menos común ahora.

Los DLP a veces sufren de un “efecto de arco iris”, donde algunos espectadores ven los rasgos de un arco iris cuando sus ojos se mueven de una parte de la pantalla a otra. No todos lo ven y Patel dice que los fabricantes han tratado de reducir el “margen de error” adoptando innovaciones tecnológicas como las ruedas de seis colores, que giran al doble de velocidad, y una tecnología de procesamiento de color llamada BrilliantColor de Texas Instruments (compañía que inventara la tecnología DLP).

El control sobre el color es importante para los videófilos, y los DLP equipados con ruedas de seis colores no tienen rival en ese aspecto. El Mitsubishi DLP que probamos, por ejemplo, ofrece controles para los colores rojo, verde, azul, amarillo, cian y magenta. En algunos LCD hay controles para RGB, pero normalmente sólo se ven en los aparatos de alto nivel. Curiosamente, de los LCD que probamos, sólo el económico Olevia 537H tiene uno de estos poderosos controles de RGB. Mientras tanto, todas las pantallas de plasma que probamos, menos la Vizio P42HDTV, tienen controles de RGB; y su omisión probablemente se debe a la decisión de Vizio de producir un modelo por US$1.400, no a las limitaciones tecnológicas (otros aparatos de plasma más costosos proveen controles de RGB, o incluso de seis colores).

Patel, de iSuppli, afirma que si usted “pone un televisor LCD, plasma y DLP uno al lado del otro, el de tecnología LCD lucirá mejor”. No obstante, ella cree que las pantallas de plasma dan buenos resultados con las películas porque “los niveles de negro son muy buenos y los colores tienen mucha más calidez”. Además, dice que los DLP tienen una ventaja importante con BrilliantColor, que añade brillantez y vivacidad a los colores.

Young tiene una opinión distinta. Él cita una prueba que DisplaySearch realizó comparando los diversos ángulos visuales de los aparatos LCD, plasma y DLP. Aunque “el televisor LCD ha mejorado”, opina él, “[los de plasma] todavía son superiores”. Incluso mejores son los DLP, que, como otros televisores de proyección trasera, “son mucho más uniformes a través del cono visual” (refiriéndose a las vistas horizontales, verticales y diagonales), observa Young.

Los procedimientos de prueba de PC World requieren las comparaciones directas entre los televisores que tienen pantallas del mismo tamaño. Este enfoque nos impide coronar a una tecnología como campeona indiscutible. Incluso entre nuestro panel de probadores y entre los expertos como Patel y Young, las preferencias personales influyen en las evaluaciones. La calidad de pantalla de la HDTV es subjetiva y la persona más indicada para evaluarla es aquella que se pasará más tiempo viéndola.

Otras cosas a considerar

Todas las unidades que probamos tienen conexiones HDMI, que son necesarias para una imagen óptima de alta definición. También usted necesita tener un cable HDMI, que casi nunca viene con el aparato. Compruebe si sus periféricos ya lo tienen, o si necesita comprar uno separado. También busque un sintonizador de ATSC en el aparato que está considerando; el sintonizador acepta una señal digital y es la única manera de recibir las transmisiones de HD por el aire. Todos los televisores que aparecen en nuestras tablas tienen ese sintonizador (además de uno analógico para NTSC) y por eso pueden llamarse televisores de alta definición. Otros modelos, como el Maxent MX-42HPM20 que no quedó clasificado, son realmente monitores de alta definición, lo que significa que usted tendrá que conseguir un sintonizador separado y seguir sumando al costo total; si ya tiene una caja de cable con un sintonizador, la compra de un monitor puede ahorrarle cientos de dólares.

Algunos de los televisores de alta definición que probamos, como el económico RCA Scenium M50WH185 DLP y el costoso LG 42PC1DA de plasma, tienen ranuras para CableCard, un extra bastante atractivo. La opción de CableCard, cuya forma se aproxima a la de una ranura de PC Card, promete sustituir algún día las voluminosas cajas de cable por una tarjeta delgada que no resulta tan visible. Sin embargo, por ahora los proveedores del cable no ofrecen un apoyo generalizado para esta característica.

Aunque ninguno de los altavoces incorporados en los modelos produjo un audio digno de la calidad del cine en casa, muchos funcionaron adecuadamente en nuestras pruebas y unos cuantos –especialmente los altavoces del RCA DLP– rebasaron el promedio. Algunos televisores, como el Samsung HL-S5087W DLP, ofrecen conexiones menos comunes, como puertos USB donde se puede conectar una cámara digital para ver fotos directamente en el televisor.

Los televisores HD necesitan contenido HD

Por supuesto, ¿de qué sirve un televisor de alta definición sin contenido de alta definición? Ya la vieja fecha límite de enero de 2007 para cambiar el contenido de TV a un formato totalmente digital “hace tiempo que se dejó”, explica Patel de iSuppli, y ha sido sustituida por la nueva meta de febrero de 2009. Por suerte, varios proveedores ahora están emitiendo alguna programación popular en HD. Dice Patel que “la mayoría de los eventos deportivos ahora se transmite en alta definición”.

La resolución de los programas actuales de HD varía de acuerdo con el canal, pero en el momento en que escribíamos esta historia casi todo el contenido era de 720p o de 1080i. Young, de DisplaySearch, indica que la mayoría de las cadenas que transmiten en alta definición lo hace con una resolución de 1080i; las excepciones –ABC, ESPN y Fox– emplean una señal de alta definición de 720p. Por ejemplo, ABC transmite sus programas en HD, como George Lopez y Grey’s Anatomy, en 720p, mientras que NBC ofrece programas como Law & Order y Late Night with Conan O’Brien en 1080i. La compatibilidad real con 1080p, incorporada en algunos de los modelos que probamos, asegura que usted tenga la experiencia total cuando las películas de DVD y los programas de TV de esa resolución estén disponibles finalmente; en estos momentos hay muy poco contenido de 1080p en el mercado.

En esta temporada festiva, habrá varios reproductores Blu-ray y HD DVD en las tiendas, pero hasta ahora estos dispositivos y los medios compatibles que necesitan son difíciles de encontrar. Una popular consola de juego, la Xbox 360, tiene muchos juegos disponibles en 720p o 1080i y la nueva PlayStation 3 promete manejar los juegos y películas con resolución de 1080p.

Definición definitivamente alta

Los aparatos de HDTV de bajo precio son cada vez más asequibles y nuestras pruebas demuestran que algunos muestran imágenes buenas. Algunas características y ajustes de alto nivel también están desapareciendo, así que en estos momentos le será más fácil obtener lo que usted quiere sin tener que pagar por adornos que no tienen mucho uso. Si está loco por ver películas o eventos deportivos en alta definición, considere uno de estos modelos… porque la alta definición ya no es sinónimo de alto precio.

Roy Santos

Compre bajo, reciba alta definición

Para los sabuesos que saben encontrar todo tipo de cosas en la Web, la experiencia en una tienda tradicional de “ladrillo y mortero” no se compara con los tesoros que pueden encontrarse con sólo unos clics del ratón. El ahorro de cientos de dólares puede ser la consideración más importante para algunos cazadores de televisores de HD. Esta guía le ayudará a encontrar gangas en la Web.

Foros de gangas: FatWallet (http://www.pcwla.com/buscar/06123001) y DealCatcher (http://www.pcwla.com/buscar/06123002), los sitios de la Web para encontrar gangas en muchas categorías, frecuentemente publican precios especiales para televisores de alta definición de distintos minoristas. Además de indicar las ventas y los cupones de los fabricantes, los foros del sitio también publican estrategias inteligentes de comparación de precios y técnicas para “apilar” cupones (maneras de usar varios cupones para obtener un descuento mayor). Techbargains (http://www.pcwla.com/buscar/06123003) dedica un área específica a los televisores.

Almacenes en línea: Para ir a un almacén de venta al por mayor había que conducir cientos de kilómetros con la esperanza de encontrar ofertas que valieran la pena. Pero en los almacenes en línea que los fabricantes utilizan para vender directamente al consumidor no hace falta tener un auto, y los negocios que se ofrecen allí, si no le importan los aparatos reacondicionados, merecen un vistazo serio. El almacén en línea de Philips (http://www.pcwla.com/buscar/06123004) presenta una buena selección de las líneas de LCD y de plasma, además de la ganga ocasional de tecnología DLP. De vez en cuando, el almacén en línea de Sony (fhttp://www.pcwla.com/buscar/06123005) también tiene televisores reacondicionados o en liquidación. Dell (http://www.pcwla.com/buscar/06123006) tiene un inventario más grande de LCD y plasmas en su almacén y muchas veces hace los negocios más atractivos con ofertas especiales como el envío gratuito.

Sitios de comparación de precios: Cuando se trata de encontrar fácilmente los minoristas que ofrecen un modelo particular, hay pocos recursos que igualen la eficiencia de los sitios de la Web que se dedican a comparar precios. Algunos de nuestros favoritos son Pricewatch (http://www.pcwla.com/buscar/06123007), NexTag (http://www.pcwla.com/buscar/06123008) y PriceGrabber.com (http://www.pcwla.com/buscar/06123009). PriceGrabber.com ha estado asociado desde hace tiempo con PCWorld.com.

Recuerde que las normas de devolución varían mucho. Conseguir servicio para un televisor comprado en línea puede resultar más difícil que conseguirlo para un modelo que compró en una tienda de electrónica local. Pero si cree que vale la pena correr el riesgo de perder el servicio a cambio de los ahorros, podrá encontrar un televisor de alta definición barato con unos cuantos pulsos del ratón.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *