1

Mantenga joven y vibrante su sistema Windows XP

Todo el mundo habla de Vista, pero muchos usuarios de Windows no sienten la necesidad de invertir en un SO nuevo. Un régimen de mantenimiento regular –junto con chequeos ocasionales– le ayudará a mantener en forma su versión de XP durante años.

Olvídese de las actualizaciones: Si usted se actualiza constantemente a las últimas versiones de sus aplicaciones favoritas sin también mejorar su hardware y la versión de Windows, su PC le parecerá más vieja y chirriante que nunca. En vez de enfrascarse en mejoras interminables, quédese con las versiones de sus aplicaciones que funcionan bien con su sistema.

Siguiendo esa misma idea, considere apagar la opción de actualización automática que tantas aplicaciones tienen hoy en día (con la excepción de su cortafuego, programas antivirus y herramientas contra programas espías). Un ejemplo es Adobe Reader, que parece llamar a su servidor más rápido de lo que le demora abrir un archivo; para bloquear las actualizaciones automáticas en Adobe Reader 7, pulse Editar•Preferencias•Actualizaciones y seleccione No verificar automáticamente las actualizaciones críticas. ¿Por qué deben decidir los programas cuándo y cómo usted actualiza sus aplicaciones? Si tiene un problema específico con un programa, o si necesita una nueva función en particular, navegue al sitio Web del vendedor y baje la mejora manualmente.

Los productos detectan las mejoras en maneras diferentes, así que tendrá que comprobar la documentación de cada aplicación. Una herramienta gratuita como Startup Control Panel (http://www.pcwla.com/buscar/07017401) le ayuda a quitar el software que ejecuta en segundo plano y comprueba constantemente la existencia de actualizaciones. En la columna Consulta técnica del mes pasado (http://www.pcwla.com/buscar/07017402) encontrará más información sobre el control de las aplicaciones de inicio automático.

Intercambie cuando lo necesite: Windows designa una porción del espacio en disco duro a la memoria virtual (también conocida como el “archivo de intercambio” o el “archivo de páginas”) para complementar la RAM. El SO asigna algo de espacio en la memoria virtual a todos los procesos y la memoria virtual en sí se usa aun cuando la RAM esté disponible. Acceder a una unidad de disco duro siempre es más lento que usar la RAM, así que si su PC tiene un montón de memoria puede mejorar el desempeño ligeramente indicándole a Windows que no use el archivo de páginas hasta que haya agotado la RAM disponible. ¿Pero cuánta memoria es un montón? Eso depende del número y de los tipos de aplicaciones que usted suele usar en su PC, pero no haga este cambio a menos que su sistema tenga por lo menos 1GB de RAM.

Para hacer que Windows use la memoria virtual sólo como último recurso, usted tiene que editar el Registro de Windows. Y antes de tocar esa parte del SO, debe hacer una copia de seguridad; vea “El cuidado y la alimentación del Registro de Windows” (http://www.pcwla.com/buscar/07017501). Sepa que Microsoft recomienda que no se elimine del todo el archivo de páginas.

Con su copia de seguridad del Registro terminada, escoja Inicio•Ejecutar, escriba regedit y oprima <Intro>. En el panel de árbol que aparece en el lado izquierdo, navegue hasta HKEY_LOCAL_MACHINESYSTEMCurrentControlSetControlSession ManagerMemory Management. Haga doble clic sobre el icono DisablePagingExecutive en el panel derecho. Cambie el ‘0’ en el cuadro de valor de datos a ‘1’, pulse Aceptar y reinicie su PC.

Para otros ajustes de la memoria virtual, consulte “Ocho maneras simples y rápidas de acelerar una PC” (http://www.pcwla.com/buscar/07017502).

Siga la corriente de NTFS: Si ha mantenido su viejo formato de disco duro FAT32, ya va siendo hora de que se cambie al NTFS. Aparte de ser más rápido y más seguro, NTFS también le permite acceder al cifrado, la compresión de discos y carpetas, y otras características superiores. La única razón para quedarse con FAT o FAT32 es que necesite acceder a su disco desde DOS o Windows 98 (¡¿a estas alturas?!)

No se preocupe; usted puede cambiarse al NTFS sin tener que formatear su disco duro y restaurar sus aplicaciones y datos desde una copia de seguridad. Escoja Inicio•Ejecutar, escriba cmd.exe y entonces oprima <Intro> para abrir un Símbolo del sistema. Ahora escriba “convert” seguido por un espacio, la letra de la unidad de disco, dos puntos, otro espacio y /fs:ntfs. Por ejemplo, para convertir su unidad de C: a NTFS, escriba convert c: /fs:ntfs.

Verifique las prioridades de Restaurar sistema: A veces la herramienta Restaurar sistema me ha salvado el pellejo, así que reservo todo el espacio en disco posible para sus puntos de restauración (sin embargo, el columnista de Consulta técnica, Lincoln Spector, no está de acuerdo; navegue hasta http://www.pcwla.com/buscar/07017503 para ver su alternativa para Restaurar sistema).

Para ajustar la cantidad de disco que utiliza Restaurar sistema, pulse el botón derecho sobre Mi PC en el Explorador o en el escritorio y escoja Propiedades. Escoja la pestaña de Restaurar sistema y seleccione una unidad de disco cuyo nivel de almacenamiento quiere cambiar. Pulse Configuración, arrastre el deslizador al nivel deseado y pulse Aceptar dos veces. Refiérase a “Ajustes de Windows: Remedios para el Registro” (http://www.pcwla.com/buscar/07017504) para más ideas de cómo cambiar la configuración de Restaurar sistema.

Reubique el material del sistema: Los puntos de restauración del sistema y otros archivos seguros tienen que estar almacenados en la unidad de disco de su Windows. Pero si tiene varias particiones o discos duros, puede liberar el espacio en la unidad de disco de su Windows moviendo otros archivos del sistema a otra parte. Vea mis estrategias en mi columna, “Cinco pasos para lograr un Windows más ligero y más limpio” (http://www.pcwla.com/buscar/07017505).

Sacrifique la hibernación: Cada vez que usted usa la característica de hibernación de Windows para comenzar más rápido, el SO pone todo lo que hay en RAM en un solo archivo oculto llamado 'hiberfil.sys' en su unidad de disco duro. El archivo tiene casi el mismo tamaño de la RAM (por ejemplo, 512MB para una máquina con 512MB de RAM). Como los puntos de Restaurar sistema, su archivo de hibernación debe estar en la misma unidad de disco de Windows. Si se queda sin espacio en la unidad de disco de Windows y no usa la característica de hibernación (o no la encuentra necesariamente útil), puede ahorrarse un enorme pedazo de espacio desactivando la función y borrando así el archivo hiberfil.sys. Para hacerlo, escoja Inicio•Ejecutar, escriba powercfg.cpl y oprima <Intro>. Pulse la pestaña Hibernar y desactive Habilitar hibernación. Para terminar, pulse el botón Aceptar.

Reduzca la congestión: Dé una buena limpieza a sus discos usando la herramienta Liberador de espacio en disco de Windows para crear limpiadores especiales. Esta herramienta le permite desechar la basura que no quiere mientras mantiene intacto su caché de Internet para una navegación óptima, entre otras opciones. Para más detalles, vea “Dé una superlimpieza a su unidad de discos automáticamente” (http://www.pcwla.com/buscar/07017601).

Limpie un poco más a fondo: Desafortunadamente, la herramienta Liberador de espacio en disco no toca ciertos archivos temporales. Con este pequeño archivo de instrucciones puede completar la tarea: abra el Bloc de notas o su editor de textos favorito y escriba del /s /q “C:Documents and SettingsUsernameLocal SettingsTemp*.*”, pero sustituya Username con el nombre de la cuenta del usuario y ajuste la letra de la unidad de disco según sea necesario. Guarde el archivo con un nombre como deltemp.bat (no se olvide de la extensión .bat) y guárdelo con sus otros archivos de instrucciones (si no tiene otro archivo de instrucciones, use su Escritorio o cualquier otra carpeta de fácil acceso). Agregue el archivo a su carpeta Inicio (Inicio•Todos los programas•Inicio) para que borre los archivos cada vez que abra una sesión de Windows.

Limpie la copia de seguridad: No deje de ver las opciones avanzadas de la herramienta Liberador de espacio en disco, disponible en la pestaña Más opciones. Por ejemplo, pulse Más opciones y entonces bajo Restaurar sistema, escoja Limpiar hasta borrar todo menos su punto de restauración más reciente.

Ponga a bailar a Windows

Cuando XP salió a finales del año 2000, el iPod era simplemente una idea en la cabeza de Steve Jobs. Desde entonces se ha desatado una manía por los reproductores portátiles de música, de fotografía digital, y aparatos inalámbricos. Usted probablemente pasa mucho más tiempo que antes viendo vídeos y fotos digitales y escuchando MP3 y otra música digital. He aquí algunas formas de mejorar la capacidad de XP para los medios.

Evite las duplicaciones musicales: Si después de digitalizar CD en el formato Windows Media Audio (WMA), usted se decide por una herramienta como iTunes para conectarse con su reproductor portátil de música, sepa que las canciones importadas en iTunes serán convertidas al formato Advanced Audio Coding (AAC), lo cual resulta en archivos de música duplicados que ocuparán espacio en su disco duro. Para ahorrar espacio, quédese con un solo reproductor de música, o por lo menos con un solo formato (como MP3) que varios reproductores puedan manejar. Windows Media Player 10 y 11 pueden digitalizar música en el formato MP3 sin necesidad de otro software. Para seleccionar el formato de música digitalizada desde CD a unidades de disco duro en Windows Media Player, escoja Herramientas•Opciones y pulse la ficha de Digitalizar música. Escoja la opción deseada en la lista desplegable de Formato y pulse Aceptar.

Más magia de administración de música: Muchas personas que han conocido el gusto de utilizar su PC como un tocadiscos pronto descubren que tienen montones de archivos de música que han bajado desde la Web o digitalizado desde sus CD. Para tener su colección de música bajo control, lea mi columna “Seis consejos rápidos para domar las carpetas y archivos inflados” (http://www.pcwla.com/buscar/07017602).

Haga su sistema compatible con los multimedios: Por otra parte, usted pudiera estar buscando una forma de manejar la colección de fotografías que ha transferido desde su cámara digital. Si es así, consulte “Una mejor manera de administrar archivos de sonidos e imágenes” (http://www.pcwla.com/buscar/07017603) para mejorar las capacidad de administración de fotos del Explorador de Windows (el artículo también incluye sugerencias sobre la visualización de archivos de música y de vídeo). Si quiere ideas para visualizar los archivos de imagen en un santiamén, vea “El visor de imágenes escondido de Windows” (http://www.pcwla.com/buscar/07017604).

Almacene fotos en línea: Por supuesto, usted quiere mantener las fotos importantes cerca de usted, pero por dinero o gratis (en dependencia del servicio), también puede almacenar y acceder a sus imágenes en línea, donde es mucho más fácil compartirlas con el tío Alberto y la tía Ernestina. Entre los sitios más importantes están Flickr (www.flickr.com), Google Picasa Web Albums (picasaweb.google.com) y Yahoo Photos (photos.yahoo.com).

Verifique de un vistazo el tamaño de los directorios con Folder Size

La columna de Tamaño en la vista de Detalles del Explorador de Windows muestra el espacio consumido por archivos individuales, pero no ofrece información sobre el tamaño de carpetas y directorios. La herramienta gratuita Folder Size [tamaño de carpeta] (find.pcworld.com/55360) agrega esta característica al Explorador de Windows. Una vez instalada, seleccione Ver•Escoger columnas y marque la casilla para Folder Size. También pudiera desactivar la casilla de Tamaño, ya que esa columna ahora es superflua. Pulse Aceptar. La nueva columna Tamaño de carpeta muestra el tamaño de las carpetas y los archivos individuales. Calcular el tamaño de las carpetas grandes pudiera tomar bastante tiempo, pero usar este método es mejor que abrir un cuadro de diálogo de Propiedades para cada carpeta, una por una.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *