1

¿Es importante el tamaño de la pantalla?

Con diferentes tamaños de pantallas, opciones de conectividad, diseños elegantes y buen rendimiento, los monitores LCD de hoy vienen para todos los gustos y necesidades. Pero, ¿es el tamaño lo que decide su compra? ¿Le interesa saber qué alternativas tiene? Aquí le ofrecemos algunas muestras.

El tamaño de las pantallas siempre ha sido y será un aspecto a tener en cuenta por los usuarios de las computadoras. Es de esperar, por tanto, que la selección más apropiada de un monitor dependa del tipo de trabajo al que uno se dedique. Si usted trabaja solamente con docu-mentos de texto u hojas de cálculo, a lo mejor un monitor de 15 o 17 pulgadas sería suficiente, pero si, por el contrario, necesita más espacio para ver con más detalle y exactitud lo que muestra el monitor, como pudieran ser los planos de un proyecto arquitectónico o de ingeniería, o los resultados de “scans” realizados a los pacientes en la rama médica, o los trabajos de los profesionales de la rama de diseño gráfico, por citar algunos casos, un monitor de 19, 21, 23 y 24 pulgadas pudiera ser entonces su opción a valorar.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/4AE3EFF63326821E852572B0006783B0/$File/3007wfp.jpg">]

A la izquierda, el monitor LCD Dell 3007 WFP de 30 pulgadas y a la derecha el monitor de AOC de 15 pulgadas, el mas delgado LCD (9,7mm) que hay actualmente.

Además, en estos momentos cuando hay en el mercado una gran variedad de monitores de pantalla ancha, usted pudiera preguntarse si éstos serían una mejor opción que los monitores de proporción dimensional regular, por lo que si usted está considerando cambiar su monitor de proporción dimensional regular a un monitor de pantalla ancha, una de las preguntas que debe hacerse es: ¿comprar un monitor de pantalla ancha necesariamente le dará más por su dinero? ¿Tiene un monitor LCD de pantalla ancha de 20 pulgadas, por ejemplo, más espacio de pantalla que uno de proporción dimensional regular?

Los números no mienten: calcule el área visual.

“Las percepciones de los usuarios en relación con el tamaño de las pantallas se basan realmente en la altura de la pantalla y no en el ancho”, dice Chris Connery, vicepresidente de investigación de mercadeo y consultor en DisplaySearch. Connery señala que un anuncio comercial de una pantalla ancha de 20 pulgadas puede conjurar una imagen de un monitor enorme; sin embargo, en la realidad es más pequeña que un monitor de 20 pulgadas con una proporción dimensional estándar de 4:3. De hecho, en términos de tamaño de imagen visualizable (el área de la pantalla que se ve), la altura del monitor de pantalla ancha de 20 pulgadas es más cercana a la de un monitor LCD de 17 pulgadas con proporción dimensional de 4:3. Connery dice que para ambos tamaños, el área visible es aproximadamente 10,6 pulgadas de alto. Para un monitor de 20 pulgadas de proporción dimensional regular, es cerca de 12 pulgadas.

Connery también apunta que un cálculo relativamente simple ayuda cuando usted va a comprar los monitores. “Para que los usuarios puedan saber rápidamente cuánto ‘van a adquirir por su dinero’, ellos pueden fácilmente ver el número de píxeles en la pantalla, explica. Un monitor de 20 pulgadas con una proporción de 4:3 y una resolución nativa de 1.600 por 1.200 tiene alrededor de 1,92 millones de píxeles. Un monitor LCD de pantalla ancha de 20 pulgadas con una resolución nativa de 1.680 por 1.050 tiene cerca de 1,76 millones de píxeles. Una búsqueda rápida de precios muestra que la escala de precios para los monitores típicos es alrededor de US$300 a US$600. Vendiéndose a precios muy parecidos, un monitor de 20 pulgadas con una proporción dimensional de 4:3 tiene un mejor precio por píxel. “Lo mismo puede hacerse con las medidas físicas reales”, continúa Connery. “Multiplicando la altura por el ancho de la pantalla, los usuarios pueden calcular su ‘precio por pulgada cuadrada’.

¿Ofrece espacio utilizable una pantalla más ancha?

“Por supuesto, todo esto no es más que matemática”, concluye Connery, “y no incluye los beneficios intangibles de las pantallas anchas”. El espacio adicional que hay a la izquierda y a la derecha de la pantalla ancha permite que el usuario vea varios documentos uno junto al otro, que juegue juegos en el modo panorámico y vea películas en resolución 16:9 sin grandes barras negras en las partes superior e inferior de la pantalla. Los números revelan que, por píxel y por pulgada cuadrada, un monitor de 20 pulgadas con proporción dimensional regular es una mejor compra que un LCD de 20 pulgadas con pantalla ancha. Pero con un monitor panorámico, la posibilidad de hacer cosas nuevas que no pueden hacerse en una pantalla regular es algo que no tiene precio.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *