1

Navegando por la Internet a 115 km/h

Pronto usted podrá navegar por la Web, bajar música y revisar su correo electrónico desde su automóvil.

Como ya saben los lectores regulares de esta columna, no puedo irme de vacaciones ni a la tienda de comestibles sin una conexión a la Internet. Por eso, naturalmente, quiero una conexión constante de alta velocidad en mi automóvil para poder bajar MP3 mientras viajo por la carretera interestatal I-40 (tampoco me vendría mal un robot que maneje por mí).

La buena noticia es que la Internet llegará a los automóviles este año. Y cuando llegue, empezará a cambiar la manera en que interactuamos entre nosotros y con el mundo que nos rodea.

La vida es un camino

2007 será el año en que los automóviles y la tecnología realmente quedarán entrelazados, gracias en parte al Sync de Ford, una especie de teléfono móvil que se maneja sin usar las manos y funciona con el sistema operativo Auto de Microsoft. El dispositivo también le permite controlar su reproductor de MP3 por medio de órdenes habladas. El Sync estará disponible en una docena de modelos de automóviles para el otoño [boreal] de 2007 y, sí, también trabaja con los iPods.

Pero esto es sólo el comienzo, dice Velle Kolde, gerente de productos para los sistemas vehiculares de Microsoft. Las versiones futuras de Sync podrían incorporar Wi-Fi, de manera que usted podrá bajar su correo electrónico mientras conduce a través de una nube de Internet y dejar que el sistema se lo lea.

Mientras tanto, Autonet Mobile (autonetmobile.com), quiere convertir su auto en un punto caliente sobre ruedas. El enrutador de Autonet, que tiene las dimensiones de un libro, se enchufa en el encendedor de cigarrillos y se conecta al mismo tipo de redes celulares de alta velocidad que usan las PC Cards inalámbricas, mientras transmite una red 802.11g segura en su automóvil (y hasta un poco más allá).

Autonet tiene dos ventajas importantes sobre las tarjetas inalámbricas, según el CEO de la compañía, Sterling Prantz. Maneja mejor las transiciones cuando usted se mueve de redes rápidas a lentas, lo que permite la transferencia uniforme de los datos. Y todos pueden compartir una conexión, así que la mamá podrá ver YouTube en su portátil mientras la hermana envía mensajes instantáneos a sus amigas y el hermanito juega en su PSP con otros jugadores (suponiendo, claro está, que usted esté conectado a una red rápida EVDO Rev A. Cuando este número llegue a sus manos, los automóviles que lleven el Autonet en su interior deberán estar disponibles en ciertos locales de Avis Rent A Card; para el verano [boreal] usted podrá comprar el enrutador por US$399, más US$50 mensuales por el acceso a la red Autonet.

Blancos móviles

Si usted quiere la banda ancha incorporada en su automóvil, tendrá que esperar un poco más, dice Bob Schoenfield, vicepresidente de Aeris Networks (aeris.net), que opera una red de comunicaciones para servicios telemáticos. Aeris está trabajando con una “compañía de automóviles no estadounidense” en un modelo para el 2008 que podrá bajar datos a velocidades de hasta 2 megabits por segundo. A medida que las redes celulares más rápidas de hoy cobran más velocidad, veremos un tsunami de contenido móvil, desde películas y música hasta transmisiones en vivo.

Además, cuando la versión 6 del Protocolo de Internet sea más común, los automóviles podrían usarse para recolectar datos del tiempo, patrones de la circulación de vehículos y más, dice Tom Patterson, CEO de Command Information (commandinformation.com), una firma de consultoría que se especializa en IPv6. La firma ha creado el “VeeSix”, un Porsche de los años 1970 diseñado para demostrar el potencial automovilístico de IPv6.

Como el IPv6 permite billones de nuevas direcciones IP, el velocímetro y el limpiaparabrisas de su auto podrían tener sus propias direcciones, lo que les permitiría enviar datos a un servidor que compila la información y luego envía informes en tiempo real del tránsito y del estado del tiempo.

IPv6 también permite a los dispositivos comunicarse automáticamente. De esta manera, si otro automóvil se acerca a una intersección invisible a alta velocidad, su auto podría detectarlo y hacer sonar una alarma.

IPv6 está siendo integrado en automóviles en Europa y Japón, y en 2009 deben empezar a aparecer las redes de área automotriz que conectan todos los dispositivos dentro de su vehículo. Por supuesto, sigue habiendo preguntas interesantes, como si usted tendrá que compartir sus datos con la policía o con su compañía de seguros, o qué sucede cuando le envía un mensaje de texto airado al camionero que acaba de cortarle el paso.

Pero el potencial es increíble. Yo me quedaría con el VeeSix sin pensarlo dos veces… y con un chofer designado para cuando me dé el impulso de navegar por la Internet.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *