1

La Superguía del vídeo de alta definición

¿Cuál de los modernos formatos de películas es mejor: Blu-ray o HD DVD? ¿Quién produce el mejor reproductor de alta definición? ¿Y cómo puede crear usted sus propios discos de alta definición? Aquí tenemos la respuestas.

Las películas de alta definición ya están aquí. Cualquiera que sea el formato que usted seleccione –Blu-ray Disc o HD DVD– en él encontrará una mejor experiencia visual con colores más precisos y saturados y mayor detalle. Estos dos formatos compiten por convertirse en el sucesor del DVD de resolución normal, el formato que ha dominado esta última década; y como no se vislumbra un claro ganador, usted tendrá que elegir un bando a la hora de comprar un reproductor, ya sea para su sala o para su PC. Si escoge el formato equivocado, la tecnología de su reproductor –y toda su colección de películas– pudiera quedar obsoleta.

La guerra de formatos se intensifica

Los formatos rivales Blu-ray Disc y HD DVD no son del todo disímiles, pero tienen diferencias importantes. Blu-ray tiene discos de más alta capacidad, lo cual da al formato un mayor margen para madurar. El es pacio adicional de Blu-ray también permite a los estudios cinematográficos poner el audio íntegro sin compresión (conocido como pistas Linear PCM) y no sólo las tecnologías de audio comprimido sin pérdida (pero con alta velocidad de bits), como Dolby TrueHD y DTS-HD Master Audio.

Donde flaquea hoy el formato Blu-ray Disc es en la interactividad durante la reproducción de una película. El nuevo mundo de la interactividad incluye características como las pantallas con imagen en imagen por pedido, la posibilidad de poner marcadores en las escenas favoritas, los juegos basados en Java y contenido adicional (como pistas de audio suplementarias, cortos o avances de otras películas) que usted puede bajar directamente a su reproductor a través de ethernet. Aunque la interactividad es una parte importante de la especificación Blu-ray, inexplicablemente no forzó a los primeros reproductores Blu-ray Disc a incluir el hardware mínimo necesario para estas características. Los reproductores producidos después de octubre de 2007 solucionarán este problema agregando un requisito mínimo de 256MB de almacenamiento y un decodificador de vídeo secundario (para el vídeo por pedido con imagen en imagen).

En cambio, el formato HD DVD especificó requisitos mínimos más estrictos desde el principio. Todos los reproductores de HD DVD deben tener una conexión de ethernet, un decodificador de vídeo secundario y por lo menos 128MB de almacenamiento incorporado.

Estas especificaciones mínimas permiten a todos los reproductores de HD DVD actuales funcionar con las interesantes características interactivas del formato, entre ellas la capacidad de crear marcadores que se mantienen en memoria, incluso después de expulsar un disco; reproducir un canal de vídeo secundario (para ver discos creados con extras de imagen en imagen que usted puede encender y apagar mientras ve la película); personalizar su experiencia visual (por ejemplo, cambiando el color de un automóvil en la pantalla); y bajar actualizaciones de firmware y contenido adicional (como avances o características extras que en algún momento serán almacenadas en servidores remotos). El problema es que estas características no están disponibles en todas las películas (vea “En cartelera para Blu-ray Disc y HD DVD” para más detalles sobre lo que están haciendo los estudios cinematográficos en los discos de sus películas). En realidad, ninguno de los títulos en HD DVD actuales aprovecha la conexión ethernet que el formato requiere de los reproductores.

Poniendo a un lado las especificaciones competidoras, Blu-ray por ahora parece ser una mejor apuesta que HD DVD, aunque sólo sea por el número mayor de estudios que apoyan el formato (vea la tabla). Para ver películas como Cars, Casino Royale, Eragon y la serie Pirates of the Caribbean, usted necesitará Blu-ray, ya que esas películas fueron producidas por estudios que pertenecen al bando de Blu-ray. Pero King Kong, Lost in Translation, Midnight Run y Serenity, por ejemplo, están disponibles solamente en HD DVD.

Los reproductores

El continuo duelo entre formatos es sólo una de las razones por las que se debiera aplazar la compra de un reproductor de alta definición; con el tiempo, estos primeros reproductores serán eclipsados por modelos más capaces y económicos. Pero si usted está ansioso por comenzar a disfrutar de las películas de alta definición ahora mismo, encontrará más selección entre los reproductores de discos Blu-ray que en los modelos de HD DVD. Evaluamos siete reproductores autónomos en el Centro de Pruebas de PC World: dos de HD DVD y cinco de Blu-ray. El Toshiba HD-A2 (US$500 y el HD-XA2 (US$1000 son la segunda generación de reproductores de HD DVD de esa compañía. Los modelos Blu-ray en este artículo son todos productos de primera generación: el Philips BDP9000 (US$800), el Panasonic DMP-BD10 (US$1.300), el Pioneer Elite BDP-HD1 (US$1.500), el Samsung BD-P1000 (US$800) y el Sony BDP-S1 (US$1.000). LG Electronics declinó enviarnos su BH100 para esta revisión; el BH100 es el primer modelo capaz de reproducir películas en Blu-ray y HD DVD).

Además, vimos dos consolas de juego que sirven para reproducir el vídeo de última generación. La PlayStation 3 (US$600) de Sony Computer Entertainment (con una unidad de disco duro de 60GB) tiene una unidad Blu-ray Disc integrada que maneja las películas y los juegos. La Microsoft Xbox 360 (US$400, con una unidad de disco duro de 20GB) requiere un aditamento de US$200, el Xbox HD DVD Player para reproducir películas en HD DVD.

Para identificar a los mejores reproductores, vimos las mismas escenas en Blu-ray y en HD DVD de las películas Phantom of the Opera (versión de 2004), Rumor Has It, Mission Imposible III, Corpse Bride y Good Night and Good Luck. Para calcular lo bien que estos reproductores convierten las películas de definición normal a 1080p, también vimos ciertas escenas de versiones en DVD de Seabiscuit y Lord of the Rings: Return of the King.

Vimos las películas lado a lado en dos televisores de plasma calibrados de 50 pulgadas Pioneer Elite PRO-FHD1 1080p. Los televisores tienen la resolución 1080p usada por la mayoría de las películas en Blu-ray y HD DVD, incluso las que usamos para nuestra evaluación. También tienen un ajuste Pura/punto por punto para la relación dimensional que nos permite canalizar la señal cruda de vídeo directamente desde el reproductor a la pantalla sin modificar la escala (la resolución 1080p se refiere a 1.080 líneas de vídeo de barrido progresivo, el doble del contenido del vídeo 1080i, o entrelazado). Dos de los reproductores fueron probados pasando imágenes a 1080p por una conexión HDMI a nuestro televisor; el Toshiba HD-A2 y el conjunto de la Microsoft Xbox fueron probados a su salida máxima de 1080i por HDMI y por vídeo de componentes, respectivamente.

Como los cineastas no estaban presentes para decirnos cuáles imágenes eran más fieles a su visión, usamos nuestros propios criterios para evaluar variables como los objetos en primer plano, la saturación de color, los tonos de piel y los detalles en las sombras. La contienda estuvo apretada; nuestras selecciones para la calidad de imagen no reflejan una preferencia por Blu-ray sobre HD DVD, sino por la manera en que estos reproductores específicos mostraban las películas. El Samsung BD-P1000 ganó nuestra Mejor Compra por su equilibrio entre una excelente calidad de imagen y un precio intermedio de US$800.

Todo está en los detalles

Dos reproductores Blue-ray, el Pioneer Elite BDP-HD1 y el Sony BDP-S1, nos regalaron las mejores imágenes: cada cual se colocó entre los dos primeros en los detalles de la imagen, la calidad del color, y la brillantez y el contraste en nuestras pruebas de alta definición y de definición normal. En Rumor Has It, pudimos casi contar los pelos en la barba de Kevin Costner. Ambos reproductores mostraron detalles finos, lo cual a su vez añade profundidad (por ejemplo, en la escena entre bastidores del capítulo 3 de Phantom, y en el capítulo 7 de Mission Imposible III). En este último, cuando la cámara retrocede en el Vaticano, los pasillos y las escaleras parecían tener tres dimensiones y los adoquines se notaban claramente. Los detalles de las sombras en la película en blanco y negro Goodnight and Good Luck eran tan nítidos que podíamos ver los detalles en la ropa de extras que no recibían la mejor luz.

El Samsung, que fue nuestra Mejor Compra, y el Philips, que quedó en segundo lugar, también reprodujeron muy bien estas escenas, aunque con un poco menos de claridad (otros reproductores reprodujeron las escenas un tanto más borrosas incluso que los modelos de Samsung y Philips). La consola Sony PlayStation 3 se desempeñó de manera comparable a los modelos de Samsung y Philips con los discos Blu-ray, pero nos desilusionó a la hora de manejar los DVD de definición normal, algo que no nos sorprende, ya que no puede ajustarse hasta 1080p, una capacidad que Sony dice ofrecerá en una actualización de firmware.

El Toshiba HD-XA2 también ofreció una calidad de imagen sólida. Con una puntuación Muy buena de nuestros jueces, su salida estuvo entre las mejores entre los reproductores de HD DVD. Pero los colores lucían ligeramente apagados comparados con los generados por los mejores reproductores y los detalles de primer plano eran menos definidos y profundos.

El Panasonic DMP-BD10 manejó muy bien los detalles, la brillantez y el contraste, pero flaqueó en la calidad del color. Los tonos de piel quedaron estropeados por un leve matiz rojizo.

El Toshiba HD-A2 –el reproductor más económico del grupo– se vio afectado por un manejo inferior del color, brillantez y contraste, y detalle. Solamente la combinación de la Xbox lo hizo peor y por un amplio margen. La salida de componentes de la Xbox produjo imágenes menos definidas y agudas que la salida de HDMI. Ambos reproductores no pasan de la resolución 1080i, lo cual pudiera explicar los artefactos de entrelazado que vimos en el capítulo 7 de Mission Impossible III, donde una pared de ladrillos mostraba un patrón moiré que distrae la atención, y que hicieron vibrar los ladrillos. En los reproductores rivales a 1080p, los mismos ladrillos se veían sólidos, marcados e inmóviles.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *