1

La forma más simple de mantener privados sus archivos

Sólo hay una forma de mantener sus archivos verdaderamente confidenciales: cifrarlos. El Sistema de Cifrado de Archivos (EFS) en la mayoría de las versiones de Windows Vista, XP y 2000 codifica el contenido de archivos y carpetas, lo que hace muy difícil su lectura a los intrusos. Usted puede convertir fácilmente el cifrado en otra arma de su arsenal de seguridad.

Prepárese para cifrar: EFS se encuentra en Windows Vista Business, Enterprise y Ultimate; XP Pro; y Windows 2000. XP Home no tiene EFS y Vista Starter, Home Basic y Home Premium sólo le permiten descifrar para poder leer archivos cifrados pero no codificarlos. Para usar EFS en una partición, ésta debe llevar el formato del sistema de archivos NTFS. ¿Que usted no usa NTFS? Pues es muy fácil cambiarse a él. Vea “Siga la corriente de NTFS” en http://www.pcwla.com/buscar/07059401 (las mismas instrucciones trabajan para Vista). Además, el cifrado requiere una cuenta protegida por contraseñas.

Guarde sus archivos: Para cifrar un archivo o carpeta, pulse el botón derecho sobre él en el Explorador o en cualquier ventana de carpeta y escoja Propiedades (también puede pulsar el botón derecho sobre una selección para cifrar varios archivos o carpetas al mismo tiempo). En la pestaña General, pulse Opciones avanzadas, marque la casilla Cifrar contenido para proteger datos y pulse Aceptar dos veces. Si está cifrando una carpeta, tendrá que responder si también quiere cifrar sus archivos y subcarpetas. Una vez cifrados, los archivos o carpetas trabajan como cualquier otro elemento en su sistema; no tiene que usar ninguna contraseña especial para abrirlos ni guardarlos. Las otras cuentas de usuario en la misma PC, y en otras PC de la red, no podrán ver el contenido de los archivos. Sólo alguien que pueda entrar en su cuenta con su contraseña tendrá acceso a estos archivos.

Simplifique los pasos: Usted puede abreviar el proceso agregando un mando de Cifrar al menú de contexto del botón derecho (el mando cambia a Descifrar cuando usted pulsa el botón derecho sobre los archivos cifrados). Esto se puede hacer en XP con una edición rápida del Registro, pero podría encontrar que es más fácil y más seguro usar Tweak UI, un PowerToy gratuito de Microsoft (http://www.pcwla.com/buscar/07059402). Si ya tiene Tweak UI en su sistema, es posible que necesite mejorar a una versión más reciente. Una vez que tenga a Tweak UI descargado, instalado y activo, seleccione el Explorador en el panel izquierdo, avance por las opciones a la derecha y seleccione Mostrar “Cifrar” en el menú de contexto. Entonces pulse Aceptar. Ahora cuando pulse el botón derecho sobre un archivo no cifrado, verá un nuevo mando: Cifrar (o Descifrar si seleccionó un elemento cifrado). Escoja esa opción y responda cualquier indicación del sistema. En estos momentos, Tweak UI es incompatible con Windows Vista. Sin embargo, con la herramienta gratuita TweakVI Basic de Totalidea Software (find.pcworld.com/56473) podrá ajustar muchas variables de Vista, incluyendo la adición del mando Cifrar/Descifrar al menú de contexto.

Haga que los archivos cifrados se distingan: Para ver de un vistazo cuáles archivos o carpetas en su sistema están cifrados (o que usan la compresión de NTFS), abra el Explorador y escoja Herramientas•Opciones de carpeta. Pulse la pestaña de Vista y en el cuadro de Configuración avanzada, compruebe que la opción ‘Mostrar con otro color los archivos NTFS comprimidos o cifrados’ esté marcada. Los elementos cifrados aparecen en verde, los comprimidos en azul. Por otra parte, si no quiere que otros vean que los archivos están cifrados o comprimidos, desactive la opción. Pulse Aceptar. Los usuarios de XP Pro y Vista necesitan esta sugerencia sólo si quieren desactivar la presentación en colores de los archivos cifrados y comprimidos, que es el comportamiento normal de ambos SSOO. Para abrir el diálogo de Opciones de carpeta en la ventana del Explorador de Vista, pulse Organizar•Opciones de búsqueda y de carpetas.

Dé permiso a otros: Para dar acceso a los archivos cifrados a quienes usan su sistema, puede especificarlos por su nombre de usuario. Primero, pulse el botón derecho sobre un solo archivo cifrado (desafortunadamente, no funciona con una carpeta ni con múltiples archivos) y seleccione Propiedades. En la pestaña General, pulse Opciones avanzadas y junto a ‘Cifrar contenido para proteger datos’, seleccione Detalles. En medio de ese cuadro de diálogo, pulse Agregar para abrir el diálogo de Seleccionar usuario, que enumera a todos los que tienen un certificado (un documento digital que ayuda a confirmar su autenticidad) en su sistema. Los usuarios pueden adquirir certificados de distintas maneras, pero una de las más simples es cifrando uno de sus propios documentos (para más información sobre los certificados, escoja Inicio•Ayuda y soporte técnico, escriba introducción de certificados y oprima <Intro>). Seleccione un usuario de confianza y pulse Aceptar. Recuerde que el botón Encontrar usuario en el cuadro de diálogo Seleccionar usuario no trabajará a menos que su red use el Directorio activo, un servicio de Windows donde los administradores puede almacenar y hacer información disponible sobre los objetos de la red.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *