1

Cinco maneras de proteger su cámara digital

En aquellos tiempos cuando las cámaras de cartón desechables eran un accesorio popular en las vacaciones, un desastre inesperado significaba que sólo se perderían los US$15 que costaban la película y el revelado. Pero hoy en día, un infortunio con una cámara digital puede costarle cientos de dólares, para no hablar del valor de todas las fotos que dejó en su tarjeta de memoria. Pero si su cámara está equipada adecuadamente, podrá usarla bajo la lluvia, en senderos peligrosos e incluso bajo el agua. Cualquiera que sea su estilo de vida, hay accesorios disponibles para su cámara que le permiten tomar fotos casi dondequiera, sin preocuparse que la cámara no pueda resistir el abuso.

Evite las rayaduras en la lente: Si raya o araña su lente, sus fotos sufrirán, no importa lo bien que cuide el resto de su cámara. Por eso es que muchos fotógrafos ponen un filtro Skylight de protección en el frente de su cámara. Estos filtros están disponibles en cualquier tienda de fotografía por tan sólo US$10. Y si alguna vez raya el filtro, sólo tiene que reemplazarlo; es mucho más barato que comprar una lente nueva. No todas las lentes de cámaras digitales aceptan los filtros de rosca, pero todas las lentes intercambiables de los modelos réflex sí los aceptan.

Proteja el LCD: La otra zona de peligro de su cámara es la pantalla. La Delkin PopUp Shade (US$20 a US$40, http://www.pcwla.com/buscar/07074001) es una cubierta protectora para la pantalla de su cámara, evitando así los daños. Además, tiene la ventaja de que se levanta para tapar la luz solar directa, lo que mejora la visibilidad del LCD. La PopUp Shade viene en varios tamaños apropiados para muchos modelos de cámara populares.

Agregue una segunda piel: Si pone su cámara en peligro –como cuando la lleva en excursiones por las montañas– considere ponerla en una piel protectora. Camera Armor (US$50 a US$80, http://www.pcwla.com/buscar/07074002) envuelve completamente ciertos modelos de cámara (incluso las réflex digitales de Canon y Nikon) en una cubierta reforzada en caucho resistente a golpes. El paquete también trae un protector de LCD y una capucha flexible elastomérica para la lente.

Si no puede encontrar la Camera Armor para su modelo, pruebe una piel de Snug-It (US$15,http://www.pcwla.com/buscar/07074003). Diseñada pensando en las cámaras compactas, Snug-It protege el cuerpo de la cámara y la lente, tanto si está retraída en el cuerpo de la cámara como extendida para el uso.

Evite que entre el agua: El agua y las cámaras digitales no se llevan bien. Si usted está practicando el senderismo y quiere tomar fotos en cualquier condición climática, considere vestir su cámara con una capa de agua. Ewamarine ofrece diversas capas para cámaras grandes y pequeñas que protegen el cuerpo, pero que dejan la lente descubierta (US$20 a US$200, http://www.pcwla.com/buscar/07074004).

Una capa la protegerá de la llovizna, pero no le ayudará si zambulle la cámara mientras monta en kayak o practica el submarinismo. Si quiere que su cámara sobreviva la sumersión a corto o largo plazo, consiga un estuche impermeable. Los estuches impermeable tradicionales cuestan cientos o incluso miles de dólares, pero Aquapac vende una caja barata de plástico flexible (US$30 a US$120, find.pcworld.com/57088) que mantiene su cámara segura a una profundidad de aproximadamente 10 pies (3 m).

Proteja sus fotos: Por más cuidado que tenga, los accidentes pueden ocurrir. Aunque pierda su cámara al final de un viaje largo, puede asegurarse de que sus fotos no desaparecerán también. Para los viajes extendidos donde una gran cantidad de fotos corren riesgo, considere una unidad de disco duro externa de bolsillo para hacer una copia de seguridad de sus fotos. Una de mis favoritas es la Photo Safe de Digital Foci (US$149 con 40GB, http://www.pcwla.com/buscar/07074005; también viene en capacidades de 80GB y 120GB). El lector de tarjetas de memoria de múltiples formatos para USB 2.0 acepta todos los formatos comunes. Y usted puede llevar menos tarjetas de memoria, porque podrá transferir las imágenes de cada día desde una sola tarjeta.

¿Cuándo hay demasiado calor o demasiado frío para su cámara?

A las cámaras digitales no les gustan los extremos de temperatura, especialmente en la parte más caliente del espectro. Nunca deje su cámara en su automóvil durante el verano, cuando las temperaturas dentro del vehículo pueden exceder los 60°C (140°F): las baterías se pueden dañar y posiblemente los componentes electrónicos como el sensor de imágenes. Es menos probable que el frío dañe su cámara, pero pasar del aire libre a un lugar bajo techo rápidamente puede formar condensación y causar daños con la humedad. Para evitar que esto suceda, selle su cámara en una bolsa plástica antes de entrar y no la abra hasta que la cámara alcance la temperatura de la habitación.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *