1

El iphone

El revolucionario dispositivo móvil de Apple cautivará a la mayoría de los usuarios por su diseño y abundancia de elementos novedosos.

Después de larga espera, una campaña publicitaria como pocas y colas interminables de compradores, hizo su aparición uno de los dispositivos más novedosos de esta moderna era tecnológica. Nuestros redactores no tardaron en poner sus manos sobre él y verificaron que el costoso iPhone, aunque no exento de algunas deficiencias, está a la altura de lo anunciado.

Instalación

Instalar el iPhone es un proceso sin complicaciones. El primer paso es instalar el iTunes 7.3. Al enchufar la base USB 2.0 que viene incluida, el iTunes inmediatamente le saluda con una pantalla que guía a través de la activación y configuración del dispositivo.

El proceso completo requirió 15 pantallas. Una vez terminado, el iPhone queda reconocido como un dispositivo y usted recibe una fila de opciones para manejar aspectos específicos del iPhone, los mismos que vería cuando su iPod se conecta al iTunes.

En realidad, todo el proceso de configuración –qué carpetas sincronizar, por ejemplo, para su música, fotos, podcasts y vídeo– será algo familiar a los actuales usuarios del iPod.

Navegación

Lo que es espectacularmente diferente en el iPhone es su forma de funcionar. La navega-ción se reali-za casi totalmente en su pantalla multitáctil. El único botón en la cara del teléfono es para regresar convenien-temente a la pantalla inicial. Los otros botones son uno de encendido (en la parte superior), y uno de timbre y controles de volumen (a la izquierda). Las maniobras para navegar con facilidad son deslizar los dedos y “pellizcar” la pantalla. Para desbloquear el teléfono, se desliza el dedo hacia la derecha y se vuelve a deslizar para desplazarse por los menús.

La pantalla multitáctil es una de las enormes ventajas del iPhone; de repente, navegar en un espacio reducido ya no sólo es viable sino también divertido. Además de despla-zarse, se puede pellizcar y tocar, lo primero para cambiar el tamaño de las pantallas y lo segundo para seleccionar opciones y acercar el contenido (por ejemplo, las fotos).

Menús fáciles

La pantalla tiene un sensor interno y hace girar automáticamente el contenido según como se sostenga el teléfono y qué aplicación se use.

El menú principal, con su docena de brillantes iconos en colores para funciones y aplicaciones, más cuatro iconos primarios para el teléfono, correo, Safari y el iPod debajo, es visual-mente atractivo y bri-llante en su simplicidad.

Agregar contactos también es visual; además, pudimos apreciar el alto nivel de personalización que ofrecía la aplicación de contactos por medio de su opción “agregar un campo” (por ejemplo, agregar un apodo, departamento, recordatorios de fechas o notas). Sin embargo, cuando introduzca algún contacto no deje de tocar Guardar, en el extremo superior de la pantalla, pues la aplicación de contactos permite que usted salga sin avisarle que guarde su record, y descubrir esto después de haber pasado tiempo introduciendo detalles puede ser muy molesto.

También hay otros defectos. Por ejemplo, aunque tiene un indicador de la carga de la bate-ría, el iPhone no ofrece una manera de ver el porcentaje real (o, aun mejor, el tiempo) que le queda a la batería.

Otra molestia: Toque el icono del teléfono y el iPhone le mostrará la pantalla de Contactos, no el teclado. Para llegar al teclado es necesario otro toque, lo cual es definitivamente molesto si usted no está llamando a alguien que ya está en su lista de Contactos.

–PC World

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *