1

Si usted no es un experto, será mejor que conozca a uno

La tecnología es tan ilógica y arbitraria que necesita personas como usted y como yo para explicársela a todos los demás.

No es suficiente que me vea forzado a actuar como mi propio asistente técnico. Gracias a la confusa magia de la tecnología digital, también tengo que encargarme de las llamadas de asistencia de mis amigos, vecinos y conocidos. Y no es que yo sepa mucho. Es que las personas verdaderamente inteligentes han aprendido que pueden lograr más si hacen caso omiso a los detalles insignificantes de la tecnología que rige sus vidas. Cuando algo sale mal, estas personas calculan que podrán encontrar a algún amable sabelotodo que les sacará las castañas del fuego. Y tienen razón.

Los conceptos que parecen obvios a los que cultivamos los conocimientos técnicos son totalmente foráneos a la mayoría no técnica, y con buena razón, ya que en su mayor parte los productos, servicios y tecnologías no son tan sencillos como los tecnomaníacos y las compañías de tecnología quisieran creer. Pregúntele a cualquiera que tenga media docena de controles remotos en su mesa de centro y un cónyuge que solamente quiere ver un programa pagado en el cable… y eso sin complicarse con reproducirlo a través de un sistema de audio.

Tome un avión en cualquier lugar y descubrirá que pocas personas saben cómo apagar la molesta música que indica cuando se encienden y apagan sus teléfonos móviles. ¿Hacer copias de seguridad de sus archivos? Conozco personas que creían que copiar sus datos a una segunda unidad de disco era una gran estrategia… hasta que la primera unidad se dañó y se enteraron de que la segunda “unidad” era realmente otra partición en el mismo pedazo inservible de hardware.

Todavía me quedo asombrado de los muchos usuarios de servicios de correo electrónico gratuito como Yahoo Mail que no saben o no les importa que a sus mensajes más serios les añadan anuncios publicitarios de dudoso gusto. La línea del asunto de una nota breve pero urgente enviada por el capitán de vigilancia de nuestra cuadra decía “¡Cuidado esta noche con un pirómano que tenemos entre nosotros!” Al pie del mensaje aparecía el lema publicitario del correo electrónico, que el remitente no intentaba enviar o no vio: “¿Tiene un sentido del humor enfermo? Visite Comedy with an Edge de Yahoo! TV para ver lo que se ofrece y cuándo.”

Con una Web cada vez más avanzada, las cosas que solían ser sencillas ya no lo son. Hace tiempo, el correo que usted guardaba o el documento que creaba residían en su unidad de disco duro. Ahora pueden estar almacenados en el servidor de su proveedor a menos que usted actúe específicamente para ubicarlos localmente. Todo esto está muy bien, hasta que usted necesita el archivo mientras vuela a 38.000 pies de altura sobre Albuquerque, o el sistema del proveedor se descompone o el negocio se va a la bancarrota. Hay muchos usuarios que no se dan cuenta de las consecuencias hasta que es demasiado tarde.

La ignorancia puede ser una bendición

Pero las personas que ni siquiera saben que algo extraño ha pasado a su tecnología pueden ser más felices no sabiéndolo. Considere los millones de telespectadores que creen que la imagen que están viendo es excelente en cualquier programa que proclama “transmitido en alta definición” y ni siquiera tienen un televisor de alta definición o el aparato que tienen no está conectado a una fuente de programación en alta definición. ¡Imagínese el dinero que se están ahorrando!

Aquellos de nosotros que nos ganamos la vida prestando atención a estos detalles sentimos cierto nivel de exasperación cuando conocidos y amigos que ya no son “usuarios novatos” no comprenden o no les importa lo que nosotros consideramos simple. Lo que olvidamos es que el mundo “lógico” de la tecnología que nosotros damos por sentado es realmente muy arbitrario, caprichoso y exclusivo. ¿Por qué no puede enchufar usted el teléfono móvil X en el cargador del teléfono móvil Y cuando parecen ser casi idénticos? ¿Por qué el teléfono X funciona en Europa, pero no el teléfono Y? ¿Por qué un documento creado en Word 2007 no puede abrirse en Word 2003?

Si usted se mantiene al tanto del mundo de la tecnología, probablemente conoce la respuesta a estos y otros misterios. Los que no tienen la más ligera idea probablemente siguen trabajando como si nada, hasta que destruyen su teléfono móvil o no pueden abrir un documento de Word que les envía su jefe. Y es entonces cuando, inevitablemente, dependerán una vez más de la amabilidad de los expertos.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *