1

El iPhone: Bonito y potente, pero imperfecto

Este teléfono innovador le trae lo mejor de la Web pero tiene algunos defectos.

Entre los que hicieron cola el 29 de junio para comprar un iPhone se encontraban varios de nuestros redactores; desde entonces, hemos estado probando ese dispositivo.

Nuestro veredicto: Tiene muchas cosas adorables y muchas lamentables. El iPhone ofrece un diseño sólido y una hermosa pantalla sensible al tacto de 480 por 320 píxeles que se puede controlar dándole golpecitos o pellizcándola suavemente con los dedos. Su navegador, aunque no es tan versátil como el de una portátil, es impresionante. Y, por supuesto, el dispositivo trabaja bien como teléfono móvil.

Pero para activarlo hay que firmar un plan de servicio de dos años, que puede durar más que la batería que lleva sellada en su interior. El iPhone no trabaja con la red de datos más rápida de AT&T (HSDPA) y no funciona con ninguna aplicación de terceros excepto las que están basadas en la Web, e incluso es posible que esas no ejecuten correctamente, ya que el iPhone no reconoce varios formatos de la Web como Flash.

En conjunto, el iPhone se clasifica quinto en nuestra tabla de teléfonos con PDA (vea la próxima página); a pesar de una calificación de diseño Superior, sus especificaciones y su alto precio fueron demasiado lastre. A diferencia del T-Mobile Wing y el Dash, por ejemplo, el iPhone no tiene aplicaciones de productividad para editar documentos.

Fácil de inscribirse y usar

Usted mismo puede inscribirse para recibir el servicio telefónico por medio de Apple iTunes 7.3. En los primeros días después de su lanzamiento, nos enteramos de muchos problemas con la activación, pero nuestros redactores no experimentaron ninguno de esos problemas.

Sus dedos se encargan de casi toda la navegación porque el iPhone sólo tiene cuatro botones físicos. Una vez encendido, deslice su dedo a través de la pantalla para desbloquear el teléfono. Pellizcando con un movimiento de dos dedos se amplía la parte de la pantalla abarcada por los dedos. Toque o arrastre su dedo para desplazar las páginas de la Web o los menús. La pantalla hace girar el contenido automáticamente entre el modo vertical y el horizontal, según la aplicación que se esté utilizando.

Para todo lo que requiera escribir texto, el iPhone muestra un teclado en la pantalla que se puede cambiar de teclas QWERTY a números/símbolos y viceversa. Todavía no puede igualarse al teclado físico que uno ve en un BlackBerry o en un Treo, pero es mucho mejor que cualquier teclado de teléfono móvil estándar.

Como teléfono, el iPhone funciona bien. Marcar números en la pantalla es bastante fácil, aunque llegar al teclado numérico requiere dos toques del icono de teléfono (el primero hace aparecer sus contactos). Encontramos este proceso de dos pasos molesto cuando intentamos marcar un número directamente, y no le recomendaríamos que lo haga mientras conduce su auto. El iPhone no ofrece marcado por voz y no estamos convencidos de que podríamos marcar correctamente a ciegas, como se puede hacer con un teclado físico.

La mayoría de las llamadas se oían bien, aunque con un silbido ocasional que era perceptible para el que llama pero no para la persona en el otro extremo. El altavoz telefónico tenía un sonido muy débil.

El dispositivo se puede calentar con el uso constante y usted necesitará quitar frecuentemente las manchas del cristal de la pantalla con el paño que viene incluido. La pantalla es suficientemente inteligente como para oscurecer y desactivar algunos controles mientras se está haciendo una llamada, de manera que no se pueda oprimir accidentalmente algo con su mejilla. También nos gustó las función de correo hablado visual, que le permite escoger los mensajes de voz grabados (identificados por el número o el nombre de la libreta de direcciones) que usted quiere escuchar primero. Sin embargo, hubiéramos preferido que el teléfono tuviera capacidad para mensajes de multimedios y mensajes instantáneos (por supuesto, permite mensajes de texto).

Montones de minutos de conversación

La batería recargable de iones de litio del iPhone llegó al máximo de 10 horas en nuestras pruebas de tiempo de charla, es decir, 2 horas más que el tiempo indicado por Apple. Pero el teléfono sólo duró 4 horas, 21 minutos, cuando miramos una versión de 320 por 128 píxeles de Serenity a una velocidad de bits de 647 kbps, casi 2,5 horas menos del tiempo de videorreproducción anunciado por Apple. Pero la batería no se puede quitar, así que si necesita reemplazarla tendrá que enviar la unidad al fabricante.

Apple dice que la batería fue diseñada para mantener hasta el 80 por ciento de su carga después de 400 ciclos de carga y que la compañía la reemplazará si la capacidad baja a menos del 50 por ciento durante el período de garantía de un año. Para reemplazar la batería cuando se termine la garantía tendrá que enviarla a Apple junto con US$86 (incluso los costos de envío). Y debe estar dispuesto a andar sin su teléfono durante tres días. Una garantía extendida de US$69 cubre la batería y el resto del hardware del iPhone por un segundo año.

-PC World

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *