1

Fortifique su iPod con una mejora de código abierto

Rockbox, el firmware gratuito para los reproductores de música digital, puede enseñarle a su viejo iPod algunos trucos nuevos.

La vida es demasiado corta para escuchar música digital mala. Por eso me decidí a digitalizar todos mis CD en FLAC, el Free Lossless Audio Codec. Los archivos de música en el formato FLAC suenan mejor que los que usan los formatos con pérdida de compresión como MP3. Además, FLAC es una norma abierta. La única desventaja es que mi Apple iPod de 80GB no reproduce archivos FLAC.

Por suerte, esto tiene solución.

Rockbox al rescate

Rockbox (rockbox.org) es un proyecto de software de código abierto que desarrolla reemplazos de firmware para una lista cada vez mayor de reproductores portátiles de medios, entre ellos el Apple iPod. El firmware de Rockbox ofrece características que usted no ve en la mayoría de los reproductores, capacidad para codificadores-decodificadores como FLAC y Ogg Vorbis, e interfaces que los usuarios pueden configurar. Lo mejor de todo es que no cuesta nada y eso gracias a una comunidad de programadores dedicados.

Pero hay que hacer algunas advertencias. La mayoría de las versiones de Rockbox son trabajos en curso, con actualizaciones casi diarias, así que su estabilidad puede variar. Asimismo, no todos los centenares de temas de interfaz del usuario aportados por los usuarios funcionan igualmente bien en todas las versiones y muchas son bastante feas. Conclusión: probablemente usted tendrá que cambiar algunas configuraciones (realmente es más divertido así) y recuerde que siempre puede revertir al firmware original de su reproductor realizando una simple descarga, o usando la capacidad de arranque doble de Rockbox.

Para instalar Rockbox, primero tuve que conectar mi iPod de vídeo de la generación 5.5 a mi PC para activar el modo de disco usando iTunes; use siempre un puerto USB en la propia PC en vez de un concentrador USB, que puede causar errores de escritura.

Luego, bajé el firmware de Rockbox apropiado para mi reproductor, el paquete de fuentes normal y el cargador de Rockbox, que radica en una aplicación llamada iPodPatcher (todo esto está disponible en el sitio de Rockbox). Después de unos minutos de instalación, y de una rápida desconexión e inicialización, mi iPod ya no actuaba como un simple iPod viejo.

Nueva interfaz, nuevas características

Definitivamente ese primer arranque me puso un poco nervioso, ya que la fuente de la aplicación es bastante pequeña (pero fácil de cambiar). Inicialmente, accedí a mis archivos de música usando un navegador de archivos. Pero la primera vez que usted carga Rockbox, éste revisa los archivos que tiene a bordo y extrae datos de las etiquetas en una base de datos que usted puede examinar por categorías como álbum, artista y género. También puede crear y guardar listas de canciones.

Quizás el mejor atributo de Rockbox es el nivel de control que ofrece sobre el audio. Aparte de sus muchas opciones predeterminadas y personalizables para el ecualizador, tiene una extraordinaria precisión en los ajustes. Por ejemplo, aunque en cualquier iPod se puede subir o bajar el bajo y el agudo, Rockbox le permite ajustarlos por dB específicos (decibeles). También puede ajustar el equilibrio y la configuración de los canales (incluso estéreo, mono y karaoke).

Rockbox ofrece algunas configuraciones de sonido únicas como la de “crossfeed”, que usa un algoritmo especial para hacer que el audio de los audífonos suene más cercano que el de los altavoces autoestables. El “dithering” usa el ruido de bajo nivel y la formación del ruido para corregir las discrepancias de profundidad de bits entre los decodificadores de audio de Rockbox y los del iPod.

Opté por el Rockbox debido a su compatibilidad con FLAC, pero después de ver su capacidad de personalización me he convertido en un fiel seguidor. Y al tener programadores en todo el mundo que cambian el código, sólo espero que llegue a ponerse aun mejor.

Rockbox le permite escoger una interfaz (arriba se muestra la de Analog Cassette Deck) o crear la suya.

–PC World

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *