1

Paint Shop necesita cambios más profundos

El editor de imágenes Corel Paint Shop Pro Photo X2, con su interfaz más oscura, luce mejor que las versiones anteriores, pero la nueva tonalidad es el único ajuste visual.

Lo que la interfaz necesitaba era una renovación total, pues está tan repleta de opciones coincidentes que es difícil desplazarse por ellas.

Por ejemplo, se supone que la más importante de las nuevas características del X2, el Express Lab, simplifica el procesamiento de un gran volumen de imágenes con herramientas de uso corriente, como las de recortar y la de reducir el efecto de ojos rojos. Sin embargo, Express Lab en sí no introduce nuevas herramientas y no es un procesador por grupos (por ejemplo, no se le puede decir que redimensione diez imágenes al mismo tiempo). El procesador por grupos está realmente en otra parte. Si usted quiere usar una herramienta fuera del pequeño subconjunto, tendrá que abandonar el cuadro.

Corel agregó algunas herramientas que tienen más bien la función de divertir, entre ellas Thinify, que se emplea con el fin de quitar algunos kilos de quienes figuran en las fotos, y Eye Drop, para blanquear los ojos inyectados de sangre. Son fáciles de usar, pero como no ofrecen muchos ajustes, los efectos son bastante burdos. Ahora se pueden aplicar estilos de capas, como sombras y resplandores, a las capas de vectores; pero, sorprendentemente, tampoco permiten mucha personalización.

Paint Shop Pro Photo X2 tiene muchas herramientas potentes para satisfacer a prácticamente todos los que editan imágenes, pero al usarlo uno tiene la sensación de estar remando una chalupa para dos personas en la que van 14.

-Alan Stafford

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *