1

Separe sus antiguas redes Wi-Fi de las nuevas

¿Tiene intenciones de comprar un enrutador inalámbrico con la nueva norma draft-n?

Si es así, no se desprenda todavía de su red antigua. Probablemente se verá atado durante algún tiempo a los clientes legados por las normas 802.11b o g, especialmente ciertos dispositivos como consolas de juegos, teléfonos móviles y reproductores de música habilitados para Wi-Fi. Sin embargo, utilizar una red mixta de clientes 802.11b/g y 802.11n puede degradar seriamente el rendimiento, especialmente cuando se trata de enviar vídeo en transferencia continua, hacer llamadas VoIP y realizar todas esas otras tareas que requieren abundante ancho de banda y para las cuales usted compró precisamente el nuevo enrutador.

En vez de poner todos los dispositivos en la misma red Wi-Fi, conserve su viejo enrutador para usarlo con los dispositivos b/g y pase al carril rápido su nueva PC portátil apta para draft n restringiendo el acceso a su enrutador draft n a los clientes 802.11n. Esta instalación también le permite usar en la red draft n un cifrado más fuerte del que emplean los clientes antiguos y reducir el número de clientes que comparten el ancho de banda de Wi-Fi en cualquiera de las redes.

Pero para utilizar dos redes en el mismo lugar hay que estudiar la colocación de los equipos a fin de evitar los problemas de interferencia y enrutamiento.

Primero, cambie su viejo enrutador al modo de punto de acceso para que no realice el enrutamiento NAT (las instrucciones se encuentran en el manual de su enrutador o en el sitio Web del fabricante). A continuación, enchufe el enrutador viejo en el nuevo por medio de ethernet, preferiblemente usando un cable largo para separar los dos enrutadores en extremos opuestos de la habitación (su nuevo enrutador se conectará a su módem de banda ancha y se encargará del enrutamiento para las dos redes inalámbricas).

Luego, seleccione canales que estén lo más separados posible para sus dos redes: ponga el draft n en el canal más alto que le permita el enrutador y use el canal más bajo para b/g, o viceversa. Configure el enrutador draft n para que deje pasar sólo los dispositivos 802.11n y luego ponga el nivel de cifrado para cada red al nivel más alto que sus dispositivos permitan. Por ejemplo, podría usar 128 bits WPA en su red b/g y WPA2 en su red draft n.

Por último, asegúrese de que tenga diferentes SSID para los dos puntos de acceso, de manera que no acceda accidentalmente a la red b/g con su PC portátil draft n.

Para solucionar problemas con su red inalámbrica, le recomiendo Network Magic (find.pcworld.com/58627). La versión gratuita puede satisfacer sus necesidades, pero por US$23 a US$40 (el precio depende del tamaño de su red), usted obtiene acceso remoto y otras funciones avanzadas.

-Becky Waring

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *