1

Sony LocationFree es superior a Slingbox Solo

Sling Media y Sony han actualizado sus respectivos dispositivos de desplazamiento de lugar para ver a distancia el contenido de televisión y de DVR.

Probé el Slingbox Solo (US$180) y el Sony LF-V30 LocationFree Base Station (US$250) y encontré que el equipo de Sony constantemente produjo una calidad de vídeo más alta.

Como sus predecesores, ambos dispositivos se conectan entre su televisor y su caja de satélite o de cable, DVR, o reproductor de DVD (la fuente del vídeo se conecta al televisor por medio de un conector pasante). La magia está en la capacidad del hardware de crear una transferencia continua de vídeo sobre la marcha, aunque de menos calidad, que usted puede ver a distancia usando el software incluido (SlingPlayer de Sling Media y el programa cliente de Sony LocationFree). Estas aplicaciones –que se deben instalar en cada PC y dispositivo de mano que usted quiera usar para ver el contenido– le permiten controlar el dispositivo como si estuviera sentado frente a él. Ambas aplicaciones muestran un control remoto virtual parecido al control remoto real que usted utiliza en su casa. Para usar los controles basados en software, hay que conectar a su dispositivo un “blaster” o generador infrarrojo (IR), incluido con ambos productos. Cuando se usa el remoto virtual para cambiar de canal, por ejemplo, la petición viaja por la Internet y transmite por medio del dispositivo IR a su caja de cable, que entonces cambia el canal.

Ahora en alta definición

La gran noticia para el Slingbox Solo y el LF-V30 es la posibilidad que tienen de aceptar fuentes de alta definición (el Slingbox Pro más antiguo sólo reconocía HD a través de un accesorio HD Connect de US$50). La instalación de ambas unidades fue fácil, aunque la unidad de Sony mantuvo cierta ventaja: después de que encendí el LF-V30, mi PC con plataforma Vista lo encontró en mi red inalámbrica y me pidió que me conectara (con Windows XP usted primero tiene que conectar el LF-V30 a la red de su hogar usando un cable y luego configurar el dispositivo; entonces puede colocarlo en cualquier lugar dentro del alcance de su enrutador inalámbrico). El Slingbox Solo sólo viene en una versión ethernet, aunque usted puede agregar por US$80 un kit de redes opcional (que usé para mis pruebas).

El LF-V30 reduce el vídeo a una ventana de 640 por 340 píxeles, según Sony, mientras que el Slingbox Solo lo reduce a 640 por 480 píxeles. El Solo tuvo una ligera ventaja en la calidad de vídeo en la red de mi hogar, pero el Sony entregó consistentemente un vídeo más nítido y de mejor calidad, así como mejor audio por la Internet. Pero el efecto de la capacidad para alta definición fue insignificante, ya que la calidad del vídeo la determina en gran parte el ancho de banda disponible y hasta el vídeo de alta definición se degradó bastante cuando lo vi por la Internet.

El software SlingPlayer funciona en un número impresionante de dispositivos, entre ellos computadoras con plataformas Windows y Mac, y una amplia selección de teléfonos inteligentes. El único dispositivo móvil que el LF-V30 reconoce es la Sony PlayStation Portable. Pero la mayor desventaja del LF-V30 es que Sony sólo incluye una copia de su software de cliente LocationFree; usted debe pagar US$30 por cada copia adicional.

Si quiere enviar el contenido de TV en transferencia continua a su teléfono inteligente, compre el Slingbox Solo. Si sólo desea el acceso remoto a su contenido de TV, le recomiendo el Sony LF-V30, principalmente porque es más fácil de instalar y ofrece un vídeo mejor.

-Tom Springs

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *