1

Construya una PC tan pequeña que cabrá en un compartimiento de disco

Pruebas prácticas con el nuevo Artigo DIY PC Kit de Via, basado en el factor de forma para tarjetas madres Pico-ITX, de tamaño similar al de una tarjeta de crédito.

He construido bastantes PC de tamaño pequeño a través de los años, pero el nuevo conjunto Artigo de Via es el más pequeño –y el más interesante– de todos los que he probado. El conjunto básico (US$300) incluye el hardware inicial para construir una PC totalmente funcional que es lo suficientemente pequeña para colocarla en el compartimiento de discos de 5,25 pulgadas de una PC de escritorio, lo que abre un mundo de posibilidades para los tecnomaníacos.

El Artigo utiliza el factor de forma para tarjetas madres Pico-ITX de Via. La compañía ha estado promocionando este formato –que es ligeramente mayor que una tarjeta de crédito– como una alternativa a los productos más grandes que usan los procesadores más rápidos de AMD e Intel. La tarjeta madre Epia PX incluida en el kit usa el conjunto de chips VX700 de Via y el chip de gráficos UniChrome Pro II. El kit de Artigo también incluye un procesador preinstalado Via C7 NanoBGA2 de 1 GHz, así como un ventilador.

La Epia PX es una maravilla de miniaturización. Además del silicio mencionado arriba, dentro de sus confines de 10cm por 7,2cm Via también logra poner desde un receptáculo SODIMM (debajo) hasta un controlador de ethernet con un enchufe RJ45 (detrás) y cuatro puertos USB (al frente). Ah, y también incluye conectores PATA y SATA, así como enchufes de audio para altavoces y un micrófono.

Uniéndolo todo

No es mucho lo que hay que construir en el Artigo, sino más bien atornillar sus diversos pedazos liliputienses según las instrucciones detalladas. Se necesita un módulo de memoria SODIMM DDR2 de 533 MHz (compré un módulo de 1GB por US$25) y un disco duro de PC portátil de 2,5 pulgadas (la de 120GB y 5.400 rpm que compré se vendía en oferta especial por US$99). La construcción no estuvo ausente de dificultades –mis manos parecían enormes al tratar de ensamblar las piezas y sostener los tornillos sumamente pequeños– pero en menos de una hora ya tenía conectado el adaptador eléctrico para encender la unidad por primera vez.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/CA4B47C85A244585852573F70014BC8B/$File/pag17artigomarzo08.gif">]

Puesto que el Artigo no tiene una unidad óptica, usted tendrá que conectarle una por USB para instalar el sistema operativo. Cargué Windows XP sin ningún problema y encontré que la unidad tiene un desempeño razonablemente capaz para tareas básicas como navegar por la Web, usar el correo electrónico y el procesamiento de textos. Desafortunadamente, el chip de gráficos a duras penas pudo reproducir los vídeos en Flash y limitó mi resolución de pantalla a unos míseros 1.024 por 768 píxeles. El chip también se limita a DirectX 7, lo que significa –entre otras cosas– que no servirá para Windows Vista (que necesita por lo menos DX9).

Otros puntos negativos son un ventilador de CPU demasiado ruidoso, una cubierta negra propensa a acumular manchas y la integración de un puerto VGA en vez de una conexión DVI (la caja incluye un accesorio para DVI, pero no se puede usar con el chasis del Artigo).

Es relativamente fácil pasar por alto las limitaciones del Artigo cuando se consideran las posibilidades. Imagino que podría usarlo como una PC secundaria en la cocina, montado bajo un gabinete (junto con un pequeño LCD) y usar un ratón y un teclado inalámbricos. O podría usarlo para probar software, conectado a un conmutador KVM para reemplazar las máquinas virtuales que he discutido en el pasado con un hardware real. O podría servir como el equipo Linux de escritorio que usted lleva tiempo pensando en construir.

El uso más curioso para mí es el potencial de juntar al Artigo con el excelente Microsoft Windows Home Server OS. Pero a la hora de ir a imprenta esta edición, Via todavía estaba trabajando en una corrección del BIOS para que los dos productos trabajaran juntos. El Artigo pudiera ser un fantástico servidor de poca energía (como equipo de escritorio, consumió menos de 20 vatios en el uso normal durante mis pruebas). Además, en esa capacidad, la debilidad de sus gráficos no sería tan importante, aunque pudiera necesitar una unidad de disco duro más grande.

Sería sumamente interesante –y práctico– tener el servidor de mi hogar dentro de mi PC de escritorio. Y al estar en el interior, evitaría dejar huellas de mis dedos en su reluciente cubierta negra.

-Por Tom Mainelli

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *