1

TV de alta definición: ¿Qué hay en el futuro?

Hace cinco años, cualquier televisor de pantalla plana podía causar asombro y la alta definición era una cosa rara.

Hoy, aunque los televisores de panel plano sólo se encuentran en el 25 por ciento de los hogares estadounidenses, son tan comunes que han perdido el factor asombro. Entonces ¿a dónde va ahora la HDTV?

Las mejoras en la nitidez de la imagen y los adelantos en el tamaño de pantalla probablemente serán graduales. “Lo mismo sucedió con las computadoras: si usted espera un poco, siempre habrá algo mejor al doblar de la esquina”, dice el analista de HDTV, Paul Gagnon, que trabaja para DisplaySearch.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/7DDA001E0A988F3A852574130017983C/$File/pag6monitorhpabr08.gif">]

Pero el próximo paso para la HDTV no está necesariamente en la tecnología. Está en la experiencia visual, que pone en primer plano otras consideraciones anteriormente secundarias, como el diseño, la facilidad de uso y el audio integrado. Como resultado, a usted no solamente le gustará lo que ve en su aparato sino que también pasará un mejor rato disfrutando del contenido en su hogar.

Visto bueno al diseño

En este mundo posterior al iPhone, donde reina el diseño industrial, los fabricantes de televisores están prestando especial atención a la apariencia y disposición del entorno de funcionamiento de sus productos, así como a la integración del software con el hardware.

“Todo el mundo está buscando una característica única”, afirma Gagnon. “Se ve en las PC portátiles, se ve en los teléfonos móviles y por eso ahora todos quieren crear un diseño memorable en un televisor”.

De la misma manera que los teléfonos móviles, las cámaras digitales y las PC portátiles ahora vienen con cubiertas de colores, los televisores también están abandonando el diseño básico de color negro. Asimismo, los fabricantes están prestando atención a los elegantes detalles que se encuentran en productos más pequeños. LG Electronics, por ejemplo, recientemente presentó aparatos de televisión con ajustes de color y de estilo. El LG40 de 32 pulgadas tiene un pedestal curvo y un marco frontal de color rojo; la parte trasera del LG60 también es roja, y usted puede ver un toque de color que asoma a través del lado y del frente.

Un énfasis aun mayor este año estará en la delgadez. Hitachi, JVC y LG han dado a conocer aparatos delgados que varían de 1,5 a 1,7 pulgadas de grosor. Fabricar televisores tan delgados es un desafío tecnológico. LG, por ejemplo, logró la profundidad de 1,7 pulgadas de sus productos rediseñando la ubicación de los circuitos para ponerla alrededor del módulo LCD –y rediseñando de paso la cubierta del televisor– para eliminar el espacio inutilizado. En el futuro, usted verá aparatos aun más delgados en el mercado: la nueva planta de fabricación de Sharp comenzará la producción en serie el próximo año y podrá producir paneles ultradelgados de 60 pulgadas.

A pesar de los perfiles más delgados, este año los fabricantes de televisores están integrando numerosas características nuevas en sus gabinetes, de las cuales la principal son los altavoces mejorados. Una serie de compañías, entre ellas Panasonic, Philips, Samsung, Sharp y Westinghouse, han agregado altavoces que apuntan hacia abajo en vez de hacia el frente, y que según los expertos en audio producen un sonido más rico. Además, en sus modelos más recientes, LG ha colocado altavoces ocultos (detrás del gabinete) para que el marco frontal se vea liso. JVC incluso ha presentado varios modelos que tienen un “puerto para iPod” integrado, que permite reproducir el audio y vídeo de un iPod en su televisión.

Este año también tomarán vuelo los televisores que se conectan a las redes del hogar para que usted pueda aprovecharse de su contenido. El año pasado, Hewlett-Packard y Sony estaban en la vanguardia de esta tendencia y Pioneer ofreció algunos aparatos que cumplían con las normas de la Digital Living Network Alliance (para asegurar que podrán interactuar con otros dispositivos de DLNA como PC, consolas de juego y dispositivos de almacenamiento que estén en la red de su hogar). HP está instalando en todos sus modelos de 2008 un Windows Media Center Extender, que le permitirá acceder a los multimedios de su PC a través de una red del hogar. A finales de este año, Sony agregará a sus aparatos una opción DMeX (Digital Media Extender) para que puedan interactuar con las redes compatibles con DLNA.

La conectividad de Internet también tiene cabida. En el Salón de Electrónica del Consumidor (CES) celebrado en enero, Sharp presentó modelos con su servicio Aquos Net (para recibir contenido personalizado de la Web); Panasonic reveló su servicio VieraCast (para ver vídeos de YouTube y acceder a fotos por medio del sitio de compartir fotos Google Picasa); y Samsung mostró televisores que pueden recibir una fuente de noticias RSS generada por USA Today. Se espera que todos aparezcan durante este año.

Como ocurre con todos los nuevos atributos no esenciales, algunos de estos elementos probablemente serán efímeros. El desafío para los fabricantes es encontrar el equilibrio correcto entre las prestaciones más avanzadas y el precio en un mercado muy competitivo.

“Por ahora, simplemente están tanteando sin precipitarse”, observa Gagnon, de DisplaySearch. “Creo que muchos fabricantes vacilan antes de integrar características cuyo éxito no está asegurado”. La desventaja de un resbalón de este tipo es obvia: aumentar los precios de los televisores para agregar una nueva característica que nadie usa es un desperdicio de dinero tanto para el fabricante como para el consumidor.

LCD y plasma: la tecnología del futuro ahora

La resolución sigue siendo un área muy competitiva entre los fabricantes de televisores de alta definición. En años anteriores, la resolución normal era de 720p. Este año, la balanza de inclina hacia 1080p, la resolución máxima para HDTV. Entre los LCD, que tienen una ligera ventaja de brillantez sobre los plasmas, la mayoría de los aparatos de 720p vendidos este año serán modelos de pantalla más pequeña (37 pulgadas y menos) a precios de ganga. Entre los televisores de plasma, conocidos por sus imágenes de alto contraste en pantallas enormes, usted tendrá más opciones de 1080p que nunca. Para el próximo año, este cambio en la resolución de los plasmas será casi total; por ejemplo, Pioneer dice que habrá eliminado los aparatos de 720p de su línea para el 2009. Sin embargo, para el futuro previsible los modelos LCD seguirán ofreciendo pantallas menores de nivel básico de 720p (con dimensiones de 20 a 32 pulgadas), que no se benefician tanto de la resolución de 1080p.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/7DDA001E0A988F3A852574130017983C/$File/pag7sharpabr08.gif">]

Otras mejoras tecnológicas están en camino. La tecnología de 120 Hz en los televisores LCD –que ayuda a estos paneles a manejar mejor el movimiento rápido, como los programas deportivos o de acción– aparecerá en los modelos de nivel intermedio este año.

El año pasado, un televisor con esta tecnología costaba de US$500 a US$600 más que uno sin ella, pero este año esa capacidad debe agregar solamente US$200 o US$300 al precio, explica Tim Alessi, director de desarrollo de productos de LG. Para el próximo año, Alessi cree que el costo adicional será menor o nulo.

Ahora que la tecnología de 120 Hz se está haciendo más común, los fabricantes de televisores LCD pueden concentrarse en otros adelantos potenciales, como la iluminación de fondo basada en LED en modelos más económicos. Las pantallas con iluminación de fondo por LED, también presentadas el año pasado (por Samsung), pueden ofrecer una gama más amplia de colores y mayor contraste. Dolby, compañía pionera del sonido, se encuentra entre las empresas que están explorando esta tecnología. Actualmente, las pantallas iluminadas por LED siguen siendo una rareza, limitadas a uno o dos modelos de alto costo al año. Gagnon, de DisplaySearch, no espera verlas en mayores cantidades en los próximos uno o dos años, pero cree que con el tiempo su precio y su disponibilidad mejorarán.

Recientemente, los fabricantes de televisores plasma también han dado algunas pistas de lo que tienen preparado. Por ejemplo, en el Salón de Electrónica del Consumidor de enero, Pioneer demostró dos conceptos de tecnología bastante curiosos: “el negro absoluto” y pantallas de plasma muy delgadas.

“El negro absoluto” se refiere al color de la pantalla antes de que aparezca cualquier imagen en ella; todos los paneles de televisión emiten cierta cantidad de luz, lo que hace el fondo más gris oscuro que negro. “Si no podemos comenzar con un lienzo completamente negro, todos los colores lucirán más apagados”, explica Paul Meyhoefer, vicepresidente de mercadeo y planificación de productos de Pioneer para las pantallas de plasma. Con la nueva tecnología, “usted puede entrar en una sala totalmente oscura y no verá la imagen, ni la TV ni ninguna otra luz emitida por el televisor. Porque ahora podemos crear el negro, podemos crear mucho más color y mucha más profundidad y dimensión en el mismo”.

Pioneer también demostró una tecnología prototipo de plasma que produce una pantalla que mide 9mm (o 0,35 pulgadas) de grueso (sin el sintonizador de TV). “Tiene básicamente el espesor del cristal”, apunta Meyhoefer. “Nuestro objetivo es tomar ambas tecnologías e integrarlas en un concepto de diseño ultradelgado”.

Mientras tanto, Panasonic está trabajando para mejorar la eficiencia luminiscente, que servirá para producir paneles de plasma más brillantes que consumen menos energía y que puedan competir mejor con la brillantez de los LCD. En el CES la compañía presentó un prototipo de televisor de plasma delgado con una profundidad de sólo 24,7 milímetros, apenas una pulgada.

OLED: Todavía demasiado caro

Después de lo que parecieron ser años de mucha propaganda, la tecnología de pantalla OLED (diodo orgánico emisor de luz) finalmente se ha convertido en una realidad para las pantallas grandes: En el CES, Sony introdujo el primer televisor OLED orientado a los consumidores. El XEL-1 de 11 pulgadas ofrece colores brillantes e imágenes de alto contraste en un panel ultradelgado (sólo 3 milímetros de grosor), pero el costo de US$2.500 no es ningún adelanto para el consumidor corriente y más bien una demostración de concepto. Sony dice que tiene planes de presentar pantallas más grandes el próximo año.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/7DDA001E0A988F3A852574130017983C/$File/pag8pantallasabr08.gif">]

Otros fabricantes están siguiendo de cerca los pormenores de OLED, pero sólo Samsung se pronunció públicamente acerca de sus planes futuros. La compañía mostró dos prototipos de pantallas OLED en la exhibición, uno de 14 pulgadas y otro de 31; sin embargo, como otros fabricantes, Samsung no espera traer pantallas OLED al mercado hasta el 2009 por lo menos, cuando los modelos sean más baratos de producir.

Para muchos vendedores, OLED permanece en la periferia. “Todavía es una novedad”, dice Alessi de LG. Gagnon, de DisplaySearch, pronostica que la tecnología probablemente no alcanzará el auge hasta dentro de tres o cuatro años.

Cuándo comprar

Si usted va a comprar un televisor de alta definición ahora, ninguno de los acontecimientos programados para este año y para después es suficiente razón para aplazar sus planes. Las mejoras de diseño, sonido y resolución van a ser todas bienvenidas, pero cuando finalmente lleguen no van a hacerle lamentar la compra de un aparato hoy. Y tampoco se cohíba por la promesa distante de precios más bajos: según IDC y DisplaySearch, los precios de la HDTV no caerán tan rápido este año como lo han hecho en el pasado.

-Por Melissa J. Perenson

Visite el sitio w.ww.pcwla.com/buscar/ 08040601 para leer el artículo completo.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/7DDA001E0A988F3A852574130017983C/$File/pag7recuadroabr08.gif">]

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *