1

Cómo comprar y vender en eBay sin que le estafen

Pregúnteles a los usuarios de eBay sobre las subastas fraudulentas y las estafas en el pago y la respuesta siempre será la misma: aunque eBay puede ser un mercado magnífico, tanto compradores como vendedores deben tener cuidado.

El Centro de Quejas del FBI sobre el Crimen en la Internet informa que más de la mitad de las quejas de fraude en línea tienen que ver con las subastas. Por suerte, el número total de quejas ha disminuido en los últimos años, quizás porque eBay reforzó su vigilancia o porque los clientes son más conscientes del fraude.

La compañía tiene una barra de herramientas contra fraude gratuita (puede bajarse desde www.pcwla.com/buscar/08051801) que se supone identifique los sitios de “phishing”, y además un dispositivo electrónico, la llamada PayPal Security Key (US$5), que funciona con una PC para proteger la identificación de los miembros (www.pcwla.com/buscar/08051802).

eBay ya no permite que los vendedores dejen comentarios negativos sobre los compradores, eliminando así el temor a las represalias que había impedido a muchos compradores reportar las transacciones malogradas.

Los vendedores que ofrecen productos de alto riesgo, como las computadoras, o que no satisfacen ciertas normas para conocer la reacción de los compradores, ahora tienen que aceptar pagos mediante PayPal o por tarjetas de crédito. PayPal incluso detendrá completamente los pagos de algunos vendedores hasta que el comprador deje un comentario positivo o hasta que pasen 21 días sin una reclamación.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/D4873A4886C8117585257432000C12F1/$File/pag18ebaymayo08.gif">]

Pero incluso con todas esas seguridades, los riesgos persisten. La mayor parte del fraude perpetrado en eBay ocurre en tres categorías generales: el secuestro de cuentas, donde los “phishers” ganan acceso a cuentas legítimas y las usan para defraudar a otros vendedores o compradores; la venta de mercancía falsa o distorsionada; y el fraude en el pago. Aquí explicamos algunas medidas que usted puede tomar para evitar convertirse en una víctima.

Nunca responda a mensajes de correo electrónico (ni pulse en vínculos dentro del correo) que supuestamente venga de eBay, aun cuando los esté esperando: en su lugar, entre a My eBay, donde podrá tener acceso directo a todos los mensajes genuinos, la actividad de subastas y la información de su cuenta.

Inspeccione su página My eBay regularmente: Informe inmediatamente al Centro de Seguridad de eBay si descubre transacciones no autorizadas.

Nunca pulse en los vínculos creados por usuarios dentro de los listados de subastas: Pudieran ser vínculos de phishing que conducen a páginas falsas de eBay.

No permita que su navegador se conecte automáticamente a eBay ni a PayPal: Use contraseñas diferentes para los dos sitios. Considere usar la eBay Toolbar.

Use software antivirus y de contraespionaje: Este software puede impedir la infección de caballos de Troya que roban contraseñas y secuestran su DNS.

Deje comentarios solamente si quedó satisfecho: Una vez que deje sus comentarios, perderá toda la ventaja que tiene frente a la otra parte.

Compradores, estudien bien a los vendedores: Vean los comentarios de otros compradores. Cuidado con las subastas cortas (de uno o tres días), con los vendedores o artículos en el extranjero y con los vendedores que de pronto venden mercancías que nunca antes habían tenido a la venta. Ciertas etiquetas como PowerSeller o SquareTrade no son garantías.

Conozca su mercancía: Si usted no es un experto en los artículos que tiene en mente, le será casi imposible reconocer las falsificaciones. Google, o cualquier otro motor de búsqueda, le ayudará en su investigación.

Haga preguntas: No haga ofertas hasta que sepa las respuestas. No presuma nada. Las implicaciones son simplemente eso, no son promesas. Pida fotos detalladas, detalles de la condición del artículo, política de devolución y costos de embarque. Y lea todas las palabras en el listado.

Pague siempre sus compras con una tarjeta de crédito: Así podrá pedir un rechazo de débito en caso de falsificación.

No use una tarjeta de débito con PayPal: Las protecciones que usted recibe con las tarjetas de crédito son más fuertes y más fáciles de usar que las de PayPal.

No pague con cheque: Si el vendedor no acepta pagos mediante PayPal, piénselo dos veces antes de hacer una oferta, especialmente para artículos de precio elevado.

Nunca use Western Union ni otros servicios de transferencia electrónica.

Considere hacer sus compras con vendedores electrónicos convencionales: Aunque los estafadores también se pueden anunciar en los motores de compra, usted se sentirá más tranquilo haciendo negocio con una compañía grande de confianza. Los costos de embarque, que frecuentemente son más inflados en eBay, también pudieran ser más bajos.

Demore en presentar su oferta: Usando servicios como AuctionStealer.com para poner su oferta máxima en los últimos segundos de la subasta podrá protegerse de las licitaciones de cómplices.

Sólo acepte segundas oportunidades de presentar ofertas a través de My eBay: Las otras pudieran ser estafas.

Como vendedor, no permita devoluciones: A menos que se gane la vida vendiendo en eBay y que pueda desarrollar protecciones, las devoluciones podrían causarle problemas. Explique bien su política en sus listados.

Espere uno o dos días antes de embarcar su mercancía: Es posible que PayPal tenga que revertir el pago del comprador, o que eBay anule la subasta.

Espere a que el cheque del comprador sea acreditado: Es aceptable admitir cheques y giros postales para las mercancías que usted vende, pero sólo hágalo si está dispuesto a esperar dos semanas antes de embarcar el artículo. También explique ese período de espera claramente en sus listados.

Envíe artículos solamente a las direcciones que pueda verificar: El sistema de confirmación de direcciones de PayPal proporciona la seguridad de que su artículo irá al propietario de la cuenta, en vez de a un secuestrador.

Por último, si le estafan, infórmelo no solamente a eBay sino también a la Comisión Federal de Comercio, al Centro de Quejas sobre Crímenes en Internet, al Better Business Bureau, a la Liga Nacional de Consumidores, al Servicio Postal de EE.UU. (si un producto fue enviado o pagado por medio de ese servicio) y a PayPal (si lo utilizó). Mientras más informes llene, más posibilidades tendrá de que alguien haga algo por usted.

Ni siquiera los vendedores más experimentados son inmunes a las estafas. Lea en www.pcwla.com/buscar/08051800 cómo nuestro colaborador James A. Martin escapó por un pelo de ser timado por un comprador en eBay.

-Por Becky Waring

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *