1

Dispositivo práctico permite a los viajeros detectar puntos calientes de Wi-Fi

El Digital Hotspotter HS-20 (US$60), un dispositivo con tamaño de bolsillo de Canary Wireless, detecta y analiza rápidamente las redes Wi-Fi disponibles cuando usted se encuentra fuera de su casa.

Pulse el botón de encendido en este robusto dispositivo y la pantalla monocromática del Hotspotter presentará rápidamente una lista de hasta 20 señales de Wi-Fi detectadas por SSID (nombre de la red), con el tipo de cifrado (si lo tiene) y la fuerza de la señal. El texto, situado en la base de una pantalla que tiene el tamaño de un sello de correo, se desplaza para mostrar el tipo de red (802.11b/g/n, pero no /a) y cuál de los 11 canales Wi-Fi de 2,4 GHz utiliza. Las redes que no usan cifrado aparecen como Abiertas. El Hotspotter cuesta más que otros detectores de señal, pero la mayoría de los dispositivos más baratos no puede identificar el SSID y el cifrado de una red. Canary Wireless dice que “usa un motor 802.11 real, para no mostrar lecturas falsas creadas por las señales de Bluetooth, por teléfonos portátiles, o por los hornos de microondas”. Las pruebas que realicé confirman estas afirmaciones. Y es bueno saber si una red está abierta antes de sacar la PC portátil y encenderla.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/609C8C2A999CDD66852574530083999E/$File/pag52canariasjun08.gif">]

Digital Hotspotter HS – 20

Canary Wireless

Detector de Wi-Fi pequeño y preciso que sólo se ve afectado por un apagado prematuro. Precio comercial: US$60

www.canarywireless.com

La única crítica que tengo del Hotspotter es su apagado automático en 30 segundos. Esta rápida suspensión puede ahorrar baterías (el dispositivo viene con dos pilas AAA), pero 30 segundos es un período demasiado corto. Si usted se distrae en medio de la detección, el Hotspotter se apagará antes de que termine.

Si usted viaja frecuentemente con una PC portátil o quiere comprobar rápidamente la seguridad de las redes Wi-Fi de su compañía, el Hotspotter puede ser la solución.

-Erik Larkin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *