1

Chips basados en potencia aumentan los controles de seguridad en los autos

Una bolsa de aire liberada a tiempo es fundamental para salvar vidas en un accidente, y la liberación podría ser aún más eficiente si los nuevos chips que fueron anunciados cumplen con las expectativas.

STMicroelectronics y Freescale Semiconductor anunciaron el viernes, por separado, nuevas unidades microcontroladoras (MCUs por su nombre en inglés) – también llamadas minicomputadoras – basadas en arquitectura de potencia de 32-bit, las cuales pueden aumentar la seguridad de un automóvil al incluir chips que monitorean y controlan funciones como la liberación de las bolsas de aire y el control de los frenos. Las nuevas MCU están basadas en tecnología que fue desarrollada por ambas compañías en conjunto.

Los grandes avances en tecnología automotriz, como unidades de control de motor y funciones de seguridad, han impulsado a los fabricantes de chips a acelerar los MCU para que manejen aún más funciones, dijo Ray Cornyn, director de productos microcontroladores automotrices de Freescale. Por ejemplo, como la eficiencia en el uso del combustible se está convirtiendo en una preocupación cada vez más grande, se necesita más potencia de procesamiento para controlar el consumo de combustible a través de un mejor control del motor y los tiempos de ignición.

Uno de los nuevos procesadores de STMicroelectronics, el MCU MPC560xP, añade más potencia de procesamiento a los controles de seguridad de los vehículos, que también incluye controlar los frenos y la estabilidad. A lo largo de los últimos 10 años, se han añadido nuevas funciones a los sistemas de las bolsas de aire, y los nuevos chips de 32-bit proveen los caballos de fuerza necesarios para cumplir con los requisitos de seguridad para asegurarse de que los sistemas están corriendo y desplegándose correctamente, dijo Cornyn.

El MCU es un sistema en un chip que ejecuta funciones pequeñas, pero muchas veces importantes, en un auto, como el control de los frenos, el aire acondicionado y el ajuste de los asientos, dijo Michael Markowitz, un vocero de STMicroelectronics. No es un procesador para propósitos generales, cada MCU está orientado hacia cierto periférico que realiza un función específica.

“El objetivo es hacer que el hardware llenara los requerimientos necesarios… y no sobre desarrollarlo, por nadie va apagar por herramientas que no usa”, dijo Markowitz.

STMicroelectronics y Freescale también introdujeron individualmente otros nuevos MCUs, basados en diseños que desarrollaron conjuntamente para el control del motor, manejando instrumentos como el tablero, y para controlar los cuerpos eléctricos, como las luces y las puertas. El chip de Freescale debería estar en los autos el próximo año, dijo Cornyn.

Los MCUs serán manufacturados con tecnología de 90 nanómetros y fueron desarrollados como parte de un programa de diseño conjunto que las compañías iniciaron en enero de 2006. Freescale desarrolló, originalmente, la arquitectura de poder embebido con IBM en 1990, cuando Freescale era una división de Motorola.

Los nuevos MCUs pueden correr hasta a 100Mhz, e incluyen hasta 1.5 MB de memoria flash, dijo Cornyn. Hasta hace algunos años, los procesadores corrían a 10 Mhz.

Ambas compañías declinaron a decir el nombre de los compradores del nuevo chip.

Los fabricantes de autos por lo general desarrollan sus propias aplicaciones para los MCUs basados en los diseños internos del auto, dijo Cornyn. Freescale proveerá las herramientas de desarrollo y ofrecerá soporte para Autosar, un sistema operativo genérico para las MCUs desarrollado por un consorcio de compañías de autos y semiconductores. El sistema operativo, que será implementado en MCUs automotrices en los próximos años, debería facilitar la comunicación entre los módulos, dijo Cornyn.

Mientras el panorama de los vehículos cambia, el desarrollo de microcontroladores estará orientado a aplicaciones de alto desempeño como telemática y radar para controlar la velocidad de traslado, las cuales requieren caballos de fuerza y memoria, dijo Cornyn. El año pasado la compañía lanzó un MCU de 32-bit multinuclear para un sistema de frenado electrónico junto a Continental, una compañía que provee frenos electrónicos.

MCUs poderosos también serán necesarios para los híbridos y carros que se conducen con celdas de combustible, que corren más funciones en MCUs que los autos convencionales, dijo Cornyn. La compañía también reflexiona sobre el desarrollo de MCUs de 64-bit, aunque todavía no se ha visto la necesidad de ello.

Por Agam Shah

IDG News Service (San Francisco Bureau)

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *