1

Cómo construir una PC superrápida y supersilenciosa, 1a parte

Mientras más viejo me pongo, menos tolero las PC ruidosas. Así que mi nueva computadora de escritorio tenía que ser silenciosa, no solamente rápida. ¡Ah y tampoco podía costar mucho!

Cuando el equipo de escritorio que me había construido en casa falleció inesperadamente de lo que el forense describió como aneurisma de la tarjeta madre, hice lo que cualquier tecnomaníaco hubiera hecho. Me volví medio loco durante 5 minutos y luego comencé a pensar en el próximo equipo que iba a construir.

Pensando en mis criterios esenciales de velocidad, silencio y economía financiera, dirigí mi navegador hacia mis tiendas de piezas favoritas, saqué una tarjeta de crédito y me puse a trabajar. A continuación aparece la primera mitad de la lista de componentes que finalmente se convirtió en el fantástico nuevo sistema que describo en esta columna. Los precios indicados eran exactos a la hora del cierre.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/641A7ECED9938FA48525747100061535/$File/pag11core2duojul08.gif">]

Procesador: Mis últimas dos PC utilizaban CPU de AMD, pero esta vez estaba claro que debía optar por Intel, ya que sus chips tienden a ejecutar mucho mejor en la mayoría de los niveles de precio. Aunque un procesador de cuádruple núcleo de Intel sonaba atractivo, decidí que una CPU de doble núcleo bien optimizada tenía más sentido (de todas maneras, hay pocas aplicaciones hoy que utilicen bien los cuatro núcleos). Me decidí por el E8400, una CPU de 3 GHz basada en el nuevo proceso de fabricación de 45 nanómetros de Intel. El chip es rápido, funciona sin generar mucho calor y es tan popular con los entusiastas (y, por consiguiente, tan difícil de encontrar) que gasté US$260 en él a pesar de que Intel lo anuncia por US$179.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/641A7ECED9938FA48525747100061535/$File/pag118800gtjul08.gif">]

Enfriamiento de la CPU: Los disipadores de calor normales para CPU son para esas personas a las que no les importa trabajar con un motor de turbohélice al lado, por eso opté por el Sythe Ninja Plus Rev B SCNJ-1100P, que utiliza seis tubos para extraer el calor del procesador por sus aletas de aluminio. Este calor es entonces soplado por un ventilador de 120mm que va conectado al costado del disipador. El costo de US$39 (antes de un reembolso de US$10) no es muy bajo y el dispositivo no resultó muy fácil de instalar (hay que hacerlo antes de instalar la tarjeta madre en el chasis). Pero la complicación valió la pena: mi CPU todavía no ha llegado a la marca de 32°C mientras funciona; e incluso sin la cubierta de la PC, el ventilador apenas se oye.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/641A7ECED9938FA48525747100061535/$File/pag11ventiladorjul08.gif">]

Tarjeta madre: En la elección de la Gigabyte GA-P35-DS3L, me vi influenciado por su calificativo Ultra Durable 2 (mis dos últimas PC sucumbieron a problemas relacionados con la tarjeta madre). Además, es enfriada 100 por ciento de una forma pasiva, acepta mi nueva CPU y sólo cuesta US$88. Basada en el conjunto de chips Intel P35, la tarjeta madre debe su durabilidad a sus condensadores sólidos de polímero de aluminio. Gigabyte dice que la tecnología permite una mejor regulación del voltaje, aumenta la estabilidad y alarga la longevidad de la PC. Esto no lo he podido comprobar aún, pero hasta ahora mi nuevo sistema ha sido sólido como una roca.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/641A7ECED9938FA48525747100061535/$File/pag12tarjetajul08.gif">]

Tarjeta de gráficos: Aunque no gasto mucho tiempo jugando en mi PC, exijo una tarjeta de gráficos de alto nivel. Para este sistema quería algo que tuviera la GPU NVidia 8800 GT, que está unos escaños por debajo (en calidad y precio) de su línea de vanguardia, la GTX. Me complació poder encontrar la tarjeta ECS N8800GT de 512MB con un disipador de calor pasivo incluido que la enfría en silencio. La tarjeta costó US$245 (antes de un reembolso de US$50) e incluye el fantástico sistema de enfriamiento S1 de Artic Cooling, que utiliza una serie de tubos de cobre conectados a 32 aletas que corren a lo largo de la tarjeta. Para acomodar esta tarjeta bastante larga se necesita un chasis grande. No utilicé los ventiladores opcionales, ya que no tengo intenciones de acelerar el reloj, y la tarjeta es rápida y silenciosa.

El total hasta ahora (antes de los US$60 en reembolsos): US$632. El próximo mes presentaré mis opciones para la RAM, la unidad de disco duro, la unidad óptica, el chasis, la tarjeta de sonido, los altavoces y el sistema operativo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *