1

Presentando: Películas en alta definición

Tanto si usted se decide por un reproductor Blu-ray como si baja vídeos desde la Red, estas que aquí presentamos son las mejores opciones para ver películas de alta definición en su televisor. ¡Y atención cinéfilos: ya no tienen por qué sacrificar calidad!

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/BF9539B8F7D2E67D852574760014CCBA/$File/pag55kul08.gif">]

Blu-ray: Las nuevas características que hay que buscar

A principios de año, Blu-ray Disc emergió como ganador de la intensa batalla de los formatos de la próxima generación, al derrotar al HD DVD de Toshiba. Aunque ya no existe esta competencia, una guerra aun más extensa por la supremacía de la alta definición en el hogar está lejos de terminar. El vídeo digital que se baje desde Internet o se envíe en transferencia continua competirá con Blu-ray Disc por la preferencia de los espectadores en el futuro cercano, aunque ninguna de esas alternativas se puede enfrentar a Blu-ray actualmente, ni en calidad de imagen ni en cantidad de contenido.

Antes de comprar un reproductor de Blu-ray Disc usted necesitará seguir un cursillo para aprender la nueva terminología Blu-ray. Este formato ha atravesado algunos cambios en su desarrollo, lo que ha dado como resultado que algunos reproductores acepten (o no) diferentes características. Ya van dos años que se está vendiendo el formato y durante más de año y medio no se requirió que los fabricantes prepararan sus equipos para funcionar con BonusView y BD-Live, dos características que actualmente influyen sobre la clase de funciones adicionales que un reproductor pueda ofrecer.

Para los fanáticos del material extra en los filmes, como las entrevistas a los directores o los documentales sobre cómo se filmaron, BonusView es una característica estupenda, casi imprescindible. BonusView (anteriormente conocida como Blu-ray profile 1.1) permite reproducir contenido “imagen en imagen” en discos que estén habilitados para usarlo. Los reproductores que lo implementan son capaces de manejar una segunda fuente de vídeo y de audio. Esto significa que el reproductor puede realizar efectos de mezcla de sonidos generados en el propio aparato (como sonidos de navegación en el menú) junto con el sonido propio del filme.

La otra nueva característica que debe buscarse, BD-Life (anteriormente conocida como Profile 2.0), puede ser usada para actividades de conexión a la Internet, como juegos interactivos y redes sociales. Los reproductores con BD-Live tienen, además de BD-Live, un puerto Ethernet para bajar y reproducir contenido usando la Internet, así como un sistema de archivos interno para poder administrar el contenido. Los primeros ejemplos de contenido BD-Live han sido bastante limitados (cortos promocionales, por ejemplo), pero los estudios están preparando ofertas mucho más complejas.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/BF9539B8F7D2E67D852574760014CCBA/$File/pag56bluejul08.gif">]

Desafortunadamente, la especificación Blu-ray permite a los fabricantes decidir si incluyen el requisito mínimo de BD-Live de contar con 1GB de almacenamiento en el reproductor. Algunos fabricantes incluirán almacenamiento en el dispositivo, mientras que otros le pedirán a usted que aporte una tarjeta de memoria flash o una unidad USB 2.0 externa para completar su reproductor.

Reproductores BD: La cosecha actual

Para esta ronda de pruebas tomamos seis reproductores de Blu-ray y los llevamos al Centro de Pruebas de PC World. Tres unidades –la Pioneer BDP-95FD (US$ 1.000), la Samsung BD-P1400 (US$400) y la Sharp BD-HP20U(US$550)– son modelos viejos que no aceptan las posibilidades de BonusView de Blu-ray. Otros dos reproductores –el Panasonic DMP-BD30 (US$500) y nuestra Mejor Compra, el Philips BDP7200/37 (US$ 400)– son compatibles con BonusView, pero no con BD-Live. La sexta unidad, la PlayStation3 de Sony (US$ 400), ha sufrido numerosos cambios desde la última vez que la evaluamos como reproductor de Blu-ray Disc, incluyendo actualizaciones que lo hacían compatible con BonusView y BD-Live.

Realizamos nuestras evaluaciones en el Centro de Pruebas de PC World usando una pantalla plasma Pioneer de 50 pulgadas PRO-FHD1, un receptor de audio/vídeo Pioneer Elite VSX-82TXS, y un sistema de sonido envolvente Classic series 5.1 de NHT (configuramos los reproductores para que realizaran su propio procesamiento de sonido). Nuestras pruebas incluían escenas de varias películas: las versiones de definición estándar de El Señor de los Anillos: El retorno del Rey y el Fantasma de la Ópera, así como las películas en alta definición Cars, Buenas noches y buena suerte, Misión Imposible III, El fantasma de la Ópera y Los investigadores.

También consideramos la pérdida de resolución de vídeo y los artefactos en la imagen usando la prueba HD HQV Benchmark de Silicon Optix. Realizamos las pruebas de sonido con el canal no comprimido PCM (si quiere saber más, lea la discusión sobre códecs de audio bajo el título "Funciones avanzadas") de El Último Vals, un clásico que contiene una acústica estelar.

Una cosa que notamos apenas comenzamos a probar: no todos los reproductores Blu-ray se parecen entre sí. Encontramos variaciones sorprendentes en la forma en que los seis reproductores mostraron nuestros capítulos de prueba en la pantalla de plasma Pioneer PRO-FHD1.

Por ejemplo, un reproductor, el Pioneer, tendió a mostrar imágenes precisas, pero algo obscuras. Por su parte, tanto el Panasonic como el Samsung generaban imágenes que lucían un poco lavadas y la consola de juegos Sony producía imágenes que carecían de la tridimensionalidad e intensidad de algunos de sus competidores autónomos.

El reproductor Sharp produjo la mejor calidad de imagen entre todos. Además, fue el único que recibió el grado de Superior en la evaluación de nuestro jurado gracias a su magnífico manejo de colores, brillo y contraste (especialmente evidente en la escena inicial del filme en blanco y negro Buenas noches y buena suerte, y en una difícil escena filmada de día para que parezca de noche, en Los Investigadores.

La sexta unidad, el Philips, llegó en un segundo lugar, muy cercano al Sharp, en cuanto a calidad de imagen se refiere: produjo algunos de los mejores resultados con un agradable contraste y colores bien balanceados.

En cuanto al rendimiento en el audio, el Pioneer y el Sharp se pelearon los honores: los dos produjeron un sonido nítido y con cuerpo. El Philips y el PlayStation3 terminaron en un empate virtual con los dos modelos anteriores según nuestro jurado, aunque debo admitir que mi oído extremadamente sensitivo pudo captar una clara diferencia. Los dos modelos restantes –el Panasonic y el Samsung– quedaron al fondo con una reproducción de audio mediocre: el sonido era incompleto y le faltaba la profundidad y riqueza de sus rivales.

FUNCIONES AVANZADAS:

El desarrollo es lento

De los modelos probados, tres aceptaban la función BonusView, el Panasonic, el Philips y el PlayStation3. Sólo uno, el Playstation3, podía manejar BD-Live también. Bajo la especificación Blu-ray todos los reproductores deben estar preparados para manejar películas con menús complejos y adornados (creados en BD-Java). Uno de los reproductores, el Samsung, falló nuestra prueba de BD-Java: se negó a cargar la película Cars de Disney, lo que nos impidió verla (y mucho menos el contenido adicional, que tiene abundancia de Java). Esto fue así a pesar de que esperamos los 3 minutos que el disco recomienda.

Más allá de conocer a qué partes de la especificación Blu-ray se adhiere un reproductor, otra consideración importante debe ser qué códecs de audio acepta. Todos los reproductores que probamos tenían salida Linear PCM (LPCM), un método de codificación sin compresión. Algunas unidades contaban con capacidad interna para los nuevos códecs sin pérdida Dolby TrueHD y DTS-HD Master, que se usan para algunas películas; otros producen el sonido usando Bitstream; y hay otros incluso que sólo aceptan las transferencias continuas centrales dentro de los códecs (lo que significa que usted obtiene algo muy parecido a Dolby Digital, por ejemplo).

La ventaja de tener decodificación de audio dentro del reproductor, tiene dos caras. La primera es que no necesitará usar un receptor que acepte esos códecs relativamente nuevos: ese receptor que es como un pilar para usted desde hace cinco años funcionará bien. Segundo, gracias a la decodificación interna usted podrá escuchar audio y ver vídeo en una segunda fuente (como podría ser la función de imagen en imagen, para ver comentarios sobre la película). Los receptores actuales no están preparados para decodificar ambas señales de audio, por lo que contar con un reproductor que sí pueda hacerlo es muy útil.

La decodificación de audio sin pérdidas dentro del reproductor es poco común. De los modelos aquí evaluados sólo el Samsung y el Sharp incluían Dolby TrueHD. Y ninguno de los modelos incluía compatibilidad con DTS-HD Master. Algunas de las unidades –la Panasonic, la Samsung y la Pioneer– tenían salida de audio sin pérdidas hacia un receptor externo usando bitstream.

Vea www.pcwla.com/buscar/08075901para información adicional sobre cómo se comportaron individualmente los reproductores Blu-ray en nuestras pruebas.

LO QUE VIENE:

La próxima generación de reproductores

Cuando el verano se transforme en otoño se espera que una nueva generación de reproductores salga a la venta. Panasonic, Pioneer, Samsung, Sharp, y Sony han anunciado modelos que deben salir a la venta en ese período. Estos nuevos reproductores deben, por lo menos, estar listos para las funciones de imagen en imagen de BonusView.

Algunos de los modelos actualizados también ofrecerán BD-Live. Como mencionamos antes, no todos los reproductores por venir contarán con memoria interna. Por ejemplo, Sony dice que su PlayStation3 (US$400) está lista para BD-Live, pero eso significa que el dispositivo necesitará una actualización del firmware e incorporar una memoria externa para poder ejecutar la función BD-Live. El BDP-S550 de Sony(US$500), esperado para el otoño [boreal] vendrá con capacidad total para BD-Live e incluirá 1GB de memoria en el dispositivo. El DMP-BD50 de Panasonic, esperado para principios del verano incorpora BD-Live, pero este reproductor de US$ 700 carece de la memoria integrada que sí tendrá el Sony BDP-550.

El audio será otra área donde ocurrirán mejoras. Los dos nuevos reproductores de Sony (la tercera generación), por ejemplo, expandirán sus salidas para tener sonido 7.1 y aceptarán codificación Dolby TrueHD y Dolby Digital Plus internamente; el BDP-550 añade también decodificación de DTS-HD Master Audio.

Con todos estos acontecimientos en el horizonte, ¿deberán abstenerse de comprar un reproductor Blue-ray los verdaderos conocedores del cine que tengan un televisor de alta definición en casa? La respuesta más corta es un enfático no. Un reproductor de Blu-ray sigue siendo la mejor manera de obtener una imagen 1080p nítida en un televisor de alta definición. Incluso con conversión vía HDMI, las películas de definición estándar ni se le acercan a sus homólogas en alta definición en lo que se refiere a colores y Detalle: la tecnología actual no puede replicar esa información si originalmente no se grabó en el disco.

Recomendaría a los posibles compradores que opten por un reproductor con capacidad para BonusView, como mínimo; digo esto aun a sabiendas de que la mayoría no se molesta en ver la información extra ni le importa contar con las posibilidades de imagen en imagen que les brinda BonusView. Si su meta es empezar a disfrutar de una gran calidad de imagen en la más alta resolución posible, nuestra Mejor Compra, el BDP7200/37 de Philips (US$400), que es apto para BonusView, resulta de gran valor dada su capacidad de reproducir excelente vídeo y sonido. El Sony PlayStation3 es también una excelente opción: su versatilidad significa que usted podrá empezar a disfrutar de las películas Blu-ray hoy mismo… y además podrá jugar el Grand Theft Auto IV.

-Por Melissa J. Perenson

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *