1

La muerte del sistema de Gestión de Derechos Digitales

Yahoo tocó las más recientes notas de las campanas fúnebres de la música protegida por la gestión de derechos digitales (o DRM, por su nombre en inglés), ya que la compañía decidió “abandonar a los usuarios que compraran pistas musicales de su tienda de música condificada con DRM”, de acuerdo al servicio de noticias de IDG.

La compañía cerrará la Yahoo! Music Store, junto con los servidores que renovaban las licencias de DRM, el 30 de septiembre. Después de eso, de acuerdo a la notificación enviada vía correo electrónico por Yahoo, “usted no podrá transferir canciones a computadoras no autorizadas ni renovar la licencia de estas canciones al cambiar de sistema operativo (el texto completo está disponible en el LA Times)”. Las canciones que suenan en una PC deberían seguir haciéndolo hasta que cambie el sistema operativo, y “respaldar su música en un CD de audio le permitirá volver a copiar la música en su computadora si las licencias de los archivos originales no pueden ser encontrados”, dice el correo.

El momento en que se desarrolla la jugada es un poco sorprendente, dado que Microsoft acaba de tratar de hacer lo mismo, pero revirtió el curso el mes pasado debido a la reacción de los consumidores y anunció que mantendría trabajando los servidores de renovación de licencias hasta el 2011. Pero no resulta sorprendente dada la manera en que ha decaído el DRM. Está muerto, Jim.

Con Apple como líder, más y más compañías están ofreciendo música libre de DRM a la venta. Los músicos van un paso más allá – Techdirt alaba a Trent Reznor por ofrecer de manera inteligente un CD de edición limitada a la venta, de la misma manera en que ofrece las pistas como descargas gratuitas.

Y finalmente, en una escala mucho mayor, BusinessWeek reporta que en Gran Bretaña se está reflexionando sobre un plan para cobrar un impuesto anual en usuarios de banda ancha. A cambio, las personas podrían descargar cuanta música les provocase, lo que hace que suene como un servicio nacional de suscripciones dirigido por el gobierno. Lo recaudado sería distribuido entre los dueños de los derechos de autor.

Una idea interesante, por decir lo menos. No sabemos si funcionará, pero seguramente no fallará tan estrepitosamente como el DRM.

Por Erik Larkin

PC World (US)

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *