1

¡Llegaron las megazooms!

Para muchos fotógrafos, un zoom óptico potente puede ser más valioso que una montaña de megapíxeles. Estas cámaras compactas de características avanzadas permiten tomar una foto difícil desde muy lejos.

Al acercarse el momento de máxima demanda de las cámaras compactas de bolsillo, los fabricantes han emergido de sus laboratorios con una nueva generación de híbridos: cámaras mutantes con visión superior. Estas cámaras mezclan los sencillos controles de los modelos de bolsillo con una óptica de gran calidad y funciones avanzadas que sólo ofrecían las cámaras réflex de un solo objetivo (SLR). Es una lástima que se les haya ocurrido apodarlas megazooms.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/D7B9B2768C838FA885257495000252E3/$File/pag53ago08.gif">]

La característica que define a estas unidades son unos lentes de mayor tamaño y zooms ópticos de alta potencia. Usted también obtiene en ellas la posibilidad de ajustar manualmente el nivel ISO, la apertura y la velocidad del obturador. No espere poder llevar uno de estos mastodontes en el bolsillo. Estos modelos más voluminosos sólo caben en una bolsa de cámara o en una mochila.

Probamos seis de las megazooms más nuevas de Canon, Casio, Fuji, Olympus, Panasonic y Sony (la de Canon es realmente un modelo del año 2007; la compañía no ha anunciado una versión actualizada para 2008). También en esta clase está la nueva Nikon Coolpix P80, pero no salió a tiempo para poder probarla; busque una evaluación de ella en línea.

Muchas megazooms agregan la estabilización de la imagen a la lente y si para algo se necesita la estabilización de la imagen es para enfocarse en un objeto lejano. Mientras mayor sea la ampliación, más susceptible es la foto a los pequeños movimientos. Incluso con la estabilización de la imagen, se debe usar un trípode, especialmente en situaciones de poca luz.

¿Quiere características de alto nivel? El modo de cámara lenta de la Casio Exilim Pro EX-F1 toma 60 fotos de resolución completa por segundo y vídeo (a mucha menos resolución) a 1.200 cuadros por segundo. También es capaz de grabar vídeo de alta definición a 1080i, lo que la convierte en un excelente híbrido de cámara para fotos y vídeo.

La capacidad de respuesta de una megazoom (la velocidad con que la cámara toma la foto después de oprimirse el botón del obturador) no se compara con la reacción inmediata de una réflex digital (DSLR). No obstante, estos modelos compactos más regordetes le acercan a usted a la experiencia de usar una réflex digital y lo hacen por mucho menos dinero.

-Andrew Brandt

Olympus SP-570UZ

La megazoom de Olympus (US$500) tiene la mayor capacidad de ampliación de todas las cámaras que probamos. A 20X, las fotos tomadas a 30 pies (10 metros) del fotógrafo parecen primeros planos. El alcance de la SP-570 UZ es asombroso: la cámara abarca el equivalente de 26mm a 520mm de una cámara de rollo de 35mm; es al mismo tiempo una excelente cámara gran angular y una cámara capaz de tomar fotos macro (de cerca) muy detalladas.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/D7B9B2768C838FA885257495000252E3/$File/pag54olympusago08.gif">]

Este monstruo del zoom sabe hacer otras cosas. Tiene un zoom con servocontrol; 23 modos de escena; configuración manual de ISO, apertura, obturador y enfoque; y un modo de “guía” para asesorarle durante del proceso fotográfico.

Cuatro botones para las funciones básicas bordean el lazo izquierdo de la pantalla de 2,7 pulgadas; otros cinco botones organizados como un control de dirección manejan el flash, el cronómetro y el modo macro. Usted ajusta el zoom servocontrolado dando vueltas a un anillo en la lente; un pequeño motor mueve la lente. Para acostumbrarme al movimiento de la lente –que no se mueve exactamente en proporción a las vueltas del dial– tuve que experimentar varias veces.

En ambiente de poca luz tuve problemas con el autoenfoque; se movía de un extremo al otro tratando de enfocar la imagen y a veces demoró hasta 2 segundos para centrarse en el punto focal. A plena luz del día, el sistema de enfoque Olympus iESP (que los controles de autoenfoque utilizan) funcionó extraordinariamente bien y produjo fotos claras incluso al zoom máximo, con la ayuda de la estabilización de imagen integrada en la lente.

-Andrew Brandt

Canon PowerShot S5 IS

Es la cámara más vieja de este grupo, pero no un dinosaurio ni mucho menos. La Canon PowerShot S5 IS (US$400), que debutara en mayo de 2007, sigue siendo la cámara digital con alto zoom más reciente de la compañía. Al igual que sus modelos competidores de 2008, se asemeja a una réflex digital más pequeña. Su zoom óptico llega a 12X.

La S5 IS viene con un excelente mecanismo de estabilización óptica de imagen. Esta característica funcionó de maravillas excepto cuando tenía el zoom a la máxima potencia; sólo entonces se puso borrosa la imagen. La tecnología de detección de rostros también es inteligente, pero a veces resulta igualmente fácil establecer el enfoque uno mismo. La cámara también tiene una función básica de edición de vídeo, asistencia para empalmar las imágenes panorámicas, y ajustes de colores y equilibrio de blancos para las fotos de poca luz.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/D7B9B2768C838FA885257495000252E3/$File/pag55canonaago08.gif">]

La empuñadura permite sostener la cámara con estabilidad y acceso fácil a todos los controles usando el dedo índice o pulgar. Un conveniente botón cuya única función es grabar películas se encuentra junto al visor de la cámara y una palanca inteligente de encendido/modo permite cambiar de modo fácilmente. El único control que eché de menos era un anillo para el enfoque manual; para esto hay que usar los botones de dirección que frecuentemente son más difíciles y se tardan más.

La pantalla LCD abatible de la S5 IS es un gran punto a su favor: es grande, brillante, nítida y totalmente articulada. Y menos mal porque el visor electrónico de la cámara tiene una imagen parecida a la del monitor de seguridad de una gasolinera; es bastante inútil para todo lo que no sea la composición más básica.

El zoom de 12X es rápido y silencioso, y el autoenfoque fue ágil excepto al máximo nivel de zoom; a veces se puso a buscar el objeto cuando me acerqué mucho con el zoom.

La calidad de la imagen fue variable. Las imágenes buenas ocasionalmente sufrían de un nivel de ruido perceptible en todo lo que estuviera por encima del nivel de ISO medio. También noté una leve distorsión en la periferia de muchas de mis imágenes.

A pesar de su práctico menú de funciones para las opciones más comunes, la S5 incluye algunas características “improvisadas” que congestionan los menús (¿quién necesita un aullido de lobo como efecto de sonido para el cronómetro?). Por cada buena característica incluida (la estabilización de imagen, los micrófonos estéreo), hay otra que falta (anillo de enfoque manual, formato de archivo RAW). Pero lo bueno abunda más que lo malo y la S5 es una cámara sólida para los aficionados que se inician en la fotografía más seria.

-Dave Carroll

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *