1

15 maneras en que Microsoft puede reinventarse a sí misma

Una computadora en cada escritorio y en cada casa funcionando con el software de Microsoft.

Esta, según ha expresado reiteradamente Bill Gates, es la visión que él y Paul Allen tenían al fundar su compañía de software en 1975. Aunque es objeto de debate cuándo fue articulado este mantra por primera vez –las instancias más tempranas sólo se remontan a mediados los 1980– lo que es innegable es que Microsoft realmente hizo realidad esa meta tan audaz.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/6D70CAD7C7CFFE8D852574B600778019/$File/pag6sept08.gif">]

¿Un segundo acto?

Ahora que Gates ha renunciado a la administración diaria de la compañía, queda muy claro que la Microsoft moderna sigue siendo una compañía en busca de un segundo acto. Es cierto que todavía es una de las empresas más lucrativas del planeta, con más ganancias monetarias en su año fiscal de 2007 que las de Adobe, Apple, Google, Oracle y Yahoo combinadas. Pero las fisuras en la hegemonía de Microsoft no sólo están apareciendo, sino que además crecen.

En la Web, es Google, no Microsoft, la que inspira la mezcla de asombro y temor que Gates y compañía infundían en la década de 1990, y la respuesta de Microsoft, sus intentos continuos de adquirir a Yahoo, se han debilitado, al menos así era a mitad de julio. Los esfuerzos de la compañía por extender Windows y Office a la Web han sido mediocres y confusos. Sus viejos adversarios como Apple y novatos aguerridos como Mozilla hacen incursiones significativas en el territorio de Microsoft. Y fuera de Redmond, casi todo el mundo tiene la opinión de que Windows Vista es un desastre.

Por eso, aunque nadie me lo haya pedido, voy a darle a Microsoft algunos consejos: 15 pasos que la compañía puede dar en los próximos años. Algunas de estas ideas ya son claramente parte de sus planes; otras, probablemente serían rechazadas al instante. Y claro, ciertos puntos contradicen a otros. Pero a diferencia de Steve Ballmer y compañía, me puedo dar el lujo de estudiar el futuro de Microsoft sin tener que escoger una estrategia para hacerlo realidad.

La visión global

1

Dejen de tratar de serlo todo para todo el mundo. Microsoft produce software y servicios para todos, desde compañías enormes hasta niños pequeños. Provee aplicaciones para las PC, para servidores, dispositivos industriales, teléfonos, unidades GPS y automóviles. Trata de tener una influencia importante en la publicidad en línea. Fabrica consolas de juego, ratones, reproductores de audio, teclados y tablet PC con pantallas táctiles; es incluso propietaria en parte de un canal de noticias por cable. No hay compañía en el planeta capaz de hacer todas estas cosas bien y Microsoft ni siquiera obtiene utilidades en muchas de ellas. En vez de meterse en todos los mercados imaginables, sería más inteligente concentrarse en negocios esenciales como los sistemas operativos, las aplicaciones y servicios de productividad, y las herramientas de programación. Un posible modelo de conducta es IBM, tan disciplinada en las oportunidades que persigue que decidió abandonar el negocio de la PC que ella misma había creado.

2

Renuévense continuamente, no una vez cada pocos años. Windows Vista es un poco trasnochado en parte porque parece que sus características fueron determinadas hace años, en una era de computación anterior, que fue realmente lo que pasó. Esta falta de modernidad es producto del método que Microsoft lleva décadas aplicando al desarrollo y la distribución del software. Google, por el contrario, puede presentar nuevas características en la Web casi tan rápido como se le ocurren. Y aun cuando los productos esenciales de Microsoft siguen siendo las aplicaciones de escritorio en vez de los servicios basados en la Web, tienen que cambiar a un modelo de evolución constante en vez de revoluciones ocasionales. ¿Por qué no puede Microsoft, por ejemplo, evolucionar de un tedioso sistema de parches a una manera moderna de mejorar Windows, Office y otras aplicaciones diariamente?

3

Sean innovadores (lo digo en serio). El mensaje publicitario de Redmond haría creer a cualquiera que Microsoft y la innovación son prácticamente sinónimos. En realidad, la compañía es más imitadora que innovadora: cuando Apple puso en el reverso de los iPod una leyenda minúscula que decía “Diseñado en California”, era inevitable que el Zune tuviera un “Hola desde Seattle” igualmente microscópico. Sería maravilloso para la reputación de la compañía nombrar a un Funcionario Principal de Innovación cuya responsabilidad fuera eliminar despiadadamente todo lo que huela a una imitación carente de sentido.

4

Traten a los clientes como reyes, no como peones. Microsoft utiliza tecnologías de protección de copias que causan dolores de cabeza a los clientes que pagan por sus productos, y luego les dice que lo hace por el bien de esos clientes. Insiste en acabar con Windows XP cuando legiones de usuarios todavía lo quieren. Hasta su lema corporativo –“Your Potential. Our Passion” [“Su potencial es nuestra pasión”]– es condescendiente. La compañía que dominó totalmente el mundo de la computación podría permitirse tener esa actitud; la que se enfrenta a una competencia real en todos los frentes debería tratar a los clientes con más respeto.

Windows: Cómo debe evolucionar

5

Hagan de Windows una experiencia fluida entre el escritorio y la Web. El software de escritorio tiene sus ventajas, como también la tienen los servicios basados en la Web. Las versiones futuras de Windows serían más potentes si pudieran tener un poco de ambos. Y quizás lo tendrán: en febrero de 2007, Bill Gates habló en una entrevista con Newsweek acerca de un atractivo escenario “centrado en el usuario” en el cual Windows sincronizaría todos los archivos, configuraciones, tipos de letras y otros datos a través de la Web, para así tenerlos accesibles en cualquier computadora (Live Mesh, que se encuentra disponible actualmente en una edición preliminar, parece ser una encarnación temprana de esta visión prometedora).

6

Renueven Windows. En 2000, Apple reemplazó el ya decrépito sistema operativo conocido como OS 9 con el completamente renovado y moderno OS X. Esta táctica audaz salvó al Mac OS. Windows no es tan arcaico como el OS 9, pero es difícil imaginar que Windows siga siendo viable durante otra década sin nuevos cimientos. “MinWin”, una versión reducida del núcleo de Windows, podría ser ese nuevo comienzo, pero se rumora que no formará parte de Windows 7, el sucesor de Vista.

7

Dividan a Windows en dos. A la larga, el mundo necesitará una versión de Windows fundamentalmente nueva. Pero las protestas desatadas por los planes de Microsoft de acabar con Windows XP demuestran que muchas personas simplemente quieren una versión del SO que sea familiar y compatible. La compañía ya vende casi 20 versiones del sistema operativo, ¿por qué no complacer entonces a ambos grupos ofreciendo una edición de legado y un Windows que sea totalmente nuevo?

8

Hagan a Windows más aburrido. MS-DOS era un software simple y nada glamoroso que sólo trataba de ser una plataforma sólida para las aplicaciones de Microsoft y otras compañías. En Windows se agregaron herramientas para la fotografía digital, el entretenimiento y las comunicaciones, lo que lo hizo mucho más complejo y menos gratificante. Me encantaría que Microsoft volviera a los fundamentos en las versiones futuras de Windows, pero una de las primeras demostraciones públicas de Windows 7 incluía una nueva versión de Windows Paint. Esto no es una buena señal. Microsoft debería concentrarse en hacer más confiable y seguro el SO, así como más fácil de usar, en vez de agregar cosas a un programa de pintura.

9

Hagan de Windows Mobile el producto insignia. Es obvio que la PC del futuro será descendiente de los teléfonos inteligentes de hoy. Por eso es que Apple reinventó el OS X como un sistema operativo móvil para el iPhone. Y si Windows no puede adaptarse a ese mundo, morirá. Pero Windows Vista es demasiado inflado para funcionar bien en las portátiles baratas, y mucho menos en los teléfonos, y Windows Mobile 6.1 no tiene nada que lo identifique como un producto vanguardista. Se comenta que la primera edición de Windows Mobile reescrita desde cero será la versión 8, que supuestamente no aparecerá hasta dentro de varios años. ¿No sería mejor hacerlo más pronto?

Aplicaciones: Office y más

10

Salten por encima de Google Docs. Hubo un tiempo cuando las aplicaciones de productividad de Microsoft como Word, Excel y PowerPoint no podían competir con las herramientas punteras como WordPerfect, 1-2-3 y Harvard Graphics. Después, Microsoft fue ganando su predominio en el mercado de la oficina a la manera antigua, es decir, construyendo un mejor software. Hoy no debiera ser tan difícil construir una suite en línea que desplace a Google Docs, y no hay nadie en una mejor posición que Microsoft para intentarlo.

11

Incluyan a Office en una suite en línea. Una de las razones por las que Microsoft se ha acercado al mundo de la productividad en línea con tanta cautela es que no quiere matar la gallina de los huevos de oro: las mismas personas que pagan cientos de dólares por una copia de Office creen que las suites de aplicaciones en línea deberían ser gratuitas. ¿Por qué no dar una buena versión de Office para la Web como parte de la compra a esos clientes que pagan? Podría ayudar a mostrar al mundo que vale la pena pagar por las herramientas esenciales basadas en la Web.

12

Hagan que los formatos de archivos de Office sean imprescindibles en la Web. Los formatos de archivos para Word, Excel y PowerPoint son una de las propiedades más valiosas de Microsoft, incluso los de Office 2007 que la compañía ha publicado como normas abiertas. Todos podrían ser activos más valiosos si se usaran ampliamente en la Web como el omnipresente PDF de Adobe. ¿Qué tal un visor unificado de archivos de Office –idealmente con algunas funciones de edición básicas– que fuera fácil de encontrar, instalar y usar? (Office Live Workspace lo hace, más o menos, pero es demasiado complicado para llegar a ser dominante). Esto seguramente tendría más sentido que XPS, la respuesta improvisada de Microsoft a PDF.

13

Apliquen el método de estudio a la creación de software. Microsoft Game Studios, la sucursal de juegos de la compañía, funciona como una confederación informal de firmas de programadores, algunas fundadas por Microsoft, otras adquiridas por ésta y otras independientes. Son ejemplos Bungie (Halo), Ensemble (Age of Empires), Rare (Viva Pinata) y Lionhead (Black and White). Resultado: el juego promedio publicado por Microsoft es posiblemente más interesante que la aplicación promedio de productividad de Microsoft. Si la compañía aplicara el mismo sistema al software de productividad, podría desatar una explosión de creatividad.

14

Construyan el Internet Explorer sobre Firefox. De acuerdo, esto ya lo he sugerido antes. Comprendo que sigue siendo una proposición idiosincrásica y poco probable. Pero todavía me parece una buena idea. Tal vez en una época el IE haya sido un producto estratégico para Microsoft, pero hoy no es más que un estorbo. ¿Por qué no reemplazarlo por un “Internet Explorer” más delgado y ágil que bajo la superficie no sea otra cosa que el tremendamente personalizable Firefox?

15

Sean uno de los principales desarrolladores para el iPhone. “Para crear una nueva norma hace falta algo que no sólo sea un poco diferente… hace falta algo que sea realmente nuevo y que capte la imaginación de la gente”, declaraba Bill Gates en 1984. No estaba hablando de un producto de Microsoft, se refería a la recién estrenada Apple Macintosh. Y a pesar de que la Mac competía directamente con las PC que utilizaban DOS (y luego con Windows), Microsoft fue lo suficientemente inteligente como para establecerse como uno de los desarrolladores más importanets de la Mac (incluso produjo el Excel para esa plataforma primero). Si Steve Ballmer abrazara al iPhone con el mismo entusiasmo, Microsoft ganaría dinero y los desarrolladores de la compañía aprenderían cosas que pudieran hacer a Windows Mobile más formidable.

Microsoft bien pudiera seguir siendo la compañía de software más grande del mundo durante muchos años, pero va a necesitar todas las ideas buenas que pueda.

AOL aumenta un 20 por ciento los costos de suscripción para el servicio de Internet por conexión telefónica: ¡Es como si Microsoft cobrara más por Windows 3.1!

Verizon Wireless ofrece el servicio de música por suscripción Rhapsody, sin DRM: Ahora usted puede recibir bonita música en su aburrido teléfono.

La ley de California dice que los conductores de vehículos tienen que usar dispositivos que permitan hablar por teléfono sin usar las manos: Todavía estamos esperando la manera de comer Big Macs, afeitarse y aplicar maquillaje sin usar las manos.

Facebook obligará a sus miembros a definirse como del sexo masculino o femenino: Porque no hay nada más desagradable que encontrar que su mejor amiga resulta ser un fulano.

El año pasado se perdieron 637.000 PC portátiles en los aeropuertos, dice un estudio encargado por Dell. Quizás la Aduana todavía está revisando sus contenidos.

Chrysler añadirá Wi-Fi a algunos modelos de 2009 y justo a tiempo: Ahora usted podrá usar Google para encontrar gasolina a US$6 por galón para su SUV, que recorre 13 millas por galón.

Tal vez en una época el IE haya sido un producto estratégico para Microsoft, pero hoy no es más que un estorbo. ¿Por qué no reemplazarlo por un “Internet Explorer” más delgado y ágil que bajo la superficie no sea otra cosa que el tremendamente personalizable Firefox?

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/6D70CAD7C7CFFE8D852574B600778019/$File/pag7sintoniasep08.gif">]

Aunque Bill Gates finalmente ha renunciado a casi todas las responsabilidades que tenía en Microsoft, sus perspectivas de empleo no se han agotado totalmente. Lea

‘10 ocupaciones secundarias para Bill Gates’ en www.pcwla.com/buscar/08090600.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *