1

Capte una instantánea del agua en pleno vuelo

Tome fotos asombrosas de alta velocidad con globos llenos de agua y su cámara digital.

Es irónico que me preocupe tanto por fotografiar objetos en movimiento, por captar la esencia de la velocidad y la dinámica en lo que por definición es un medio estático. Quizás se deba a que cuando era niño me fascinaban las fotos estroboscópicas que parecían revelar segmentos del tiempo que el ojo humano nunca ve.

[<img border=”0″ src=”/pcwla2.nsf/0/E66DA0BA2145FD80852574B7001AF0A6/$File/pag79globosep08.gif”>]

De cualquier manera, usted no necesita disponer de un banco de luces estroboscópicas ni de equipos fotográficos de alta velocidad como en la película The Matrix [La matriz] para hacer este tipo de cosa. Tome, por ejemplo, esta foto (www.flickr.com/photos/heldes/230132344/in/set-72157594331531291/) que está siendo muy visitada en Flickr. El fotógrafo captó la imagen de un globo lleno de agua sólo milisegundos después de que estallara sobre la cabeza de la modelo.

Mi hija y yo decidimos hacer nuestra propia versión del experimento del “sombrero de agua”. Como las temperaturas no son muy cálidas aquí en la costa noroeste del Pacífico (vivimos en el estado de Washington), pasamos por alto la parte del “sombrero”. Marin hizo estallar el globo a su lado para mantenerse lo más seca posible.

Para empezar

Comenzamos llenando algunos globos de agua. Yo los llené y ella los amarró; llevamos entonces seis de ellos en una bandeja al jardín temprano en la tarde, cuando teníamos la mayor cantidad de luz.

La luz es importante porque habrá que usar la velocidad de obturador más rápida posible y, mientras más luz tenga, a más velocidad podrá graduar el obturador. Escoja un día soleado y, si su cámara tiene un modo de prioridad a la apertura, escoja la apertura máxima (por ejemplo, f/2,8 o f/4). Al tener el diafragma abierto al máximo, la cámara responderá con una velocidad de obturador más alta. Tomé mis fotos a entre 1/2000 y 1/8000 de segundo, pero usted podrá obtener resultados interesantes a velocidades de hasta 1/1000 de segundo. Si tiene problemas para lograr una velocidad alta del obturador, aumente el nivel ISO de su cámara.

Disponer de alta velocidad en el obturador es magnífico, pero ¿sabe usted cuándo tiene que disparar? Sin sensores avanzados ni acceso a un laboratorio científico, hace falta un poco de planificación y de suerte. Monté mi cámara en un trípode y encuadré en el visor a Marin, que sostenía el globo de agua.

Un último detalle: Prepare su cámara para que dispare en el modo más rápido. Si tiene un modo de ráfaga que toma una serie de fotos al oprimir el botón del obturador, ya habrá descubierto por fin un buen uso para esa configuración. Si tiene uno de “motor drive” [“acción motorizada”] que toma fotos continuamente mientras usted mantenga oprimido el botón del obturador, escójalo.

A continuación, nos dispusimos a ensayar. Le dije a Marin que empezaría una cuenta regresiva “3, 2, 1, ¡pínchalo!” Al igual que en el intercambio en broma entre Danny Glover y Mel Gibson en la película Arma Mortal, ella me preguntó si debería pinchar el globo justamente en el instante en que yo dijera “pínchalo”, o esperar hasta después del “3, 2, 1, pínchalo” para entonces reventarlo (le confirmé que debería hacerlo estallar tan pronto me oyera decir “pínchalo”).

Tomando las fotos

Empecé la cuenta regresiva. “3, 2, 1…” y cuando dije “pínchalo” oprimí y así mantuve el botón del obturador hasta que había tomado una media docena de fotos. A la izquierda aparece la primera foto exitosa que conseguí.

No podíamos haber pedido un resultado mejor en nuestro primer intento: habíamos captado, casi perfectamente, el instante después de reventar el globo, pero antes de que la gravedad tuviera la oportunidad de hacer que el agua perdiera su forma. Básicamente, fotografié a Marin sosteniendo una pelota de agua.

¿Qué pasaría si usted perdiera ese momento mágico de la pelota de agua y lo que obtiene es una instantánea del agua chorreando entre los dedos de su modelo? Es por eso que trajimos una bandeja llena de globos. Simplemente vuelva a probar y si es posible varíe la coordinación. Usted puede comenzar su ráfaga de fotos antes de la señal de “pínchalo”, o tratar de hacerlo simultáneamente. En todo caso, con unos pocos globos es casi seguro que conseguirá algunas fotos asombrosas.

Sus resultados van a depender de la velocidad más alta que tenga el obturador de su cámara y de cuántas fotos por segundo puede tomar, además de otros factores menos tangibles como la luz disponible y la manera en que compone y ejecuta la foto. Usted puede ver más fotos de este experimento en mi página de Flickr (www.flickr.com/photos/davejoh/).

Por tanto, aproveche la temporada de verano y que los días son cálidos y largos. Pruebe suerte y envíeme sus mejores fotos. Las publicaré en un boletín próximo.

-Dave Johnson

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *