1

¿Cómo puede ser tan barato un iPhone nuevo y mejorado?

Todo el mundo sabía que Apple tenía planes de producir un iPhone con capacidad para banda ancha móvil, ¿pero por menos de US$200? Esto es lo que está pasando.

¿Se pregunta por qué los nuevos iPhones cuestan menos que las versiones originales? Los últimos iPhones (“la próxima generación”), que vienen equipados con capacidad para 3G y GPS, y con baterías de más larga duración, se venden por US$199 (para los modelos que tienen 8GB de memoria) y US$299 (para los de 16GB).

Esto representa un descuento de US$200 con respecto a los precios de la generación anterior de los iPhones, que eran US$399 por la versión de 8GB y US$499 por la de 16GB. Y, por supuesto, Apple cobraba US$599 por su iPhone de 8GB durante el debut de ese modelo hace más de un año, tres veces más de lo que cuestan los modelos nuevos de 8GB.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/B71AC7BFB26D057E852574B6007B16B3/$File/pag50iphonecoloressep08.gif">]

Que el precio baje en un producto de tecnología no es nada raro, pero es menos frecuente cuando se añaden nuevas prestaciones y mejor desempeño. Sin embargo, los expertos explican que hay varios factores que hacen posible el bajo precio.

El precio y la calidad

Tina Teng, una analista especializada en las comunicaciones inalámbricas que trabaja para la firma de estudios de mercado iSuppli, cree que los radios de 3G y GPS incluidos en los nuevos modelos probablemente añadieron costo a los nuevos iPhones, pero indica que el precio de otros componentes (especialmente la memoria) ha bajado.

Según el vicepresidente de Gartner, Ken Dulaney, incluso la tecnología de radio 3G del iPhone cuesta considerablemente menos ahora que hace un año, ya que la mayor parte de las compañías que fabrican chips para teléfonos móviles están adoptando la tecnología más rápida. Los precios bajos se deben al aumento en la oferta.

Otro factor que pudiera contribuir a la caída de los precios del nuevo iPhone es la disposición de Apple a cambiar el diseño para reducir el costo, incluida su decisión de reemplazar el metal por el plástico en la cubierta del teléfono. ¿Degradará mucho esa decisión la calidad del producto? Por ahora es demasiado pronto para saberlo.

“Para los usuarios, lo que importa es la estabilidad y la funcionalidad”, dice Teng. “Estoy segura de que [Apple] realizó muchas pruebas para asegurar que los materiales que ahora emplea sean duraderos”.

Algo más que ventas de hardware

Pero Dulaney dice que la rebaja tiene que ver con algo más que con la matemática de producción, y apunta a las complejidades de las ventas de teléfono subvencionadas. El mismo día en que Steve Jobs anunciaba la actualizacion del iPhone, AT&T –proveedor exclusivo del servicio telefónico para el iPhone en Estados Unidos– decía a los inversionistas cómo habría de cambiar el acuerdo establecido con Apple en 2007. AT&T explicaba que los ingresos obtenidos por la venta del iPhone 3G declinarían al principio, pero que en el futuro esperaba obtener más utilidades con los servicios de datos que ofrecerá a lo que, según anticipa la compañía, será una enorme base de clientes.

Traducción: AT&T vuelve al modelo tradicional de ventas de teléfonos en EE.UU., pagando a Apple por adelantado para mantener el costo del iPhone más bajo a fin de conseguir una gran cantidad de clientes que firmen contratos por dos años. El proveedor del servicio telefónico pagará a Apple una subvención por cada teléfono vendido, con la finalidad de hacer que baje el precio del hardware. AT&T no especificó la cantidad de la subvención, pero las subvenciones de US$200 a US$300 son comunes en la industria celular.

Los nuevos planes de datos costarán US$10 más al mes que los US$20 del modelo original, pero el precio inicial para los planes de datos empresariales se mantendrá en US$45 mensuales.

El iPhone 3G requiere que los compradores firmen un contrato de servicio de dos años con AT&T, como pasaba con su predecesor. Shiv Bakhshi, director de investigaciones de movilidad para IDC, pronostica que Apple recuperará cualquier reducción en sus propias ganancias por las ventas de dispositivos “(a) mediante más volúmenes y (b) mediante servicios que, según creo, van a ser ofrecidos por iTunes”. De acuerdo con Jobs, el iPhone vendió 6 millones de unidades durante su primer año en el mercado.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/B71AC7BFB26D057E852574B6007B16B3/$File/pag50iphoneblancosep08.gif">]

Este modelo de negocio no hubiera sido posible hace un año, recuerda Bakhshi. “Cuando apareció el iPhone, era con un solo operador y en un solo país. Ahora se ofrece en 22 países como teléfono 3G, y estará en 70 países para fin de año”.

El nuevo iPhone habrá comenzado a venderse el 11 de julio. Además de su estreno en Estados Unidos, estará disponible inicialmente en casi toda Europa Occidental y Septentrional, así como en Australia, Canadá, Hong Kong, Japón, México y Nueva Zelandia.

-Yardena Arar

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *