1

Polémica cámara de pantalla táctil de Panasonic

La superficie metálica cepillada, el flash delgado y bien colocado, y la lente Leica de 10 megapíxeles con zoom óptico 5X equivalente a 25mm-125mm, son elementos atractivos de la Panasonic Lumix FX500.

Pero la característica principal de esta cámara compacta de US$400 es su pantalla táctil de 3 pulgadas, un componente que seguramente generará controversia entre los puristas de la fotografía.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/EA82F3AA1BE3B846852574B600792B3F/$File/pag26lumixsep08.gif">]

Lumix FX500 | Panasonic

La FX500 no va a sustituir al

modelo réflex digital que usted

tenga ahora, pero es una pequeña

cámara con clase que funciona

muy bien. Precio: US$400

www.pcwla.com/buscar/08092602

La pantalla táctil de la FX500 puede utilizarse para alejarse o acercarse con el zoom en las fotos que ya han sido tomadas y para llegar con más facilidad a algunas de las opciones en los menús de la cámara. Con ello se elimina el tedioso proceso de recorrer las capas de menús que se experimenta en muchas cámaras, lo cual es especialmente una buena noticia porque la FX500 ofrece 21 modos de escena predeterminados, entre ellos los de retrato, fiestas y noche estrellada.

Para efectuar ajustes manuales, fijar la prioridad a la apertura y la prioridad al obturador hay que usar las barras de desplazamiento en la pantalla táctil. Incluso aquellas personas que gozan de buena coordinación en sus movimientos pudieran encontrar frustrante este proceso a menos que recurran a la pluma incluida con la FX500.

La calidad de la imagen fue mixta en nuestras pruebas de laboratorio: la FX500 produjo imágenes definidas, pero no se distinguió en nuestras pruebas de exposición con flash o de exposición normal.

No hubo casi ningún retraso entre el momento en que oprimí el obturador y cuando las fotos se escribieron en la tarjeta. Esta característica, combinada con el enfoque automático y la exposición rápida y precisa, hacen muy satisfactorio tomar fotos con la Panasonic Lumix FX500.

-Kathleen Cullen

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *