1

¿Son los cables de mayor precio un gasto innecesario?

Camine por los pasillos de su tienda local de electrónica y verá cables con precios de US$300 o más.

¿Pueden estos cables tan caros justificar su precio con una calidad de señal superior?

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/AAAA86A0CA1854B4852574B7001AD212/$File/pag78cablesep08.gif">]

La respuesta se reduce a si el cable es para tecnologías digitales o analógicas. Las señales digitales son simplemente bits de datos y si todos los bits llegan a su destino, la salida que usted obtendrá será tan buena como los datos originales. Así que comparado con un cable barato de US$30, ese cable HDMI de US$300 que le vende un minorista chic de electrónica no le dará un solo píxel de calidad mejorada en su HDTV. Lo mismo se puede decir de los cables DVI, FireWire y USB.

Sin embargo, con los cables analógicos la diferencia es más subjetiva. Una prueba no muy científica realizada en enero por Lee Gomes, del periódico Wall Street Journal (www.pcwla.com/buscar/08097801), encontró que sólo una pequeña mayoría (el 61 por ciento) de los oyentes prefería el sonido de un par de cables Monster de US$2.000 sobre los cables de altavoces baratos que uno compra en la ferretería.

Me parece que puedo oír la diferencia de calidad entre un juego de cables baratos de US$5 y los cables de US$30 sin oxígeno y con conectores revestidos de oro. Más allá de esto, todo lo demás me suena igual. Avi Greengart, un analista de electrónica del consumidor que trabaja para Current Analysis, comparte mi punto de vista.

Como los cables de cobre normales se oxidan, lo que reduce la señal que pasa a través del cable, dice Greengart, “yo personalmente recomiendo comprar cables que estén 99,99 por ciento libres de oxígeno y con conectores revestidos de oro en vez de los cables de cobre regulares.” Ese tipo de cable de audio no tiene que costar mucho, pero algunos fabricantes hacen que los clientes paguen un ojo de la cara.

Greengart tiene este mensaje para aquellas personas que están dispuestas a gastar cientos de dólares en cables: “Ciertamente, si les sobra el dinero, tienen todo el derecho a disfrutarlo malgastándolo de esa manera”.

Cuando se trata de cables de electrónica para el consumidor, lo barato no siempre sale caro.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *