1

Un “jugo” que se sirve en los cibercafés

La Internet, qué duda cabe, tiene un potencial enorme de amplificación, con su vasta combinación de servidores, conexiones y terminales diseminados por todas partes.

Esta característica ha sido reconocida desde hace tiempo como un medio de aprovechar la potencia consolidada de la Red de Redes en la realización de tareas que requieren niveles extremos de procesamiento, pero es ahora, en la era de la Web 2.0, que empieza a popularizarse en aplicaciones ordinarias.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/966D62653AB4FFFD852574B6007E4B61/$File/pag63jugosep08.gif">]

En la computación “en la nube”, como se conoce actualmente este viejo procedimiento, un usuario que no cuenta con un hardware demasiado capaz o con las aplicaciones necesarias para una función determinada (por ejemplo, en un teléfono celular o un “cliente delgado”) puede tener acceso a esos recursos “en la nube” (léase, en un sitio de Internet).

Es lo que usted hace si utiliza las aplicaciones de Google Docs, o busca en Live Search de Microsoft, o sincroniza su iPod con otros dispositivos mediante Mobile Me, el servicio de Apple recientemente presentado. Todos emplean una tecnología similar para diferentes fines, con una interfaz de usuario apropiada para cada fin.

Jooce, que en inglés suena como “jugo”, es otro de los servicios que intenta abrirse paso en este “nublado” escenario, y tiene también un objetivo declarado: potenciar a la enorme cantidad de personas que acceden a la Internet diariamente desde los cibercafés de todo el mundo. Creado por una empresa de reciente inserción radicada en Luxemburgo y París, Jooce (www.jooce.com) ofrece casi todo lo que un usuario sin computadora propia puede necesitar para compartir y reproducir archivos, fotos, música, documentos, vídeos; jugar juegos; comunicarse a través de los principales servicios de correo electrónico, IM, charlas y redes sociales; almacenar archivos y contactos; y hasta personalizar el escritorio. Basta con arrastrar un archivo a ese escritorio para ponerlo en la nube y tener acceso a él en cualquier momento desde cualquier equipo con conexión a Internet.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *