1

Google busca una patente para romper los grilletes de suscriptores móviles

Una aplicación para una patente por parte de Google describe un sistema que le permitiría a las operadoras pujar en tiempo real por la oportunidad de ofrecer servicios a los usuarios finales.

Imagínese pedirle a las operadoras de teléfonos móviles que compitan en una subasta por la oportunidad de ofrecerle sus servicios y que después pueda cambiarse de una operadora a la otra, múltiples veces al día, para conseguir los mejores precios o más ancho de banda.

Imagínese hacer esto, sin ninguno de los problemas asociados a cambiarse de operadora – nada de cobros por terminación temprana, transferencia de número de teléfono o compras de nuevos equipos.

Google ha diseñado un plan para que este sistema exista en una aplicación patentada. Presentada inicialmente en marzo de 2007, la aplicación, que no está disponible en el sitio de Búsqueda de Patentes de Google, fue publicada en el sitio de la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos el jueves.

El sistema requeriría que los usuarios finales tuviesen dispositivos móviles que pudiesen operar en diferentes tipos de redes, incluyendo Wi-Fi y las diferentes tecnologías celulares incompatibles, así como en las redes de múltiples operadoras.

En uno de los casos descrito en la aplicación, un usuario podría tener un dispositivo que está configurado para usar en todo momento la opción de conectividad menos costosa. Cuando esté en casa, el dispositivo se conectaría a la red Wi-Fi del usuario. Afuera, cambiaría a la red celular.

Pero una vez afuera, el dispositivo podría, periódicamente, buscar otros proveedores de servicio disponibles, pidiéndoles a los proveedores de servicio que pujaran por la oportunidad de ofrecer el servicio al consumidor. El dispositivo podría cambiar automáticamente a la red que tiene el mejor precio sin interrumpir la llamada del usuario, o la conexión de datos.

Un programa en el teléfono podría contactar a cada una de las redes disponibles individualmente, o el teléfono podría comunicarse con un servidor central que maneje las negociaciones con cada proveedor de servicio.

Un usuario podría definir diferentes parámetros, no sólo basándose en el precio. “Aparte del precio como un factor para seleccionar el proveedor de telecomunicaciones apropiado, los usuarios podrían optar por modelos alternativos de subasta basados en el máximo de banda ancha ofrecido, mejor cobertura/confiabilidad, o alguna combinación de opciones”, se lee en la aplicación.

Porciones de la propuesta de Google ya están disponibles de la mano de otros proveedores en el mercado, pero el gigante de las búsquedas podría tener dificultades implementando su amplia visión, porque las operadoras móviles podrían no ver ningún incentivo para unirse al programa.

Actualmente, T-Mobile ofrece un teléfono que usa automáticamente la red Wi-Fi del hogar del cliente para transmitir las llamadas cuando el usuario esté en casa, cambiando las llamadas, sin que el cliente lo note, a la red celular si el usuario sale de casa mientras se efectúa una llamada.

Pero Google argumenta que ese tipo de oferta tiene sus limitaciones. “Sin embargo, generalmente un sistema de esta naturaleza esta limitado en el número de servicios que puede proveer y en la manera en que puede proveerlos. Por ejemplo, un usuario podría estar restringido a un plan en particular o a un proveedor de acceso de telecomunicaciones en particular… El usuario, en cambio, podría estar interesado en tener acceso a numerosas y superiores aplicaciones y podría desear la libertad de usar una variedad modos de comunicación”, se lee en la aplicación.

Si Google tratara de implementar este sistema, las operadoras móviles podrían no estar interesadas en unirse. Por lo general, éstas tratan de mantener a los clientes en su propia red, como una manera de recibir regularmente ingresos garantizados. El plan de Google haría que fuese fácil para los usuarios finales transferir las llamadas y el flujo de ganancias a otras operadoras que pudiesen ofrecerles un mejor precio o servicio.

Google no respondió una pregunta acerca de haber discutido la idea con las operadoras móviles. Tampoco respondió directamente una pregunta sobre si tratará de implementar este sistema. “Presentamos aplicaciones para patentes de una variedad de ideas que se les ocurren a nuestros empleados. Algunas de esas ideas, más tarde maduran para ser productos o servicios reales, algunas no. No se deben inferir anuncios sobre prospectos de productos a partir de nuestras aplicaciones para patentes”, dijo la compañía en un comunicado.

Google ha buscado cada vez más maneras para participar más activamente en el mercado móvil. Esta misma semana lanzó, junto a T-Mobile, el primer teléfono móvil que corre el software Android. A lo largo de los dos últimos años, el gigante de las búsquedas se ha quejado frecuentemente sobre el cerrado ambiente del mercado de telefonía móvil, donde las operadoras deciden qué teléfonos pueden conectar los usuarios a sus redes y qué aplicaciones pueden correr en sus teléfonos. Su aplicación permitiría un ambiente donde los usuarios finales tendrían más control, cambiando de operadora a operadora a voluntad dependiendo de una variedad de factores.

El sistema alentaría mayor apertura en el Mercado, argumenta Google. “Porque el usuario controla el dispositivo, el usuario recibe mayor flexibilidad decidiendo qué aplicaciones necesita o quiere. Además, la generalización de los canales de comunicación permite mayor desarrollo abierto de dispositivos y aplicaciones para ser corridas en ellos, porque las transmisiones están estandarizadas, y cualquier dispositivo puede usar las comunicaciones de acuerdo al estándar que le funcionará. Así, por ejemplo, un acercamiento de este tipo permite el desarrollo de un teléfono de arquitectura abierta u otro dispositivo de comunicación”, de acuerdo a la aplicación.

La idea de Google aplica el concepto similar de la subasta que usa en su sistema de compra de anuncios, Adwords. Esta no es la primera vez que la compañía ha propuesto extender el modelo a nuevas áreas. El año pasado, la compañía envió un documento a la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos, proponiendo un plan que permitiría a los proveedores de servicios móviles pujar en tiempo real en una subasta por el derecho a usar una parte del espectro por un periodo determinado de tiempo para así poder proveer servicios a los teléfonos. La idea, efectivamente, abriría un mercado secundario para el espectro.

Por Nancy Gohring

IDG News Service (Agencia de Seattle)

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *